Mi?rcoles, 09 de marzo de 2005
MARGINAL: AS 1995\2666
RESOLUCION: SENTENCIA de 16-6-1995.
Recurso de Suplicaci?n n?m. 3624/1994
JURISDICCION: SOCIAL (TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE MADRID, Sala de lo Social)

PONENTE: Ilmo. Sr. D. LUIS FERNANDO ROA RICO

[TEXTO]:
Desestimando el recurso de suplicaci?n interpuesto por el actor frente a
sentencia del Juzgado de lo Social n?m. 3 de Madrid, la Sala confirma la
resoluci?n recurrida.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.-En el Juzgado de lo Social de procedencia tuvo entrada demanda
suscrita por don Jos? Mar?a L. C. contra ?Asepro, SA?, en reclamaci?n sobre
derechos, en la que solicitaba se dictase sentencia en los t?rminos que
figuran en el suplico de la misma. Admitida la demanda a tr?mite y celebrado
el juicio, se dict? Sentencia con fecha 16 mayo 1993, en los t?rminos que se
expresan en el fallo de dicha resoluci?n.
SEGUNDO.-En dicha sentencia, y como hechos probados se declaraban los
siguientes:
?I.-El actor presta servicios para la empresa demandada desde el 17 de
junio de 1989, con la categor?a de vigilante jurado y un salario de 93.911
ptas. mensuales sin prorrata de pagas extras.
II.-La jornada del actor era de 40 horas semanales, prestadas de lunes a
s?bado y en turnos de ma?ana y tarde exclusivamente.
III.-El 22 de febrero de 1993 la empresa, con aceptaci?n del Comit? de
Empresa, acord? modificar las condiciones de trabajo del actor, a fin de que
efectuara su jornada laboral en turnos de ma?ana, tarde y noche, acuerdo del
que se dio traslado a la Autoridad Laboral.
IV.-Por Sentencia del Juzgado de lo Social n?m. 33 de Madrid de 22 marzo
1993 se desestim? la pretensi?n del actor de que se le mantuviesen las
condiciones de trabajo en cuanto a los turnos.
V.-Por Acuerdo del Comit? de Empresa de 8 julio 1993, acept? la solicitud
de la empresa, para que el actor realizase su jornada laboral de lunes a
domingo, disfrutando del descanso semanal, durante los d?as que por turno
correspondiesen, como ven?an haciendo la totalidad de los trabajadores del
grupo de personal operativo; acuerdo del que se dio traslado a la Direcci?n
Provincial de Trabajo para su conocimiento.
VI.-Se ha intentado sin efecto la conciliaci?n ante el SMAC?.
TERCERO.-Contra dicha sentencia se interpuso recurso de suplicaci?n por la
parte demandante don Jos? Mar?a L. C., siendo impugnado de contrario.
Elevados los autos a esta Sala de lo Social, se dispuso el pase de los
mismos a Ponente para su examen y resoluci?n.
FUNDAMENTOS DE DERECHO

UNICO.-Como ?nico tema jur?dico, se suscita en el presente recurso, por la
v?a procesal del apartado c) del art?culo 190 de la Ley de Procedimiento
Laboral (RCL 1990\922 y 1049), el relativo a si, por aplicaci?n del art?culo
41 del Estatuto de los Trabajadores (RCL 1980\607 y ApNDL 3006), el Comit?
de Empresa tiene facultades para, en virtud de acuerdo con la empresa,
modificar las condiciones de trabajo, no s?lo las que afectan a la
generalidad o a un determinado colectivo de trabajadores, sino las que son
individuales y propias de cada uno. La cuesti?n suscitada remite, a trav?s
de las alegaciones de las partes, a Sentencias no coincidentes en la
doctrina que contienen. Tal es as? en cuanto a que las del Tribunal Central
de Trabajo, de 5 marzo y 1 octubre 1984 (RTC 1984\7313), 26 marzo 1985
(RTC 1985\2099), y 6 noviembre 1986, resuelven a favor de la legitimaci?n
del Comit?, en tanto que las citadas por el hoy recurrente (27 octubre 1982
[RTC 1982\5754], 18 junio 1985 [RTC 1985\4059] y 15 marzo 1989
[RTC 1989\2080], del mismo Tribunal), deciden negativamente. Mas sea de
ello lo que fuere, con independencia de los condicionamientos que pueden
caracterizar cada litigio, e incluso admiti?ndose la ilegalidad de que el
Comit? se introduzca en el patrimonio laboral de cada contrato individual,
es v?lido el acuerdo entre empresa y Comit?, con afectaci?n a trabajadores
concretos, cuando la causa radica en la ordenaci?n colectiva del trabajo,
pues as? est? plenamente justificada la intervenci?n del Comit? como
representante de todos los trabajadores y, por lo tanto, de la actividad
general, a cuyos intereses debe ceder el individual. Eso es lo que acontece
en el supuesto debatido, en cuanto que, como se declara en el postulado
f?ctico quinto de la sentencia, la medida respondi? al logro de la armon?a
en un r?gimen de turnos.
Publicado por tuasesor @ 0:13
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios