Mi?rcoles, 09 de marzo de 2005
MARGINAL: AS 1995\3990
RESOLUCION: SENTENCIA de 14-10-1995, n?m. 5492/1995.
Recurso de Suplicaci?n. Rollo n?m. 2084/1995.
JURISDICCION: SOCIAL (TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE CATALU?A, Sala de lo Social)
PONENTE: Ilmo. Sr. D. SEBASTIAN MORALO GALLEGO
[TEXTO]:
Desestimando el recurso de suplicaci?n interpuesto por la empresa demandada
frente a Sentencia del Juzgado de lo Social n?m. 28 de Barcelona, de fecha
15-12-1994, el TSJ confirma la resoluci?n de instancia en todas sus partes.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.-Con fecha 4 de octubre de 1994 tuvo entrada en el citado Juzgado
de lo Social demanda sobre despidos suscrita por Felipe N. N. contra
?Mesana, SA? y Fondo de Garant?a Salarial, en la que alegando los hechos y
fundamentos de derecho que estim? procedentes, terminaba suplicando se
dictara sentencia en los t?rminos de la misma. Admitida la demanda a tr?mite
y celebrado el juicio se dict? Sentencia con fecha 15 diciembre 1994 que
conten?a el siguiente:
FALLO:
?Que con estimaci?n de la demanda presentada por don Felipe N. N. frente a
la empresa "Mesana, SA" y Fondo de Garant?a Salarial, debo declarar y
declaro la improcedencia del despido de fecha 5 de septiembre de 1994, y
condeno a la demandada a estar y pasar por dicha declaraci?n y a readmitirle
en el puesto de trabajo en las mismas condiciones que han venido rigiendo,
con efectos al alta m?dica o a la extinci?n de la ILT por alguno de los
motivos legalmente previstos, o a indemnizarle con la cantidad de 1.175.675
pesetas a su opci?n, y en todo caso a liquidarle la prestaci?n de ILT por
pago delegado desde que se produjo el despido, as? como a reincorporarlo en
su plantilla con todos los efectos legales inherentes?.
SEGUNDO.-En dicha sentencia, como hechos probados, se declaran los
siguientes:
?I.-El demandante don Felipe N. N., con DNI n?m. ..., viene prestando
servicios por cuenta de la empresa "Mesana, SA" del ramo de actividad
textil, desde el 3 de octubre de 1987. Ostenta la categor?a profesional de
batanero y percibe el salario de 114.700 pesetas mensuales, incluida la
prorrata de las pagas extraordinarias.
II.-En fecha de 10 de febrero de 1993 inici? situaci?n de ILT hasta el 11
de junio de 1993 por el diagn?stico de "v?rtigo, poliastralgia gastropat?a
de AINES". Se reincorpor? al trabajo el siguiente d?a h?bil despu?s del alta
m?dica.
En fecha de 23 de junio de 1993 inici? nuevo proceso de ILT por el
diagn?stico de "gonalgia bilateral", situaci?n en la que actualmente
contin?a.
III.-El demandante ven?a percibiendo la prestaci?n de ILT mensualmente de
la empresa. El d?a 5 de septiembre, finalizadas las vacaciones colectivas de
la demandada, se person? en la empresa interesando el motivo de porqu? no se
le hab?a abonado el mes de agosto. Por una administrativa se le comunic? que
se le hab?a dado de baja en la empresa.
Realizadas las oportunas gestiones ante la TGSS, comprob? que en fecha de
20 de agosto de 1994 la demandada le hab?a dado de baja en el R?gimen
General de la Seguridad Social, seg?n certificado expedido por dicha entidad
en fecha de 15 de septiembre.
Seguidamente remiti? el demandante telegrama a la empresa en inter?s de la
debida explicaci?n de tal proceder. La empresa le comunic? por carta de
fecha 21 de septiembre que la baja en la empresa y en la Seguridad Social
respond?a al agotamiento del plazo m?ximo de permanencia en situaci?n de
incapacidad laboral transitoria.
IV.-Por el ICS se constata que los dos procesos de ILT no se han producido
por las mismas causas y no responden al mismo o similar diagn?stico, y
se?ala que el demandante agotar? los dieciocho meses de plazo m?ximo de la
situaci?n de ILT computado desde el 23 de junio de 1993, el d?a 22 de
diciembre de 1994.
V.-Inst? acto de conciliaci?n ante la DTCI el d?a 21 de septiembre de 1994,
celebr?ndose el siguiente d?a 6 de octubre, con el resultado de sin
avenencia?.
TERCERO.-Contra dicha sentencia anunci? recurso de suplicaci?n la parte
demandada, que formaliz? dentro de plazo, y que la parte contraria a la que
se dio traslado, lo impugn? elevando los autos a este Tribunal dando lugar
al presente rollo.
FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.-Recurre en suplicaci?n la empresa demandada, contra la sentencia
de instancia que califica de despido improcedente la decisi?n de dar de baja
en Seguridad Social al trabajador por entender que hab?a agotado el plazo
m?ximo de duraci?n de la situaci?n de incapacidad laboral transitoria en que
se encontraba.
SEGUNDO.-Pretende el primer motivo del recurso la parcial modificaci?n del
hecho probado tercero para que se adicione al mismo un nuevo p?rrafo en el
que se transcriba el inciso final de la carta de la empresa de 21 de
septiembre de 1994 a que se refiere. Si bien es cierto que en dicha misiva
se dice que ?cuando obtuviese el alta m?dica deber?a reanudar sus servicios
con la empresa "Mesana, SA"?, se trata de un hecho admitido y pac?fico, que
no ha sido objeto de controversia entre las partes al aceptar ambas la
integridad de tal comunicaci?n, y que, adem?s, es absolutamente
intrascendente para la resoluci?n del recurso, por lo que deviene
innecesaria la modificaci?n postulada; por ello debe ser rechazada.
TERCERO.-Igual resultado desestimatorio merece el motivo segundo que
denuncia infracci?n de los art?culos 100.1.? del Real Decreto 1/1994, de 20
junio (RCL 1994\1825), y 17 de la Orden Ministerial 28 diciembre 1966
(RCL 1966\2404; RCL 1967\801 y NDL 27253), en concordancia con los
art?culos 106 y 128 del Real Decreto antes citado y Orden Ministerial 13
octubre 1967 (RCL 1967\2097 y NDL 27266).
Son hechos indiscutidos los que siguen: El actor viene prestando servicios
para la demandada desde octubre de 1987. En fecha 10 de febrero de 1993
inicia situaci?n de incapacidad laboral transitoria por el diagn?stico de
?v?rtigo poloastralgia, gastropatia por AINES?, que se prolonga hasta 11 de
junio de 1993. Tras reincorporarse a su puesto de trabajo, inicia nuevo
proceso de incapacidad laboral transitoria en 23 de junio de 1993 por el
diagn?stico de ?gonalgia bilateral?, situaci?n en la que contin?a a la fecha
de la sentencia de instancia. Desde el inicio de la misma percibe la
prestaci?n mediante pago delegado por parte de la empresa. En 20 de agosto
de 1994, la empresa, sin notificarlo al trabajador, le da de baja en el
R?gimen General de la Seguridad Social, a la vez que deja de abonarle la
prestaci?n de incapacidad laboral. Finalizadas las vacaciones estivales en
la empresa, el actor se persona en la misma el d?a 5 de septiembre
interesando el motivo de que no se le hubiese hecho efectivo el pago
correspondiente al mes de agosto, siendo informado por una administrativa
que se le hab?a dado de baja en la empresa. Tras realizar las oportunas
gestiones ante la Tesorer?a General de la Seguridad Social y constatar que
hab?a sido dado de baja por la empresa, remite a la misma un telegrama en
inter?s de la debida explicaci?n de este proceder. Por carta de 21 de
septiembre, la empresa le comunic? que la baja en la empresa y en la
Seguridad Social respond?a al agotamiento del plazo m?ximo de permanencia en
situaci?n de incapacidad laboral transitoria, contado desde el inicio del
primero de los procesos antes mencionados en 11 de febrero de 1993 por haber
pasado a situaci?n de invalidez provisional. El Institut Catal de la Salut
emite certificado en el que hace constar que los dos procesos de incapacidad
laboral transitoria ya referidos, son debidos a diagn?sticos m?dicos
diferentes, no siendo acumulables, por lo que el actor agotar? el plazo
m?ximo de duraci?n del ?ltimo de ellos el d?a 22 de diciembre de 1994.
Como acertadamente indica la Juez de instancia, la cuesti?n litigiosa
reside en determinar si esta decisi?n de la empresa constituye despido como
alega el trabajador, o bien, se debe simplemente al pase del mismo a la
situaci?n de invalidez provisional como pretende la empresa. Significar ante
todo que los hechos sobre los que versa el litigio son todos ellos
anteriores a 1 de septiembre de 1994, por lo que en ninguna forma es de
aplicaci?n lo dispuesto en el Real Decreto Legislativo 1/1994 de 20 junio,
en cuya disposici?n final ?nica se prev? su entrada en vigor en la data
se?alada.
La competencia debe determinar si dos procesos distintos e independientes
de incapacidad laboral transitoria, son acumulables a efectos del c?mputo
del plazo m?ximo de duraci?n de esta situaci?n que el art?culo 126.1? de la
Ley General de la Seguridad Social (RCL 1974\1482 y NDL 27361), establece en
dieciocho meses, corresponde, ?nica y exclusivamente, al Instituto Nacional
de la Seguridad Social. Podr? la empresa interesar esta declaraci?n y
solicitar lo que estime pertinente ante dicho organismo o ante la inspecci?n
m?dica del Institut Catal de la Salut, pero lo que no cabe es que
unilateralmente, sin mediar resoluci?n alguna de los organismos citados e,
incluso, sin haber practicado actuaciones ante los mismos, la empresa decida
que debe dar de baja al trabajador en Seguridad Social por entender que los
dos procesos de incapacidad laboral transitoria en los que ha estado inmerso
son acumulables conforme al art?culo 9.1.? de la Orden Ministerial 13
octubre 1967, y superan el plazo m?ximo de duraci?n legalmente previsto para
esta contingencia. Igualmente, corresponde en exclusiva al Instituto
Nacional de la Seguridad Social la competencia para declarar al trabajador
en situaci?n de invalidez provisional, como determina el art?culo 7.1.? de
la Orden Ministerial 15 abril 1969 (RCL 1969\869, 1548 y NDL 27275), por lo
que es preceptiva la resoluci?n de este Organismo en que as? se acuerde para
considerar al trabajador incurso en la misma, no pudiendo la empresa acordar
unilateralmente que concurren los presupuestos que la determinan, sin que se
haya producido pronunciamiento alguno al respecto. Carece por ello de toda
relevancia a los efectos de este proceso, la cuesti?n de fondo relativa a la
procedencia o no de la acumulaci?n de tales per?odos de incapacidad laboral,
que deber?a ser resuelta en el eventual procedimiento que pudiera derivarse,
ante, y con intervenci?n, de las Entidades Gestoras mencionadas.
En el caso de autos, adem?s, la empresa oculta su actuaci?n al actor,
d?ndole de baja en Seguridad Social sin notific?rselo en forma alguna,
dejando de abonar la prestaci?n que hasta entonces pagaba mensualmente y
limit?ndose a comunicar al trabajador a trav?s de una administrativa que
hab?a sido dado de baja en la empresa cuando se persona en el centro de
trabajo a informarse de su situaci?n. Tan s?lo posteriormente, tras recibir
un telegrama del trabajador, le contesta por escrito para informar que ha
sido dado de baja en la empresa porque ha pasado a situaci?n de invalidez
provisional. No tan s?lo no hay resoluci?n alguna del organismo competente
poniendo fin a la situaci?n de incapacidad laboral transitoria y declarando
al actor en invalidez provisional, sino que, al contrario, por el Institut
Catal de la Salut se certifica que la incapacidad laboral no finaliza hasta
diciembre de 1994 y, expresamente, se declaran no acumulables los dos
procesos que afectan al trabajador.
En estas circunstancias, la unilateral, injustificada y torticera actuaci?n
de la empresa, en cuanto se realiza a espaldas del trabajador, sin
notificarle en ninguna forma que causa baja en la Seguridad Social y,
paralelamente, dejando de abonar la prestaci?n que hasta entonces hac?a
efectiva, infringe el deber de buena fe que debe regir la relaci?n laboral,
ex art?culo 20.2.? del Estatuto de los Trabajadores (RCL 1980\607 y ApNDL
3006), y pone de manifiesto su intenci?n de dar por resuelto el contrato de
trabajo. La ulterior comunicaci?n escrita en la que se dice que esta actitud
obedece al hecho de estimar que el actor ha pasado a situaci?n de invalidez
provisional, se realiza extempor?neamente, tan s?lo despu?s de los diversos
requerimientos del trabajador, en un intento de ocultar la finalidad ?ltima
de su actuaci?n precedente y ya consumada, constitutiva de despido t?cito en
cuanto pone de manifiesto la voluntad concluyente de resolver el contrato de
trabajo, obligando al trabajador a interponer demanda de despido para evitar
la segura caducidad de la acci?n de no haber reaccionado contra la
unilateral decisi?n empresarial, carente de todo viso de legalidad y, por
ello, claramente reveladora de la intenci?n de poner fin definitivamente a
la relaci?n entre las partes y por tanto calificable como despido
improcedente realizado en forma t?cita, tal y como acertadamente concluye la
sentencia de instancia.
CUARTO.-Igual resultado desestimatorio merece el motivo tercero que
denuncia infracci?n del art?culo 56 del Estatuto de los Trabajadores.
Al margen del mayor o menor acierto de las expresiones gramaticales que
contiene el fallo de la resoluci?n recurrida, se limita el mismo a declarar
la improcedencia del despido con las consecuencias legales que el art?culo
56 del Estatuto de los Trabajadores auna a tal declaraci?n. Es obvio que se
concede a la empresa el derecho a optar entre la readmisi?n o la resoluci?n
del v?nculo laboral en cualquier caso, e igualmente evidente resulta la
condena al pago de los salarios de tramitaci?n devengados desde la fecha del
despido, que la juzgadora ?a quo? identifica con el subsidio de incapacidad
laboral transitoria por ser ?ste el concepto en que se ven?a abonando la
retribuci?n del trabajador. Naturalmente, podr? descontar la empresa las
cantidades que el actor haya podido percibir en pago directo por el
Instituto Nacional de la Seguridad Social de las mensualidades del subsidio
transcurridas desde la fecha del despido e igualmente, compensar conforme al
r?gimen ordinario las que se vea obligada a abonar.
QUINTO.-Conforme establece el art?culo 232.2.? de la Ley de Procedimiento
Laboral procede imponer al recurrente el pago de honorarios de letrado de la
parte impugnante que la Sala establece en 50.000 pesetas.
Publicado por tuasesor @ 23:48
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios