Domingo, 06 de marzo de 2005
MARGINAL: AS 1995\4369
RESOLUCION: SENTENCIA de 14-11-1995.
Recurso de Suplicaci?n n?m. 2221/1995
JURISDICCION: SOCIAL (TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE PAIS VASCO, Sala de lo Social)
RESUMEN:
CIERRE PATRONAL: ilegal: volumen de inasistencia o de irregularidades que
impiden gravemente el proceso normal de producci?n: falta de prueba; huelga
legal.

[TEXTO]:
El TSJ desestima el recurso interpuesto por la empresa demandada contra la
Sentencia del Juzgado de lo Social n?m. 3 de Vizcaya, de fecha 19-5-1995,
dictada en autos promovidos en reclamaci?n de conflicto colectivo.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.-La ?nica instancia del proceso en curso se inici? por demanda y
termin? por sentencia, cuya relaci?n de hechos probados es la siguiente:
?I.-El presente conflicto colectivo afecta a un total de 168 trabajadores
de la empresa "Tarabusi, SA" en el centro de Igorre, siendo los operarios
indirectos y el grupo de empleados (administrativos, t?cnicos y
subalternos).
II.-El resto de trabajadores de la empresa, operarios directos que perciben
primas a la producci?n y que constituyen un total de 223 personas
aproximadamente, el 20 de octubre de 1994 dio comienzo a una huelga con
paros de 4 horas consecutivos en cada uno de los relevos de la jornada
diaria (de 10 a 14 horas en el relevo de ma?ana, de 18 a 22 horas en el de
tarde, de 2 a 6 horas en el de noche, y de 12 a 16.20 horas en la jornada
partida), estando prevista su duraci?n hasta el 30 de noviembre de 1994.
El motivo alegado, y comunicado por el Comit? tanto a la empresa como a la
Delegaci?n Territorial de Trabajo de Bizkaia, fue el establecimiento por la
empresa, a trav?s de su Departamento de M?todos y Tiempos, de unos valores
que se estimaban incorrectos e injustos porque ve?an mermadas las cantidades
percibidas como primas a la producci?n al no alcanzar rendimientos acordes
con el esfuerzo realizado, y tambi?n por las variaciones sustanciales
sufridas en el sistema que se ven?a aplicando.
La Direcci?n de la empresa acord? los servicios m?nimos necesarios y
modific? el horario de trabajo de los trabajadores a jornada partida, la que
determin? la intervenci?n de la Inspecci?n de Trabajo con emisi?n de un
informe el 24 de octubre de 1994 en el que se apreciaba la intenci?n del
cierre patronal por la empresa. Por la patronal se corrigieron las medidas
adoptadas.
III.-El 28 de octubre de 1994 la empresa "Tarabusi, SA", al amparo del art.
12.1.c) del RDLey 17/1977, de 4 marzo, y con los efectos previstos en los
p?rrafos 1, 2 y 3 de su art?culo 6.? acord? el cierre patronal de su centro
de trabajo en Igorre en tanto perdurara la situaci?n de huelga y durante las
horas comprendidas entre las 2, las 6, las 10 y las 14, y las 18 y las 22
horas, comunic?ndolo al Comit? de Empresa y a la Delegaci?n Territorial de
Trabajo y Seguridad Social del Gobierno Vasco.
IV.-El Comit? de Empresa present? un escrito fechado el 3 de noviembre de
1994 en la Delegaci?n Territorial de Trabajo de Bizkaia en el que solicitaba
se declarara la ilegalidad del cierre patronal y la reapertura inmediata de
la empresa. Con fecha 7 de noviembre de 1994 se emiti? informe por la
Inspecci?n Provincial de Trabajo de Bizkaia, y por Resoluci?n de 8 noviembre
1994 del Delegado Territorial de Trabajo se acord? requerir a la empresa
"Tarabusi, SA" a la inmediata reapertura de su centro en Igorre por no
concurrir las causas previstas en el RDLey 17/1977 como justificativas del
cierre patronal acordado.
Formulado recurso ordinario contra la resoluci?n anterior por "Tarabusi,
SA" fue desestimado por Resoluci?n de 7 febrero 1995 del Director de Trabajo
del Departamento de Justicia, Econom?a, Trabajo y Seguridad Social del
Gobierno Vasco, interponi?ndose contra ella por la empresa recurso
contencioso-administrativo ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del
Tribunal Superior de Justicia del Pa?s Vasco.
V.-Por la empresa se alegaron en la comunicaci?n del cierre patronal un
ahorro por d?a con dicha medida de 2.804.000 ptas., cuantificando los
sobrecostos de la huelga por d?a, en el acto del juicio, en 2.923.875 ptas.
por los conceptos de personal indirecto y de estructura, por consumibles
f?brica, por energ?a, y por consumibles y gastos generales de estructura.
VI.-Durante el per?odo de huelga la empresa no dej? de servir a los
clientes.
VII.-La Direcci?n de la empresa ten?a planteado un plan debido a la
existencia de un excedente de mano de obra indirecta.
VIII.-Celebrado el 7 de marzo de 1995 acto de conciliaci?n en materia de
conflicto colectivo entre el Comit? de Empresa y la Direcci?n ante la
Delegaci?n Territorial de Trabajo de Bizkaia, con resultado sin avenencia.
Instados por la Administraci?n a distintas formas de sancionar el conflicto,
los trabajadores aceptaron cualquier tipo de arbitraje, oponi?ndose a ello
la empresa en espera del resultado del recurso contencioso-administrativo
interpuesto.
IX.-El 27 de marzo de 1995 el Comit? de Empresa interpuso la demanda ante
este orden jurisdiccional solicitando se declare la ilegalidad del cierre
patronal producido entre el 28 de octubre de 1994 y el 10 de noviembre de
1994 con los efectos legales inherentes a ello?.
SEGUNDO.-La parte dispositiva de la sentencia de instancia dice:
?Que estimando la demanda interpuesta por Norberto H. O., Ricardo R. S.,
Miguel I. A., Roberto M. M., Ricardo G. S., Sorkunde G. A., Saturnino R. L.
y V?ctor G. G. contra "Tarabusi, SA", debo declarar y declaro la ilegalidad
del cierre patronal decretado por la empresa demandada en su centro de
trabajo de Igorre entre los d?as 28 de octubre de 1994 y 10 de noviembre de
1994, condenando a la misma a estar y pasar por la declaraci?n anterior con
los efectos legales que le son inherentes?.
TERCERO.-Frente a dicha resoluci?n se interpuso el recurso de suplicaci?n,
que fue impugnado por los demandantes.
FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.-Con amparo procesal en el art?culo 190.b) de la Ley de
Procedimiento Laboral (RCL 1990\922 y 1049) [hoy 191.b) del TRLPL
(RCL 1995\1144 y 1563)], se pretende la revisi?n de los hechos probados
para que se reforme el hecho probado segundo, al objeto de que se a?adan
redacciones propuestas por el recurrente. Esta Sala tiene dicho en numerosas
ocasiones que para poder a?adir, reformar o suprimir un hecho probado, es
necesario que de las pruebas periciales y documentales se desprenda un error
de tal naturaleza que desvirt?e o cambie de una forma radical la parte
dispositiva de la sentencia. En este caso entiende la Sala que por la
convicci?n que le permite al juzgador el art?culo 97 de la Ley de
Procedimiento Laboral, a la vista de las pruebas se ha dado redacci?n a la
resultancia f?ctica de acuerdo con el criterio procesal citado, sin que ni
por la cita de los folios o documentos que se hacen en el motivo, ni por la
trascendencia de lo propuesto se deba cambiar el signo de los hechos
probados en su conjunto. Por ello, se desestima el motivo.
SEGUNDO.-Con correcto amparo procesal, se alegan en los motivos segundo y
tercero,la infracci?n del art. 12.1.c) del RDLey 17/1977, de 4 marzo
(RCL 1977\490 y ApNDL 3623), y art?culo 14 de la Constituci?n Espa?ola
(RCL 1978\2836 y ApNDL 2875), adem?s de la cita de la doctrina del Tribunal
Constitucional de 8 abril 1981 (RTC 1981\11), 2 diciembre 1982 (RTC 1982\72)
y 21 marzo 1984 (RTC 1984\41).
Se trata de un conflicto colectivo que interponen los miembros del Comit?
de Empresa (no habi?ndose impugnado su legitimaci?n activa), para que se
declare que el cierre patronal de la empresa demandada ?Tarabusi, SA? que se
produjo entre los d?as 28 de octubre de 1984 al 10 de noviembre de 1994, se
declare ilegal.
Como ha quedado probado, durante el mes de octubre se produce una huelga
legal y como consecuencia de ello la empresa procedi? al cierre patronal del
centro de Igorre en tanto perdurara la situaci?n de huelga las horas que
figuran en el antecedente del hecho probado tercero. Contra esta decisi?n se
alzaron los trabajadores en la v?a jurisdiccional estimando la demanda de
conflicto y declarando la sentencia que el cierre decretado por la empresa
es ilegal.
La empresa demandada bas? el cierre en lo previsto en el art?culo 12.1.c)
del RDLey 17/1977 que autoriza el cierre de la empresa cuando ?el volumen de
la inasistencia o irregularidades en el trabajo perjudiquen gravemente el
proceso normal de producci?n?. Tal precepto ha sido suficientemente debatido
por la doctrina y por la jurisprudencia a la que nos remitimos sobre estos
aspectos:
A) No cabe duda que hemos de acudir a la reiterada doctrina que marc? la
Sentencia del Tribunal Constitucional de 8 abril citada, entre el derecho de
huelga y el cierre patronal o ?lock-out?, cuyo r?gimen jur?dico no puede ser
id?ntico, pues para que se produzca el cierre patronal es necesario que
existan unas razones de tal gravedad que el beneficio causado por la huelga
como derecho cause un da?o desorbitado en la empresa que sea irreparable y
que, incluso, perjudique en el futuro a los trabajadores. La sentencia que
citamos aduce que ?en ocasiones el lock-out es una retorsi?n que se utiliza
como sanci?n de la huelga? ..., ?de ah? puede extraerse la conclusi?n que en
todos aquellos casos en que el lock-out o cierre patronal vac?a de contenido
el derecho constitucional de hacer huelga, o se alza como barrera que lo
impide, el lock-out no puede considerarse como l?cito, porque un simple
derecho c?vico impide un derecho fundamental?.
B) El fondo de la controversia radica en decidir si el cierre patronal ha
sido legal o ilegal. Siguiendo una antigua doctrina (STCT 29 marzo 1989
[RTCT 1989\144]), en el cierre patronal cabe distinguir dos tipos de
actuaci?n: uno el denominado cierre ofensivo, llevado a cabo con el
prop?sito de impedir el ejercicio del derecho constitucional de la huelga,
de tal forma que los trabajadores desistan de la misma; por otro lado, el
denominado cierre defensivo que tiene como base legal alguna de las
circunstancias a que se refiere el art?culo 12.1.c) del RDLey citado, es
decir, la notoria existencia del peligro o violencia en las personas o
cosas, la ocupaci?n ilegal del centro de trabajo o que se impida gravemente
el proceso normal de la producci?n. Este ?ltimo aspecto -que es la base del
cierre de la empresa ?Tarabusi, SA?-, es el m?s dif?cil de demostrar, pues
no cabe duda que toda huelga conlleva, como cesaci?n de trabajo, una
irregularidad en el trabajo, pero que sea efectivamente grave, ?no bastando
a tal efecto con que el proceso productivo resulte impedido simplemente,
pues es ?sa una consecuencia obligada de la huelga, as? como las que
naturalmente devienen de la cesi?n colectiva del trabajo, ya que todo paro
laboral en mayor o menor medida, imposibilita o dificulta la producci?n, al
tiempo que origina perjuicios econ?micos al empresario y a los
trabajadores?.
C) En el caso que nos ocupa, no se ha probado por la empresa la
circunstancia de la gravedad necesaria en el proceso que no sea la derivada
del ejercicio de huelga, pues si bien queda probado que hubo p?rdidas
durante la huelga (hecho probado quinto), tambi?n es cierto que ?durante el
per?odo de huelga la empresa no dej? de servir a los clientes? (hecho
probado sexto), lo que anula la gravedad que se quiere exista en el art?culo
12.1.c) del RDLey. Es m?s, como tambi?n qued? probado (hecho s?ptimo), la
empresa ten?a previsto un plan por excedente de mano de obra indirecta. Lo
que vuelve a permitir afirmar que si bien toda huelga impide el proceso
normal de producci?n, la misma debe estar signada por la gravedad, e incluso
con ciertas semejanzas con los dos apartados anteriores del precepto, es
decir, peligro en cosas o personas y ocupaci?n de los locales de trabajo y
que los da?os ocasionados sean tan graves y reales que superen incluso el
derecho a la huelga conculcando otros derechos de mayor protecci?n.
Ninguna de las circunstancias negativas a que se refiere lo dicho m?s
arriba, se ha probado en la sentencia de instancia ni durante el pleito, por
ello, no se entiende que se hubiera conculcado los preceptos que se citan en
el recurso, confirmando la sentencia de instancia en todos sus
pronunciamientos.
TERCERO.-Se advierte a las partes que conforme al art?culo 215 de la Ley de
Procedimiento Laboral, que contra la presente sentencia cabe recurso de
casaci?n para la unificaci?n de doctrina.
Publicado por tuasesor @ 18:29
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Jueves, 18 de mayo de 2017 | 21:45

Buenas tardes, le agradecería que me indicara la base de datos donde puedo encontrar esta sentencia sobre cierre patronal. Es para poner la referencia en un Trabajo de Fin de Grado. Muchas gracias