Martes, 22 de febrero de 2005
Sentencia favorable por mobbing
en el Ayuntamiento de Zaragoza

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo n?mero 2 de Zaragoza ha dictado sentencia por la que se reconoce que el recurrente, funcionario del Ayuntamiento de Zaragoza, ha sido objeto de acoso laboral y le requiere al Ayuntamiento para que haga cesar tal actitud por parte de los superiores del citado funcionario que la hayan ejercido. La importancia de esta sentencia radica en que es pionera en el reconocimiento del acoso laboral en la Administraci?n. Situaci?n ?sta que se da con especial virulencia en este ?mbito bajo el escudo de las necesidades del servicio y la facultad de auto-organizaci?n, dos herramientas que en manos de desaprensivos puedan dan lugar a situaciones como la denunciada.
Los antecedentes del caso se remontan al a?o 2000 en el que el Ayuntamiento de Zaragoza convoc? concurso de m?ritos para la provisi?n de plazas, entre ellas la de jefe de compras del Servicio de Conservaci?n de Infraestructuras. El recurrente particip? en el citado concurso y finalmente obtuvo la plaza de la que tom? posesi?n el 14 de enero de 2002 sin que este hecho supusiera su efectiva incorporaci?n al puesto de trabajo obtenido ya que ?ste se hallaba ocupado provisionalmente por otro funcionario cuyo destino era topograf?a.
No conforme con impedirle la efectiva ocupaci?n del puesto de trabajo asignado por concurso de m?ritos, sus superiores m?s inmediatos llevaron a cabo todo tipo de argucias para impedir el desempe?o de las funciones propias de jefe de compras. Mantuvieron al funcionario que provisionalmente ocupaba la plaza en el desempe?o de la misma, mientras al recurrente le asignan otro despacho y otras funciones, adem?s de darle ?rdenes contradictorias. Todo ello desencaden? una situaci?n de baja por depresi?n.
Tras presentar varios escritos, denunciando su situaci?n a los concejales responsables sin que estos se dignaran ni a responder, se dirigi? al Justicia de Arag?n quien, con fecha 8 de mayo de 2003, sugiere al Ayuntamiento de Zaragoza ?que adopte las medidas precisas para dar a la mayor brevedad posible una soluci?n adecuada a la situaci?n detectada de riesgo para la salud que afecta a D......., Jefe de la Unidad de Compras del Servicio de Conservaci?n de Infraestructuras?. Sugerencia que tampoco ha sido llevada a cabo por la corporaci?n.
Finalmente el funcionario interpuso una demanda, a trav?s de los servicios jur?dicos de UGT, ante los Juzgados de lo Contencioso-Administrativo que han fallado en sentencia de diciembre de 2003, en cuyo fundamento de derecho segundo dice: ?Lo anterior supone que el se?or (...), que ven?a desempe?ando el puesto, en calidad de adscripci?n provisional, de jefe de compras no ha sufrido la m?s m?nima alteraci?n en su situaci?n, cuando la consecuencia l?gica hab?a sido cesar en el puesto y volver de inmediato a su puesto de Auxiliar de Topograf?a, ocupando el recurrente el puesto, f?sico, econ?mico y funcional ocupado hasta entonces por (...). Por tanto, hay una anomal?a injustificada (se ignora qu? bula tiene el mentado) y es la permanencia del mismo, de forma material, aunque no de nombre, en el puesto, con el agravante de que usurpa el puesto y las funciones a que tiene derecho el recurrente?.
Finalmente falla estimando en su totalidad el recurso interpuesto acordando el cese de forma efectiva del Sr. ... en la adscripci?n al puesto de jefe de compras, y en todas las tareas que como tal desempe?a, con reintegro a su puesto originario. Asimismo, declara que el recurrente ha sido objeto de acoso laboral en el ayuntamiento, requiriendo al mismo para que haga cesar tal actitud por parte de los superiores que la hayan ejercido y declara el derecho del recurrente a realizar turnos de guardia y prolongaciones de jornada, as? como a mantener el horario de trabajo que ten?a asignado antes de la modificaci?n injustificada del mismo.
Publicado por tuasesor @ 23:57
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios