Mi?rcoles, 09 de marzo de 2005
MARGINAL: AS 1995\4488
RESOLUCION: SENTENCIA de 29-11-1995, n?m. 6478/1995.
Recurso de Suplicaci?n. Rollo n?m. 3781/1995.
JURISDICCION: SOCIAL (TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE CATALU?A, Sala de lo Social)

PONENTE: Ilmo. Sr. D. SEBASTIAN MORALO GALLEGO

[TEXTO]:
Desestimando el recurso de suplicaci?n interpuesto por el actor contra
Sentencia del Juzgado de lo Social n?m. 16 de Barcelona, de fecha 8-11-1994,
el TSJ confirma la resoluci?n recurrida.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.-Con fecha 26 de julio de 1994 tuvo entrada en el citado Juzgado de
lo Social demanda sobre despidos suscrita por Alfonso O. S. contra ?Cajas de
Ahorro? y Pensiones de Barcelona, en la que alegando los hechos y
fundamentos de derecho que estim? procedentes, terminaba suplicando se
dictara sentencia en los t?rminos de la misma. Admitida la demanda a tr?mite
y celebrado el juicio se dict? Sentencia con fecha 8 noviembre 1994 que
conten?a el siguiente:
FALLO:
?Que debo desestimar y desestimo la demanda interpuesta por don Alfonso O.
S., por despido, y debo absolver y absuelvo a la Caixa d'Extalvis i Pensions
de Barcelona, de las peticiones en ella contenidas?.
SEGUNDO.-En dicha sentencia, como hechos probados, se declaran los
siguientes:
?I.-El actor don Alfonso O. S., comenz? a prestar servicios para la Caixa
d'Estalvis i de Pensiones de Barcelona el 16 de noviembre de 1963, habiendo
llegado a obtener la categor?a de Oficial Superior y prestando servicio en
la Oficina Central de Barcelona, Secci?n patrimonios.
II.-Solicit? de la empresa la excedencia, que le fue concedida el d?a 31 de
mayo de 1989, por un per?odo m?ximo de cuatro a?os.
III.-Dicho per?odo m?ximo expiraba el d?a 30 de mayo de 1994, y el actor
solicit? por escrito su reincorporaci?n el 21 de enero de 1994.
IV.-El d?a 30 de mayo de 1994, recibi? comunicaci?n escrita por lo que se
aceptaba su solicitud, y se le ordenaba incorporarse en la Oficina de C?diz,
en la plaza del palillero, el siguiente 20 de junio.
V.-El actor no efectu? su reincorporaci?n, y el d?a 30 junio recibi?
notificaci?n por lo que se le daba de baja en dicha entidad.
VI.-Solicit? la celebraci?n del acto de conciliaci?n el d?a 5 de julio, y
se celebr? sin avenencia el 20 del mismo mes?.
TERCERO.-Contra dicha sentencia anunci? recurso de suplicaci?n la parte
actora, que formaliz? dentro de plazo, y que la parte contraria a la que se
dio traslado, lo impugn? elevando los autos a este Tribunal dando lugar al
presente rollo.
FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.-Recurre en suplicaci?n la parte actora, contra la sentencia de
instancia que desestima la demanda de despido, al considerar que la relaci?n
laboral no se extingue por decisi?n de la empresa, sino por propia voluntad
del trabajador de no reincorporarse en el puesto de trabajo que le fue
asignado tras finalizar la situaci?n de excedencia voluntaria en la que se
encontraba.
SEGUNDO.-Hemos de recordar, como cuesti?n previa a la resoluci?n del motivo
del recurso que interesa la modificaci?n del relato hist?rico, que la
prosperabilidad del de suplicaci?n por el cauce procesal previsto en el
apartado b) del art?culo 190 de la Ley de Procedimiento Laboral
(RCL 1990\922 y 1049) exige: a) que la equivocaci?n que se imputa al
juzgador en los hechos probados, resulte del todo patente y sin necesidad de
realizar conjeturas o razonamientos, m?s o menos fundados, de documentos o
pericias obrantes en autos que as? lo evidencien; b) que se se?alen los
p?rrafos a modificar, ofreciendo redacci?n alternativa que delimite el
contenido de la pretensi?n revisoria; c) que los resultados postulados, aun
deduci?ndose de aquellos medios de prueba, no queden desvirtuados por otras
pruebas practicadas en autos, pues en caso de contradicci?n entre ellas debe
prevalecer el criterio del juzgador ?a quo?, a quien le est? reservada la
funci?n de valoraci?n de las pruebas aportadas por las partes; d)
finalmente, que las modificaciones solicitadas sean relevantes y
trascendentes para la resoluci?n de las cuestiones planteadas. Sin la
conjunta concurrencia de estos requisitos, no puede prosperar el recurso de
suplicaci?n, de naturaleza extraordinaria, al igual que el de casaci?n y,
que a diferencia de la apelaci?n civil, no faculta a la Sala para la
revisi?n de lo actuado.
En el caso de autos, el recurrente realiza diversas consideraciones sobre
las circunstancias que deber?an constar en el relato hist?rico, pero no
propone texto alternativo alguno para adicionar al mismo; a la vez que
fundamenta su argumentaci?n en las pruebas de confesi?n y testifical
practicadas; o se refiere a circunstancias de hecho pac?ficas, no
controvertidas y de nula trascendencia para la resoluci?n del recurso, por
lo que ha de ser desestimado el motivo.
TERCERO.-Igual resultado desestimatorio merece el motivo segundo que
denuncia infracci?n de los art?culos 5.c) y 20.2.? del Estatuto de los
Trabajadores (RCL 1980\607 y ApNDL 3006); 1258 del C?digo Civil y 60.4.? del
Estatuto de los Empleados de las Cajas de Ahorro (RCL 1982\1100, 1306 y
ApNDL 1430).
El actor viene prestando servicios para la Caixa d'Estalvis i de Pensions
de Barcelona desde el a?o 1963. En fecha 31 de mayo de 1989, le es concedida
la excedencia voluntaria por un per?odo m?ximo de cuatro a?os, que expir? en
30 de mayo de 1994. En 21 de enero de 1994, solicita por escrito el
reingreso. La empresa responde por carta de 30 de mayo de 1994,
comunic?ndole que se aceptaba su solicitud y orden?ndole incorporarse en la
sucursal de palillero (C?diz), el 20 de junio. El actor no se incorpora a la
oficina indicada y en 30 de junio de 1994, recibe comunicaci?n escrita en la
que se le indica que la empresa le da de baja por entender que el contrato
de trabajo se ha extinguido por dimisi?n voluntaria del trabajador.
Como acertadamente concluye el Juez de instancia, esta comunicaci?n de la
empresa no constituye despido, porque el contrato de trabajo se extingui?
por la causa prevista en el art?culo 49.4.? del Estatuto de los
Trabajadores, esto es, dimisi?n voluntaria del Trabajador por abandono del
puesto de trabajo al no reincorporarse al mismo en la fecha indicada por la
empresa, ni alegar causa de justificaci?n alguna de esta actitud. El
art?culo 46.5.? del Estatuto de los Trabajadores establece que el trabajador
excedente tan s?lo conserva un derecho preferente al reingreso en las
vacantes de igual o similar categor?a a la suya que se produjeran en la
empresa. Es un?nime la doctrina jurisprudencial que al interpretar este
precepto pone de manifiesto c?mo el excedente voluntario no conserva el
derecho a reingresar en la misma plaza que ocupaba con anterioridad, ni
siquiera, el de hacerlo en la misma localidad en que prestaba servicios. En
igual sentido, se regula esta materia en el art?culo 60.4.? del Estatuto de
los Empleados de las Cajas de Ahorro.
El actor invoca el acuerdo de fusi?n entre la Caja de Pensiones y la Caja
de Barcelona de 19 de diciembre de 1989, formalizado al producirse la
integraci?n de ambas entidades. En la introducci?n del mismo, se garantiza
?La no movilidad geogr?fica del personal que se integre procedente de ambas
Cajas?. El art?culo 25 del acuerdo, regula la situaci?n de los trabajadores
excedentes, siendo de aplicaci?n a este supuesto, lo dispuesto en su p?rrafo
primero que se refiere a quienes se encontrasen en tal situaci?n en el
momento de hacerse efectiva la fusi?n, como es el caso de autos. A estos
trabajadores tan s?lo se les garantiza el derecho a reincorporarse a la
plantilla de la nueva Entidad dentro del plazo m?ximo de 6 meses siguientes
a la fecha de su petici?n de reingreso. No se les concede por tanto ning?n
derecho especial a reincorporarse en una determinada localidad, con lo que
no se excepcionan las normas que regulan con car?cter general esta materia y
a las que antes nos hemos referido.
La previsi?n de no movilidad geogr?fica que se regula como garant?a en la
introducci?n del acuerdo de fusi?n, no es aplicable a los trabajadores que
se encontrasen en situaci?n de excedencia en aquel momento, sino,
?nicamente, a los empleados en activo de ambas entidades en el momento de la
fusi?n, como ya ha tenido ocasi?n de declarar esta Sala en Sentencia 8
noviembre 1991. Respecto a los que est?n en situaci?n de excedencia no se
establece salvedad alguna que excluya la aplicaci?n de los preceptos del
Estatuto de los Trabajadores y del propio de los Empleados de las Cajas de
Ahorro, por lo que no cabe admitir que hubieren ganado el derecho a
reincorporarse a una determinada y concreta localidad. Este derecho no lo
ten?an en el momento de serles concedida la excedencia voluntaria; ni se ha
establecido posteriormente a su favor en virtud del acuerdo de fusi?n.
En estas circunstancias, la empresa act?a conforme a derecho al aceptar la
petici?n de reingreso del trabajador en una plaza de igual o similar
categor?a profesional, aunque se encontrase en localidad distinta y alejada
de la ocupada por el mismo al solicitar la excedencia. El actor debi?
incorporarse en el plazo indicado por la empresa al puesto de trabajo que se
le asign?, sin perjuicio de iniciar las acciones legales que estime
oportunas en defensa de sus intereses. La no reincorporaci?n, unida a la
falta de alegaci?n de causa alguna que la justifique y a la inexistencia de
cualquier gesti?n o actuaci?n ante la empresa para poner de manifiesto la
intenci?n clara e inequ?voca de reincorporaci?n, evidencian la voluntad de
abandono del puesto de trabajo, que la demandada se limita a poner de
manifiesto en la comunicaci?n que remite al trabajador notific?ndole la baja
en la empresa, que por esto, no puede ser estimada como despido.
Ning?n elemento de juicio se aporta que permita considerar que la actuaci?n
de la empresa obedece a causa torpe, tendente a perjudicar de forma
torticera y fraudulenta los derechos del trabajador. Al contrario, la
demandada aporta exhaustiva documentaci?n para acreditar el proceso de
expansi?n llevado a cabo fuera de Catalunya mediante la apertura de nuevas
sucursales, a la vez que eran suprimidas algunas de las existentes en esta
Comunidad.
En este contexto, no es admisible la unilateral actuaci?n del trabajador
que opta por no reincorporarse a la plaza que le es asignada, simplemente
porque estima que se trata de un supuesto de movilidad geogr?fica del
art?culo 40 del Estatuto de los Trabajadores y contrario a derecho. Postura
que no encuentra el m?s m?nimo apoyo en precepto legal o convencional alguno
y que tan s?lo obedece a la manifiesta intenci?n de incumplir el deber de
reincorporaci?n y, con ello, de resolver el contrato de trabajo, a la vez
que se pretende obtener la resoluci?n indemnizada del mismo. La facultad de
optar por la extinci?n indemnizada del contrato de trabajo que contempla el
art?culo 40 del Estatuto de los Trabajadores, tan s?lo es aplicable a los
trabajadores en activo que sufren traslados que exigen cambios de
residencia. Los que se encuentran en situaci?n de excedencia voluntaria, al
no tener garantizado el derecho a reincorporarse en una determinada
localidad, carecen de la posibilidad de ejercitar esta opci?n cuando la
empresa acepta su reincorporaci?n.
En cualquier caso, debi? cumplirse la orden de incorporaci?n a la plaza
asignada por la empresa y, posteriormente, emprender las acciones judiciales
que se estimasen necesarias en defensa del presunto derecho, que unilateral
e inadecuadamente se ejercita.
Por todo ello, debe ser desestimado el recurso y confirmada en sus t?rminos
la sentencia de instancia.
Publicado por tuasesor @ 23:34
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios