Martes, 08 de marzo de 2005
MARGINAL: AS 1994\3661
RESOLUCION: SENTENCIA de 21-9-1994, n?m. 653/1994.
Recurso de Suplicaci?n n?m. 1011/1994
JURISDICCION: SOCIAL (TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE MURCIA, Sala de lo Social)

PONENTE: Ilmo. Sr. D. BARTOLOME RIOS SALMERON

[TEXTO]:
El TSJ desestima el recurso interpuesto por la demandada contra la
Sentencia del Juzgado de lo Social n?m. 5 de Murcia, de fecha 28-5-1994,
dictada en autos promovidos sobre despido.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.-Seg?n consta en autos, se present? demanda por don Benjam?n S. M.
en reclamaci?n de despido, siendo demandado ?Grupo 92 de Seguridad, SL? y
Fondo de Garant?a Salarial, y en su d?a se celebr? el acto de la vista,
habi?ndose dictado Sentencia en 28 mayo 1994 por el Juzgado de lo Social de
referencia, por la que se estim? la pretensi?n de la parte actora.
SEGUNDO.-Que en la citada sentencia, y como hechos probados, se declaraban:
?I.-El actor Benjam?n S. M., con DNI n?m. ..., domiciliado en Alcantarilla
(Murcia) en la calle San Fernando n?m. 1, ha venido prestando sus servicios
laborales para la empresa "Grupo 92, de Seguridad, SL", domiciliada en
Murcia en la calle Las Palmeras n?m. 3.
II.-Las circunstancias laborales del actor son con una antig?edad desde el
1 de febrero de 1993, con la categor?a de Vigilante Jurado, y un salario
mensual de 96.574 pesetas.
III.-Con fecha y efectos 24 de marzo de 1994 fue despedido de la empresa
por medio de la correspondiente carta de despido fundamentada en una falta
muy grave por disminuci?n voluntaria e inhibici?n de servicio, fundamentada
en ver la televisi?n y acompa?arse de un perro en la prestaci?n de su
servicio con desperfectos en las instalaciones.
IV.-El 18 de abril de 1994 se celebr? sin efecto el preceptivo acto de
conciliaci?n?; y el fallo fue del tenor literal siguiente: ?Que estimando la
demanda promovida por don Benjam?n S. M., debo declarar y declaro
improcedente el despido realizado por la empresa "Grupo 92 de Seguridad, SL"
con fecha 24 de marzo de 1994. Condenando a dicha empresa a la readmisi?n
del trabajador o al abono de la indemnizaci?n de 167.388 ptas., a raz?n de
3.219 ptas. diarias. Opci?n que deber? realizarse en el plazo de 5 d?as
siguientes a la notificaci?n de la presente sentencia. Condenando adem?s a
la referida empresa a que abone al actor los salarios de tramitaci?n desde
la fecha del despido hasta la de la notificaci?n de la presente sentencia?.
TERCERO.-Contra dicha sentencia se interpuso recurso de suplicaci?n por el
Letrado don Pedro Alfonso C. S., en representaci?n de la parte demandada
?Grupo 92 de Seguridad, SL?, con impugnaci?n de contrario representado por
don Antonio M. L.
FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.-El trabajador accionante, empleado de empresa de seguridad, fue
despedido en 24 de marzo de 1994; deducida demanda, recay? sentencia en la
que se tiene por improcedente el cese, y se emite la correspondiente condena
alternativa, entre readmisi?n e indemnizaci?n, m?s abono de salarios de
tr?mite. Pronunciamiento que la patronal recurre en suplicaci?n, para que se
revise los hechos y se examine el derecho, am?n de que se decrete la nulidad
de actuaciones (LPL, art. 190, apartados a, b y c [RCL 1990\922 y 1049]).
SEGUNDO.-La nulidad se insta con base en preguntas formuladas en el acto
del juicio, que el Magistrado no autoriz?; como la misma recurrente observa,
no hubo protesta, consignada en acta; por lo que la queja que ahora se
produce en suplicaci?n carece de virtualidad [cfr. LPL, arts. 188.1.d) y
190.a)].
TERCERO.-Tiene el Magistrado por probado que el operario, vigilante jurado,
durante la prestaci?n de su trabajo, vio la televisi?n; as? como que fue
acompa?ado de su perro; pero no que produjera da?os. En el motivo segundo,
el recurso lleva a cabo una serie de observaciones, pero sin proponer una
clara narraci?n alternativa. De todas maneras, har?a falta un serio soporte
documental o pericial, seg?n la letra del art. 190.b) de la LPL; el cual no
existe, porque solamente se acude a declaraciones provinientes del actor o
de un testigo, m?s un escrito del ?ltimo, cuya naturaleza testifical
permanece. En estas condiciones, la alteraci?n de la cr?nica judicial de
instancia, a?adiendo o precisando acaecimientos, no es posible; y nos
mantenemos dentro del reducido relativo ya aludido.
CUARTO.-En mismo motivo segundo, destinado, seg?n su r?brica, a la revisi?n
de los hechos, se explicita consideraciones m?ltiples de matiz jur?dico, con
cita de alg?n precepto legal y de jurisprudencia; la mezcla es un grave
inconveniente, que contradice principios b?sicos de la suplicaci?n; pero en
cualquier caso, no queda desvirtuada la tesis del Juez social, seg?n la
cual, lo sucedido, seg?n versi?n por ?l procurada, y que no fue posible
alterar, es equivalente a un comportamiento de cierta levedad, que podr?
seguramente ser sancionado por bajo de lo acordado, es decir, la medida
extrema del despido, pero que en ning?n caso constituye una falta de
rendimiento continuada y voluntaria, que es lo que exige el art. 54.2.a) del
ET (RCL 1980\607 y ApNDL 3006).
QUINTO.-Lo anterior conduce la desestimaci?n del recurso y confirmaci?n del
fallo atacado.
Publicado por tuasesor @ 23:33
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios