Mi?rcoles, 09 de marzo de 2005
MARGINAL: AS 1995\4470
RESOLUCION: SENTENCIA de 17-11-1995, n?m. 6256/1995.
Recurso de Suplicaci?n. Rollo n?m. 5276/1995.
JURISDICCION: SOCIAL (TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE CATALU?A, Sala de lo Social)
PONENTE: Ilmo. Sr. D. SEBASTIAN MORALO GALLEGO

[TEXTO]:
Desestimando el recurso de suplicaci?n interpuesto por el actor contra
Sentencia del Juzgado de lo Social n?m. 19 de Barcelona, de fecha 25-5-1995,
el TSJ confirma en todas sus partes la resoluci?n de instancia.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.-Con fecha 12 de mayo de 1995 tuvo entrada en el citado Juzgado de
lo Social demanda sobre tutela libertad sindical suscrita por Miguel M. L.
contra ?General de Restaurantes, SA? y Ministerio Fiscal, en la que alegando
los hechos y fundamentos de derecho que estim? procedentes, terminaba
suplicando se dictara sentencia en los t?rminos de la misma. Admitida la
demanda a tr?mite y celebrado el juicio se dict? Sentencia con fecha 25 mayo
1995 que conten?a el siguiente:
FALLO:
?Desestimando la demanda interpuesta por don Miguel M. L., debo absolver y
absuelvo de la misma a la empresa "General de Restaurantes, SA" y al
Ministerio Fiscal?.
SEGUNDO.-En dicha sentencia, como hechos probados, se declaran los
siguientes:
?I.-Desde el 12 de septiembre de 1994 el actor es Delegado sindical de CC
OO en la empresa "General de Restaurantes, SA", con una plantilla superior a
250 trabajadores.
II.-El 23 de febrero de 1995 se celebraron elecciones a miembros de Comit?
de Empresa. El Sindicato CC OO tiene presencia en este Comit? con 6 miembros
de un total de 13.
III.-El 21 de marzo de 1993 se celebr? una reuni?n entre el Comit? de la
empresa y "General de Restaurantes, SA".
El actor pretendi? asistir a la reuni?n; a ello se opuso la empresa, si
bien finalmente toler? que participase pero sin voz ni voto?.
TERCERO.-Contra dicha sentencia anunci? recurso de suplicaci?n la parte
actora, que formaliz? dentro de plazo, y que la parte contraria a la que se
dio traslado, lo impugn? elevando los autos a este Tribunal dando lugar al
presente rollo.
FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.-Recurre en suplicaci?n la parte actora, contra la sentencia de
instancia que desestima la demanda de tutela de la libertad sindical origen
del procedimiento.
Debe accederse a la pretensi?n revisoria del relato hist?rico contenida en
el primer motivo del recurso, pues err?neamente se establece en la Sentencia
en fecha 21 marzo 1993 la reuni?n entre la empresa y el Comit? de Empresa
que suscit? la cuesti?n objeto del litigio, cuando tal reuni?n tuvo lugar en
21 de marzo de 1995. Mero error de transcripci?n, que debe quedar resuelto.
SEGUNDO.-Debe ser desestimado el motivo segundo que denuncia infracci?n de
los art?culos 28.1.? de la Constituci?n (RCL 1978\2836 y ApNDL 2875) y
10.3.?.2.? de la Ley Org?nica de Libertad Sindical (RCL 1985\1980 y ApNDL
13091) y doctrina jurisprudencial que se cita.
El actor es Delegado Sindical de la secci?n del sindicato Comisiones
Obreras en la empresa demandada, no siendo miembro del Comit? de Empresa de
la misma. En tal condici?n asiste a una reuni?n entre la direcci?n de la
empresa y el Comit? de empresa celebrada el d?a 21 de marzo de 1995, en la
que la empresa se opone en principio a su asistencia, pero finalmente acepta
su presencia, sin voz ni voto. En la demanda se solicita que se declare que
la demandada ha vulnerado el derecho de libertad sindical al impedir que el
actor estuviese presente, con voz y sin voto, en la mencionada reuni?n.
Igualmente, se solicita la imposici?n de la condena al pago de la
indemnizaci?n de 1.000.000 de pesetas y al cese de esta actitud empresarial.
Conforme establece el art?culo 8.1.?.a) de la Ley Org?nica de Libertad
Sindical, los trabajadores afiliados a un sindicato podr?n constituir
Secciones Sindicales en el ?mbito de la empresa o centro de trabajo. En las
empresas o centros de trabajo que ocupen a m?s de 250 trabajadores, las
Secciones Sindicales estar?n representadas por delegados sindicales elegidos
por y entre sus afiliados en la empresa o centro de trabajo, como determina
el art?culo 10.1.? de la misma Ley. Este mismo precepto regula y establece
las garant?as y derechos de que gozar?n los Delegados Sindicales en el
supuesto de que no formen parte del Comit? de Empresa. En cuanto a las
garant?as, se equiparan a las previstas legalmente para los miembros del
Comit? de Empresa en el art?culo 68 del Estatuto de los Trabajadores
(RCL 1980\607 y ApNDL 3006). En cuanto a los derechos, no se prev? esta
plena equiparaci?n, sino que se relacionan individualizadamente los mismos,
a salvo de mejoras en Convenio Colectivo. En concreto, el art?culo 10.3.?,
dispone que los Delegados Sindicales tienen derecho a: 1.?) acceder a la
misma informaci?n y documentaci?n que la empresa ponga a disposici?n del
Comit? de Empresa; 2.?) a ?asistir a las reuniones de los Comit?s de Empresa
y de los ?rganos internos de la empresa en materia de seguridad e higiene o
de los ?rganos de representaci?n que se establezcan en las Administraciones
P?blicas, con voz pero sin voto?, y 3.?) a ser o?dos por la empresa
previamente a la adopci?n de medidas de car?cter colectivo que afecten a los
trabajadores en general y a los afiliados a su sindicato en particular.
En el caso de autos, se trata de determinar si el derecho reconocido en el
art?culo 10.3.?, p?rrafo 2.?, tan s?lo comprende las reuniones internas del
Comit? de Empresa, o abarca tambi?n las reuniones que dicho Comit? mantenga
con la direcci?n de la empresa. En caso de entenderse que comprende todo
tipo de reuniones como mantiene el actor, es claro que hubiese tenido
derecho a manifestarse en la ya referida reuni?n con la empresa, en la que
le fue negada esta posibilidad.
No comparte la Sala la tesis del recurrente. Del tenor literal del art?culo
10.3.?.2.? de la Ley Org?nica de Libertad Sindical, cabe deducir que
efectivamente reconoce el derecho de los Delegados Sindicales a asistir a
todas las reuniones internas del Comit? de Empresa, ahora bien, no se
extiende este derecho a aquellas reuniones que el Comit? haya de celebrar
con la representaci?n de la empresa, al contrario, expresamente se limita
esta posibilidad a los que afecten a materia de seguridad e higiene.
Unicamente cuando se trate de reuniones de ?rganos internos de la empresa
competentes en esta materia, podr?n asistir los Delegados Sindicales. No de
otra manera puede interpretarse el precepto legal que expresamente distingue
entre las reuniones del Comit? de Empresa y la de los ?rganos internos de la
empresa en esta materia. Si la voluntad del legislador hubiere sido la de
autorizar la presencia de los Delegados Sindicales en cualquier reuni?n en
la que se encuentre presente el Comit?, ser?a innecesaria la expresa alusi?n
a una concreta modalidad.
Casa perfectamente esta interpretaci?n con la distinta finalidad y grado de
representaci?n que ostentan las Secciones Sindicales y el Comit? de Empresa.
Aqu?llas, son ?rganos de participaci?n sindical limitados a los trabajadores
afiliados a un determinado sindicato. El Delegado Sindical, es elegido por
estos afiliados y tan s?lo a ellos representa. Desde esta perspectiva, se le
protege con iguales garant?as que a los miembros de la representaci?n
unitaria de los trabajadores y se le reconocen determinados derechos de
informaci?n y participaci?n, que no pueden equipararse a los que
corresponden a los miembros del Comit? de Empresa, pues el propio art?culo
10.3.? de la Ley Org?nica de Libertad Sindical, se encarga de establecer un
?numerus clausus? de estos ?ltimos, dejando abierta la posibilidad de su
ampliaci?n por convenio colectivo. De este contexto legal, debe concluirse
que el p?rrafo 2.? de dicho precepto legal, no abarca otros supuestos que
los expresamente mencionados, sin que pueda hacerse una interpretaci?n
extensiva que lleve a considerar que los Delegados Sindicales tienen derecho
a asistir con voz y sin voto, a cualquier reuni?n que pueda celebrarse entre
el Comit? de Empresa y la direcci?n de la empresa. El derecho de libertad
sindical que consagra el art?culo 28.1.? de la Constituci?n, obliga a
arbitrar mecanismos que permitan la actuaci?n de los sindicatos y
trabajadores afiliados al mismo en el seno de la empresa, y en desarrollo de
este derecho, el art?culo 2.? de la Ley Org?nica de Libertad Sindical con
car?cter general y art?culos 8 y ss. de la misma Ley, de manera espec?fica,
regulan la acci?n sindical en la empresa y las posibilidades de actuaci?n de
las secciones sindicales, reconociendo a las mismas unas prerrogativas y
derechos que garantizan el cumplimiento de la previsi?n constitucional,
cuyos efectos no pueden extenderse m?s all? de lo legalmente establecido,
superando los l?mites que el legislador ha previsto para el ejercicio de
este derecho de actuaci?n sindical en la empresa.
La doctrina jurisprudencial invocada, adem?s de no ser vinculante para este
Tribunal, se limita a establecer que no puede limitarse la asistencia de los
Delegados Sindicales a las reuniones del Comit? de Empresa que versen sobre
materia de seguridad e higiene en el trabajo, sino que debe extenderse a
todas las reuniones internas del mismo, cualquiera que sea la cuesti?n a
tratar (Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andaluc?a de 17 marzo
1992 [AS 1992\1422]), sin que esta facultad pueda quedar sometida a
autorizaci?n del Comit? de Empresa (Sentencia del Tribunal Superior de
Justicia de Valencia de 14 febrero 1992). Criterios que esta Sala comparte,
pero de los que no cabe colegir la conclusi?n a que llega el recurrente,
pues estas sentencias no se refieren a las reuniones entre el Comit? y la
empresa, sino, ?nicamente, a las internas del propio Comit?. En sentido
contrario, la Sentencia de 5 septiembre 1991 (AS 1991\5024) del Tribunal
Superior de Justicia de Castilla y Le?n, deniega el derecho de los Delegados
Sindicales a participar en reuniones de negociaci?n del convenio colectivo
de empresa.
En definitiva, al margen de lo establecido en Convenio Colectivo, los
Delegados Sindicales que no ostentan la condici?n de miembros del Comit? de
Empresa, pueden asistir, con voz y sin voto, a todas las reuniones internas
del Comit? de Empresa, sin limitaci?n alguna y sin necesidad de autorizaci?n
previa; sin que este derecho comprenda las reuniones que dicho Comit?
celebre con la direcci?n de la empresa, salvo que se trate de materia de
seguridad e higiene en el trabajo. No contraviene esta interpretaci?n lo
establecido en el Convenio n?m. 135 de la OIT (RCL 1974\1341 y NDL 18420),
que no prev? una total y absoluta equiparaci?n entre las facultades de los
Delegados Sindicales y miembros del Comit? de Empresa.
Aplica acertadamente la sentencia de instancia esta doctrina, por lo que
debe ser confirmada en sus t?rminos, con desestimaci?n del recurso.
Publicado por tuasesor @ 23:36
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios