Domingo, 27 de febrero de 2005
(SENTENCIA TRIBUNAL SUPREMO 11 JUNIO 2001 Rec. 3189/2000.)

A la finalizaci?n de sus relaciones laborales, los trabajadores suscribieron un documento en el que se dec?a haber recibido de su empleadora una determinada cantidad, ?como liquidaci?n de todos sus devengos, sueldos e indemnizaci?n en la Sociedad, quedando por completo finiquitadas sus cuentas en la misma, cesando por despido y dando por terminada en dicha fecha la relaci?n laboral que le un?a con la misma, percibiendo todas las cantidades que por todos los conceptos pudieran corresponderles por saldo y finiquito, y sin que tuvieran que reclamar a la mencionada compa??a cantidad alguna por alg?n otro concepto.? Los trabajadores, que no hab?an disfrutado vacaciones y hab?an realizado un exceso de jornada, reclaman cantidades por tales conceptos.

Con cita de la doctrina establecida en la sentencia del Tribunal Supremo de 28-2-2000, dictada en Sala General, indica que el consentimiento de los contratantes no puede entenderse que haya reca?do sobre el objeto ahora reclamado, ni tuvo causa, de modo que al no aparecer en el finiquito la remuneraci?n de horas extraordinarias, plus de asistencia y puntualidad, cuya realidad consta en los hechos probados, el efecto liberatorio de aqu?l no alcanza a estos conceptos retributivos. As? pues, se ha infringido el art. 1.283 del CC, cuando afirma que ?cualquiera que sea la generalidad de los t?rminos de un contrato, no deber?n entenderse comprendidos en ?l cosas distintas y casos diferentes de aquellos sobre los que los interesados se propusieron contratar.?

Aun cuando en el recibo de finiquito se haya incluido una f?rmula general conforme a la cual se den por satisfechos la totalidad de los derechos que puedan corresponder al trabajador frente a la empleadora, dicho documento no producir? efecto liberatorio alguno sobre los conceptos o complementos que no hayan sido retribuidos con el mismo.
Publicado por tuasesor @ 4:43
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios