Jueves, 03 de marzo de 2005
Beneficiarios


Serán beneficiarios:


Hijos del causante menores de 18 años, y los mayores incapacitados si padecen una incapacidad permanente absoluta o gran invalidez, e independientemente de su filiación por lo que la prestación se reconoce a los hijos sean o no matrimoniales y a los adoptivos.


Hijos del causante menores de 22 años o de 24 años, en caso de que el beneficiario hubiese perdido a los dos progenitores, si en la fecha del fallecimiento no realizasen trabajos por cuenta ajena o propia o cuando, realizando éstos, los ingresos que obtengan sean inferiores al 75 % de la cuantía del salario mínimo interprofesional.


Hijos del cónyuge que sobreviva, siempre que el matrimonio se hubiera celebrado 2 años antes del fallecimiento del causante, hubieran convivido a sus expensas y, además, no tengan derecho a otra pensión de la Seguridad Social, ni queden familiares con obligación y posibilidad de prestarles alimentos, según la legislación civil.


Requisitos

Que el trabajador esté en alta o situación asimilada y haya cotizado 500 días dentro de los 5 años anteriores al fallecimiento.

Si la causa de la muerte es accidente, sea o no laboral, o enfermedad profesional, no se exigirá este periodo de cotización.


En el caso de que el causante sea pensionista, no se exigirá periodo previo de cotización.


Si el trabajador no está en situación de alta o asimilada al tiempo del fallecimiento, también habrá derecho a la pensión de viudedad si el trabajador tuviese cotizados al menos 15 años.


Cuantía


Será del 20 % de la misma base reguladora del causante para cada huérfano y en caso de que exista beneficiario por viudedad su importe se añadirá a este representando un incremento sobre el 45 % que se percibe por tal concepto.


Aún en el caso de que existan varios huérfanos la suma del importe de la pensión de orfandad y de la de viudedad, no podrá superar el 100 % de la base reguladora.


Si el fallecimiento fue debido a accidente de trabajo o enfermedad profesional, se concederá además de la pensión una indemnización a tanto alzado para cada huérfano por el importe equivalente a una mensualidad de la base reguladora del trabajador.

Si no existe cónyuge beneficiario, el importe de la indemnización que este caso le correspondería por la cuantía de 6 mensualidades de la base reguladora, se distribuirá entre los huérfanos.


Incompatibilidades


La pensión de orfandad es compatible con cualquier renta de trabajo del cónyuge superviviente y con cualquier renta del trabajo que perciba el menor de 18 años.


La pensión de orfandad de los mayores de 18 años sólo será compatible con el trabajo por cuenta propia o ajena de éste cuando los ingresos obtenidos no superen el 75 % de la cuantía del salario mínimo interprofesional.
Publicado por tuasesor @ 0:07
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios