Domingo, 06 de marzo de 2005
MARGINAL: AS 1996\70
RESOLUCION: SENTENCIA de 12-1-1996, n?m. 14/1996.
Recurso de Suplicaci?n. Rollo n?m. 1238/1994.
JURISDICCION: SOCIAL (TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE ANDALUCIA, MALAGA,
Sala de lo Social)
RESUMEN:
ACCIDENTE DE TRABAJO: durante el tiempo y en el lugar de trabajo: infarto de
miocardio: factores de predisposici?n; presunci?n: alcance.
DIS-ESTUDIADAS:
DECRETO 30-5-1974, n? 2065/1974. SEGURIDAD SOCIAL. TEXTO REFUNDIDO
(RCL 1974\1482)
Art. 84.1 Art. 84.3

PONENTE: Ilmo. Sr. D. LUIS JACINTO MAQUEDA ABREU
VOCES:
ACCIDENTES DE TRABAJO
Debe estimarse
Infarto de miocardio

ACCIDENTES DE TRABAJO
Durante el tiempo y en el lugar de trabajo
Debe estimarse: infarto de miocardio: factores de predisposici?n

ACCIDENTES DE TRABAJO
Presunci?n
Doctrina general

ACCIDENTES DE TRABAJO
Presunci?n
Debe estimarse: infarto de miocardio: factores de predisposici?n

ACCIDENTES DE TRABAJO
Presunci?n
Alcance

PRUEBA
Medios de prueba
Presunciones
Apreciaci?n

[TEXTO]:
El TSJ desestima el recurso interpuesto por la Mutua Patronal demandada
contra la Sentencia del Juzgado de lo Social n?m. 7 de M?laga, de fecha
24-11-1993, dictada en autos promovidos en reclamaci?n sobre accidente de
trabajo.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.-Que seg?n consta en autos se present? demanda por don Antonio P.
C. sobre accidente de trabajo siendo demandado ?FREMAP? y otros y que en su
d?a se celebr? el acto de vista, habi?ndose dictado Sentencia por el Juzgado
de referencia en fecha 24 noviembre 1993 en los t?rminos que se recogen en
su parte dispositiva.
SEGUNDO.-En la sentencia aludida se declararon como hechos probados los
siguientes:
?I.-Don Antonio P. C., nacido el 3 de noviembre de 1947 y domiciliado en
M?laga, figura afiliado a la Seguridad Social con el n?m. ... del R?gimen
General, ostentando la categor?a profesional de oficial de 1.?
encuadernaci?n. Desempe?aba su labor en la empresa "Gr?ficas Europa, Soc.
Coop. Andaluza". La misma tiene asegurados los riesgos derivados de
accidente laboral con "FREMAP, Mutua Patronal de Accidente de Trabajo".
II.-El lunes 29 de marzo de 1993 a las 7.50 horas de la ma?ana y en el
lugar de trabajo, sufri? el actor un dolor en el pecho, siendo trasladado a
un Centro Hospitalario donde le diagnosticaron infarto de miocardio. El
actor desde esa fecha, se encuentra de baja por ILT. En el mes anterior,
hab?a percibido una retribuci?n de 105.000 pesetas.
III.-Se ha agotado la v?a previa en las presentes actuaciones.
IV.-El 20 de febrero de 1992 el actor requiri? ingreso hospitalario por IAM
inferior no complicado. El actor es exfumador desde hace un a?o con HTA
conocida desde hace a?os, mal controlada. Hiperglucemia. Obeso.
Betatalmasemia minor. Unos dos meses antes de aquel episodio inicial, tuvo
uno similar de unas dos horas de evoluci?n y cese espont?neo.
V.-En abril de 1993 le fue practicado angioplastia coronaria a coronaria
derecha, encontr?ndose asintom?tico desde entonces.
VI.-Se da aqu? por reproducido en sus t?rminos el informe m?dico aportado
por la Mutua demandada, de fecha 11 de octubre de 1993.
VII.-Se da aqu? por reproducido en sus t?rminos el informe emitido por la
Inspecci?n Provincial de Trabajo y Seguridad Social?.
TERCERO.-Que contra dicha sentencia anunci? recurso de suplicaci?n la parte
demandada, recurso que formaliz?, siendo impugnado de contrario. Recibidos
los autos en este Tribunal se provey? el pase de los mismos a Ponente para
su examen y resoluci?n.
FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.-Al amparo del apartado b) del art. 190 de la LPL (RCL 1990\922 y
1049), articula un primer motivo la mutua demandada en el que interesa la
adici?n al hecho quinto del siguiente p?rrafo: Se le diagnostic? cardiopat?a
isqu?mica desde hace dos meses, siendo sometido al correspondiente
tratamiento m?dico.
Pretensi?n que ha de merecer favorable acogida al estar avalada por
documental h?bil y eficaz.
SEGUNDO.-Al amparo del apartado c) del art. 190 de la LPL articula un
segundo motivo por el que denuncia violaci?n del art. 84 de la LGSS
(RCL 1974\1482 y NDL 27361), debi?ndose fijar los siguientes puntos de
partida para la soluci?n de la cuesti?n debatida: 1) La prueba de presunci?n
est? montada, en nuestro ordenamiento, sobre la base de la realidad de un
hecho acreditado del que mediante un razonamiento l?gico se llega a conocer
la existencia de otro, desconocido o incierto, que se pretende descubrir
(arts. 1249 y siguientes del C?digo Civil). 2) En este supuesto hay unos
hechos demostrados: que durante la jornada laboral el trabajador sufri? un
dolor opresivo precordial y m?s tarde un infarto de miocardio. 3) El infarto
advenido durante el tiempo y lugar de trabajo, es accidente de tal
naturaleza (Sentencia de 21 diciembre 1983 [RJ 1983\6386]), 4) La doctrina
de esta Sala, al interpretar el ordenamiento jur?dico en este punto (art. 84
de la Ley General de la Seguridad Social), ha incluido en el concepto de
accidente de trabajo una serie de supuestos, entre ellos los de infarto de
miocardio, aunque el fallecimiento o invalidez se produzca despu?s, siempre
que exista una relaci?n de causalidad (Sentencias de 2 octubre 1984
[RJ 1984\5219] ?a contrario sensu? y 4 abril 1984 [RJ 1984\2035], dominando
en todos ellos un criterio interpretativo amplio del concepto y l?mites del
accidente de trabajo, y 5) Por consiguiente, cuando no aparece acreditada la
ruptura de relaci?n causal entre el fallecimiento o invalidez y el trabajo,
debe otorgarse a aqu?l la calificaci?n de accidente de trabajo, pues en
?ltimo t?rmino la expresi?n del relato hist?rico incluso, que no es el caso,
nunca puede jugar en contra del trabajador por aplicaci?n del principio ?in
dubio pro operario? que gobierna, entre otros, esta parte del ordenamiento
jur?dico.
Como se deduce de la doctrina de esta Sala, en todas aquellas situaciones,
en las que la relaci?n de causalidad no aparezca rota o quebrantada, hay que
calificar el siniestro como accidente laboral, dado que si el hecho que
desencaden? el episodio de infarto acaecido durante el trabajo prestado en
la empresa y, como queda dicho sin soluci?n de continuidad, se produjeron
las vicisitudes posteriores, es obvia la procedencia de dicha calificaci?n;
en efecto, la presunci?n en este sentido ha de extenderse a los supuestos en
que se ignore c?mo ocurri? el accidente y en qu? momento exacto, as? como a
la causa en los casos de duda, debiendo entenderse que la presunci?n ?iuris
tantum? s?lo quedar? desvirtuada cuando hayan ocurrido hechos de tal relieve
que sea evidente a todas luces la absoluta carencia de relaci?n de
causalidad entre el trabajo que el operario realiza, con todos los matices
ps?quicos o f?sicos que lo rodean, y el siniestro, doctrina jurisprudencial
la citada en forma resumida que pone de relieve, como sucede en el derecho
comparado, por ejemplo en el C?digo de Seguridad franc?s, que al utilizar el
legislador f?rmulas de extraordinaria amplitud est? incorporando la llamada
teor?a del riesgo, incluso corregida en virtud del principio de solidaridad,
no siendo posible, por consiguiente, restringir por v?a interpretativa lo
que resulta claro y amplio en el Texto Legal.
El art. 84 de la Ley General de la Seguridad Social, en su n?m. 1 tipifica
como accidente laboral toda lesi?n corporal que el trabajador sufra con
ocasi?n o por consecuencia del quehacer que preste por cuenta ajena, ello
es, durante, mientras, se realiza el trabajo, o que se sigue o resulta de
?ste; y, en su n?m. 3, refuerza esa afirmaci?n concretando que ?se
presumir?, salvo prueba en contrario, que son constitutivas de accidente de
trabajo las lesiones que sufra el trabajador durante el tiempo y en el lugar
de trabajo?. En la aplicaci?n de estos preceptos la jurisprudencia de la
Sala del Tribunal Supremo ha tenido bien presente que, seg?n la Real
Academia de la Lengua, lesi?n no es s?lo el da?o o detrimento corporal
causado por herida o golpe, sino, tambi?n, el que proviene de enfermedad.
TERCERO.-A la referenciada doctrina hay que a?adir, que esta Sala ha
se?alado, tambi?n: ?... que en cuanto a las concausas anteriores
preexistentes por tanto al siniestro, tanto la doctrina legal como la
cient?fica, al margen de distinguir entre las verdaderas y dudosas con
eficiencia en el proceso lesivo, han sancionado que, aunque las mismas
contribuyen a la producci?n de aqu?l a su desarrollo, o a sus consecuencias,
ha de mantenerse la calificaci?n de accidente laboral y la responsabilidad
derivada del mismo, pues las especiales condiciones del trabajador que no le
imposibiliten para el desempe?o de sus funciones ni pueden ni deben alterar
las responsabilidades derivadas del riesgo profesional?; habiendo
manifestado asimismo en dichas resoluciones, que la previa existencia de
factores de predisposici?n -como lo eran un anterior infarto, o la
existencia de hipertensi?n arterial-, no tienen relevancia suficiente para
desvirtuar la cualificaci?n laboral del evento. De ah? pues, que en el
supuesto aqu? controvertido, la existencia de antecedentes de cardiopat?a
isqu?mica, a los que reiteradamente se refiere la parte recurrente, carezcan
de relevancia suficiente para desvirtuar la calificaci?n laboral del evento,
pues, ?si trabajaba normalmente antes del accidente -como aqu? acontece-,
hay que entender que todos los resultados derivan de ?ste, y a ?ste, deben
ser imputados?.
La aplicaci?n de cuanto qued? expuesto a estos hechos concluye en la
desestimaci?n de los motivos articulados por la ?Mutua?, siendo indudable la
calificaci?n de accidente de trabajo con las consecuencias legales
inherentes al mismo.
Publicado por tuasesor @ 18:37
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios