Viernes, 11 de marzo de 2005
SENTENCIA DE LA SALA DE LOS SOCIAL DEL TRIBUNAL SUPREMO DE 30 DE MAYO DE 2000. RECURSO DE CASACION PARA LA UNIFICACION DE DOCTRINA NUMERO 468/1999. eL INFARTO "IN ITINERE" NO ES ACCIDENTE LABORAL


Autor: Ponente: D. Gonzalo Moliner Tamborero
art?culo recomendado por: Sindicato M?dico de Granada
02.06.2003
SENTENCIA 30 MAYO 2000

Recurso de casaci?n para la unificaci?n de doctrina n?m. 468/1999

Tribunal Supremo

Sala de lo Social

Ponente: Excmo. Sr. D. Gonzalo Moliner Tamborero



ACCIDENTE DE TRABAJO: inexistencia. infarto de miocardio ?in itinere>>: presunci?n: alcance.



Disposiciones estudiadas: LGSS/1994, art, 115.3.



El TS desestima el recurso de casaci?n para la unificaci?n de doctrina (n?m. 468/1999) interpuesto por don Te?filo R. P. contra la Sentencia de 20.11.1998, del TSJ de Catalu?a, dictada en autos promovidos por el recurrente contra el INSS Y otros. sobre incapacidad permanente.



FUNDAMENTOS DE DERECHO



PRIMERO.-1.-El presente recurso de casaci?n para la unificaci?n de doctrina lo ha interpuesto la representaci?n del demandante contra la sentencia dictada en 20 de noviembre de 1998 por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Catalu?a (Rec. 3128/1998) que desestim? la demanda interpuesta por el interesado que, habiendo sido declarado en situaci?n de invalidez permanente absoluta derivada de enfermedad com?n, solicitaba que se declarara que dicha situaci?n derivaba de accidente de trabajo. En dicha sentencia se declar? probado que el demandante ?en la ma?ana del 4 -7-1995, sufri? un desvanecimiento repentino cuando se dirig?a desde su casa al trabajo, en la estaci?n del metro?, y por tratarse de una dolencia de origen interno y producida durante el trabajo lo calific? de enfermedad com?n sin aplicarle la presunci?n de laboralidad que el demandante alega.

2.-Dicho recurrente aporta como sentencia de contraste la dictada en fecha 1 de octubre de 1996 (AS 1996, 3896) por la misma Sala de lo Social de Catalu?a (Rec, 3001/1995) en la que se declar? como derivada de accidente de trabajo la muerte del causante de la prestaci?n de viudedad que all? se reclamaba. a pesar de que declar? probado que ?el fallecimiento se produjo de forma s?bita en el metro, cuando se dirig?a desde su domicilio... (al trabajo)... a fin de iniciar su jornada vespertina?.



3.-Tanto la Mutua demandada como el Ministerio Fiscal en su preceptivo informe han solicitado la desestimaci?n del presente recurso por falta de contenido casacional, y es ?sa y no otra la soluci?n que procede dar al mismo, puesto que la ?nica cuesti?n que se plantea en el presente recurso es la de si debe de reconocerse o no como causadas por accidente de trabajo, aplicando la presunci?n de laboralidad que se contiene en el art. 115.3 del Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social (RCL- 1994, 1825), las lesiones o dolencias que deriven de un evento da?oso producido no en el trabajo, sino en el camino de ?da o vuelta al trabajo (?in itinere?), y la misma ya ha sido reiteradamente resuelta por esta Sala en el sentido en que se pronunci? la sentencia recurrida---como puede apreciarse en las SSTS de 4-7-1995 (RJ 1995, 5906) (Rec. 1499/1994), 21-9-1996 (RJ 1996, 6766) (Rec. 2983/1993), 20-3-1997 (RJ 1997, 2590) (Rec. 2726/1996). 16-11-1998 (RJ 1998, 9825) (Rec, 502/1998) y 21-12-1998 (RJ 1999, 314) (Rec. 722/1998), e incluso por Auto de 2-6-1999 (Rec. 4702/1997), inadmitiendo el recurso de casaci?n por falta de contenido casacional en un supuesto semejante al que aqu? se contempla. La doctrina de la Sala en todos estos casos, a partir de la literalidad del precepto citado (?Se presumir?, salvo prueba en contrario, que son constitutivas de accidente de trabajo las lesiones que sufra el trabajador durante el tiempo y en el lugar de trabajo?) se puede presumir en la siguiente, ya reflejada en las ?ltimas resoluciones citadas: 1) La presunci?n de laboralidad del accidente o dolencia de trabajo establecida en el art. 84.3 de la Ley General de la Seguridad Social de 1974 (RCL 1974, 1482 y NDL27361), aplicable al caso (precepto recogido sin variaciones en el art. 115.3 del vigente Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social de 1994, s?lo alcanza a los acaecidos en el tiempo y lugar de trabajo, y no a los ocurridos en el trayecto de ?da al trabajo o vuelta del mismo, y 2) La asimilaci?n a accidente de trabajo del accidente de trayecto (?in itinere?) se limita a los accidentes en sentido estricto (lesiones s?bitas y violentas producidas por agente externo) y no a las dolencias o procesos morbosos de distinta etiolog?a y modo de manifestaci?n. Y ello es as? porque, como se?ala la STS antes citada, de 16-11-1998 (Rec. 502/ 1998) ?En justificaci?n de esta doctrina hay que tener en cuenta que el accidente "in itinere", fue una creaci?n jurisprudencial recogida posteriormente por el legislador en el Texto Articulado Primero de la Ley General de la Seguridad Social (RCL 1966. 734 y 997), y es la manifestaci?n t?pica del accidente impropio, que actualmente se consagra con car?cter aut?nomo en el art?culo 115.3 de la Ley General de la Seguridad Social, con la misma redacci?n del art?culo 84.3 del texto de 1974, que suprim?a la referencia a la "concurrencia de las condiciones que reglamentariamente se determinen" que establec?a el texto inicial anteriormente citado, accidente impropio, en cuanto no deriva directamente de la ejecuci?n del contenido de la relaci?n de trabajo, sino de las circunstancias concurrentes, cual es el desplazamiento que derivan de la necesidad de hacer efectiva esa obligaci?n sinalagm?tica, en forma tal que si ?sta no hubiera existido, no se hubiera producido la necesidad del desplazamiento y en consecuencia el accidente.



La presunci?n del legislador en el accidente ?in ?ti?ere? se establece para la relaci?n de causalidad con el, trabajo, pero no en relaci?n a la lesi?n o trauma que no es discutido. Por el contrario en relaci?n con el n?mero 3 del art?culo 115, que se estima como infringido, la presunci?n establecida por el legislador se mueve en otro nivel, pues hace referencia a que la lesi?n exteriorizada en el tiempo y lugar de trabajo, y tambi?n con distinta intensidad, pues la presunci?n lo es ?iuris tantum? es decir, admite prueba en contrario, mientras que el accidente "in itinere" se produce autom?ticamente esa calificaci?n "tendr?n la consideraci?n" dice el legislador, siempre claro est? que concurran los requisito jurisprudenciales que se se?alan para su calificaci?n, lo que produce una inversi?n en la postura de las partes pues en ?ste el trabajador o sus causahabientes han de demostrar que concurren esos requisitos, mientras que en el ocurrido en el tiempo y lugar de trabajo es el patrono o las entidades subrogadas quienes han de justificar que esa lesi?n no se produjo por el trabajo.



En consecuencia no pueden ampliarse, mezcl?ndolas estas dos presunciones claramente diferenciadas por el legislador, como en esencia se pretende en el recurso que ha de ser desestimado por cuanto la sentencia combatida sigue esa doctrina unificada?.



4.-Cabe a?adir a lo ya dicho que la sentencia de la Sala de Catalu?a ya aplic? esta misma doctrina para rectificar su doctrina contraria anterior reflejada en la sentencia de contraste, haci?ndolo constar expresamente, lo que abunda en la necesidad de desestimar el recurso contra la misma interpuesto dado que se acomodaba expresa y razonadamente a la doctrina unificada ya por esta Sala en el momento de dictarla.



SEGUNDO.De conformidad con lo antes indicado el recurso debe, pues, desestimarse, sin que proceda, no obstante la imposici?n de las costas al recurrente. dado que goza del beneficio de justicia gratuita -art. 233 LPL (RCL 1995, 1144 y 1563)
Publicado por tuasesor @ 0:33
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios