Viernes, 18 de marzo de 2005
MARGINAL: AS 1995\2130
RESOLUCION: SENTENCIA de 19-5-1995, n?m. 489/1995.
Recurso de Suplicaci?n n?m. 66/1995
JURISDICCION: SOCIAL (TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE CASTILLA-LA MANCHA,
Sala de lo Social)
RESUMEN:
SALARIOS: plus de trabajos penosos, t?xicos y peligrosos: car?cter no
consolidable; supresi?n: denegaci?n: traslado a puesto de trabajo no
catalogado como penoso, t?xico o peligroso: garant?a establecida en
convenio. CONTRATO DE TRABAJO: modificaci?n de las condiciones: cambio del
sistema de remuneraci?n: incentivos salariales no asignados en el nuevo
puesto de trabajo.
DIS-ESTUDIADAS:
LEY 10-3-1980, n? 8/1980. ESTATUTO DE LOS TRABAJADORES. TEXTO (RCL 1980\607)
Art. 39 Art. 41

PONENTE: Ilmo. Sr. D. PEDRO LIBRAN SAINZ DE BARANDA
VOCES:
COMUNIDADES AUTONOMAS
Supuestos espec?ficos
Castilla-La Mancha
Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha: cesaci?n de la actividad:
traslado a puesto de trabajo an?logo: mantenimiento de las retribuciones:
complementos del puesto de trabajo

CONTRATO DE TRABAJO
Modificaci?n de las condiciones
Debe estimarse
Cambio de puesto de trabajo: disminuci?n de retribuci?n: incentivos
salariales del puesto de trabajo

CONTRATO DE TRABAJO
Modificaci?n de las condiciones
Debe estimarse
Cambio del sistema de remuneraci?n: alcance

MOVILIDAD FUNCIONAL
DERECHOS ECONOMICOS
Mantenimiento: complementos del puesto de trabajo: supuestos

MOVILIDAD FUNCIONAL
FACULTAD DE LA EMPRESA
Extensi?n y l?mites: derechos econ?micos: complementos del puesto de
trabajo

SALARIOS
PLUSES
Plus de trabajos penosos, t?xicos y peligrosos
Car?cter no consolidable

SALARIOS
PLUSES
Plus de trabajos penosos, t?xicos y peligrosos
Supresi?n: no debe estimarse: traslado a puesto de trabajo no catalogado
como t?xico, penoso o peligroso: garant?a establecida en convenio

SALARIOS
PLUSES
Plus de trabajos penosos, t?xicos y peligrosos
Supresi?n: requisitos

SALARIOS
PLUSES
Plus de trabajos penosos, t?xicos y peligrosos
Traslado a puesto de trabajo no catalogado como penoso, t?xico o
peligroso: efectos

[TEXTO]:
El TSJ estima el recurso interpuesto por los actores contra la Sentencia
del Juzgado de lo Social de Guadalajara, de fecha 7-12-1994, dictada en
autos promovidos sobre cantidad, que es revocada en el sentido que se indica
en la fundamentaci?n jur?dica.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.-Que, seg?n consta en autos, se present? demanda por don Angel M.
de las H. y don Rafael M. de las H., en la que tras exponer los hechos y
fundamentos de derecho que estimaban de aplicaci?n, terminaban suplicando
sentencia por la que fuese declarado su derecho a seguir percibiendo las
mismas retribuciones que percib?an con anterioridad a ser trasladados y
condena a la demandada a abonarles por los meses de marzo, abril y mayo la
cantidad de 68.787 pesetas.
Admitida a tr?mite la demanda, y celebrado el acto del juicio, se dict?
Sentencia el d?a 7 diciembre 1994, cuya parte dispositiva figura en el
tercero de estos antecedentes.
SEGUNDO.-Que en la sentencia de instancia, y como hechos probados, se
declaraban los siguientes:
?I.-Los demandantes en esta causa, don Angel y don Rafael M. de las H.,
prestan servicios laborales para la Junta de Comunidades de Castilla-La
Mancha desde el 4 de febrero de 1982, detentando las categor?as de oficial
de 1.? tractorista y oficial de 1.? pastor, respectivamente, y percibiendo
las retribuciones convencionalmente establecidas y ascendentes a la suma
mensual de 138.622 pesetas, sin inclusi?n de la prorrata de pagas.
II.-Hasta el 19 de abril de 1993 los se?ores M. de las H., desplegaron su
actividad de trabajo en el centro de reproductores selectos "El Serranillo",
dependiente de la Delegaci?n Provincial de Agricultura de la Junta, donde
los aqu? demandantes ven?an percibiendo un plus de peligrosidad, reconocido
mediante Resoluci?n de 17 enero 1986 de la Direcci?n General de la Funci?n
P?blica. A partir de aquella data, y a virtud de Acuerdos de la Secretar?a
General T?cnica de la Consejer?a de Agricultura de 16 abril 1993, los
productores pasaron a prestar servicios a un nuevo centro de trabajo, el de
Capacitaci?n Agraria sito en la localidad de Marchamalo, como consecuencia
del cese de la actividad del centro "El Serranillo". De conformidad con la
autorizaci?n al respecto librada mediante Resoluci?n de la Direcci?n
Provincial de Trabajo de 1 febrero del a?o en curso, don Angel M. de las H.
fue finalmente adscrito al Centro de Capacitaci?n y Experimentaci?n Agraria
de Guadalajara y don Rafael M. de las H. a la Delegaci?n Provincial de la
Consejer?a de Agricultura, con efectos de 1 de marzo del citado a?o 1994 y
conservando las categor?as profesionales detentadas.
III.-Desde la aludida mutaci?n funcional definitiva de los se?ores M. de
las H., los mismos han dejado de percibir el complemento de penosidad,
peligrosidad y toxicidad que lucraron hasta febrero de 1994 y cuya cuant?a
mensual ascend?a a la suma de 22.929 pesetas.
IV.-Deducidos escritos de reclamaci?n previa por los productores y frente a
la supresi?n del aludido complemento salarial, mediante Resoluciones de 6
julio 1994 de la Consejer?a de Administraciones P?blicas se desestimaban
expresamente los mismos, ingresando demandas jurisdiccionales en esta sede a
cuyo trav?s los se?ores M. de las H., instaban el reconocimiento de su
derecho a proseguir en la percepci?n del plus, reclamando de forma
complementaria la cantidad correspondiente al insatisfecho complemento
durante los meses de marzo, abril y mayo del corriente a?o?.
TERCERO.-Que, la anterior sentencia, contiene la siguiente parte
dispositiva:
FALLO:
?Con desestimaci?n de las demandas deducidas por don Angel M. de las H. y
don Rafael M. de las H. contra la Junta de Comunidades de Castilla-La
Mancha, Consejer?a de Agricultura y Medio Ambiente, absuelvo al citado
empleador p?blico de los pedimentos al mismo dirigidos?.
CUARTO.-Que, en tiempo y forma, por la parte demandante se formul? recurso
de suplicaci?n, que fue impugnado por la demandada.
Elevadas las actuaciones a este Tribunal, se dispuso el pase a Ponente para
su examen y resoluci?n.
FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.-Frente a la sentencia de instancia que desestim? la solicitud de
los actores en reclamaci?n de continuar percibiendo el complemento de
peligrosidad, penosidad y toxicidad que lo hab?an percibido hasta febrero de
1994, se alza el presente recurso en el que con correcto amparo procesal en
el art. 190.c) de la LPL (RCL 1990\922 y 1049), se denuncia infracci?n de la
disposici?n adicional 7.? del Convenio Colectivo para el Personal Laboral de
la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, y dicha censura jur?dica debe
tener favorable acogida, ya que de la prueba practicada en el expediente y
admitida por ambas partes consta que hasta el 19 de abril de 1993 los
se?ores M. de las H. desplegaron su actividad de trabajo en el centro de
reproductores selectos ?El Serranillo?, dependiente de la Delegaci?n
Provincial de Agricultura de la Junta, donde los aqu? demandantes ven?an
percibiendo un plus de peligrosidad, reconocido mediante Resoluci?n de 17
enero 1986 de la Direcci?n General de la Funci?n P?blica. A partir de
aquella data, y a virtud de Acuerdos de la Secretar?a General T?cnica de la
Consejer?a de Agricultura de 16 abril 1993, los productores pasaron a
prestar servicios a un nuevo centro de trabajo, el de Capacitaci?n Agraria
sito en la localidad de Marchamalo, como consecuencia del cese de la
actividad del centro ?El Serranillo?. De conformidad con la autorizaci?n al
respecto librada mediante Resoluci?n de la Direcci?n Provincial de Trabajo
de 1 febrero del a?o en curso, don Angel M. de las H. fue finalmente
adscrito al Centro de Capacitaci?n y Experimentaci?n Agraria de Guadalajara
y don Rafael M. de las H. a la Direcci?n Provincial de la Consejer?a de
Agricultura, con efectos de 1 de marzo del citado a?o 1994 y conservando las
categor?as profesionales detentadas.
SEGUNDO.-La sentencia de instancia, se basa para desestimar la pretensi?n
en el hecho de que por una parte el plus de toxicidad y penosidad se percibe
cuando se dan las circunstancias determinantes del cobro, y por otra en lo
dispuesto en el art. 52 del Convenio antes citado, en el que se establece,
que los pluses no tienen car?cter consolidables, y dichas argumentaciones
son ajustadas a Derecho, pues el Decreto de Ordenaci?n del Salario as? lo
establece y adem?s, la doctrina cient?fica y jurisprudencial es clara al
respecto en el sentido de que el plus aqu? analizado no tiene car?cter
personal, y no es consolidable; qued?ndonos por analizar las alegaciones del
recurrente en el sentido que pese a su car?cter personal y no consolidable,
los actores tienen derecho a seguir percibi?ndolo, aunque desempe?en su
labor en puestos no catalogados como t?xicos, penosos o peligrosos en base a
que la resoluci?n de la Direcci?n General de Trabajo, que autoriz? la
modificaci?n de las condiciones de trabajo, establece, ?que el traslado no
puede suponer merma de las retribuciones?.
TERCERO.-Para resolver esta ?ltima cuesti?n hemos de partir de que una vez
reconocido el derecho a percibir el plus de peligrosidad y penosidad, la
extinci?n de los mismos debe producirse bien por acuerdo entre las partes,
bien previa comprobaci?n de la desaparici?n de las circunstancias que le
dieron efectividad a trav?s del expediente correspondiente, que alcanza no
s?lo a la declaraci?n de peligrosidad o penosidad, sino tambi?n a la
correspondiente extinci?n de las condiciones de trabajo que le dieron
origen, puesto que en otro caso ello supondr?a dejar al arbitrio de una de
las partes la subsistencia de la obligaci?n, contraviniendo lo dispuesto en
el art. 1256 del C?digo Civil, y en el presente caso, ha existido
expediente, ha desaparecido el puesto de trabajo, y como consecuencia, se
suprime el plus y ello es ajustado a derecho, ahora bien, en el caso de
autos hemos de analizar otra cuesti?n y es la disposici?n adicional s?ptima
del Convenio Colectivo que prev? que en los supuestos de cesaci?n de
actividad, los trabajadores que queden afectados, tienen garantizado la
permanencia al servicio de la Junta de Comunidades, mediante el traslado a
un puesto de trabajo an?logo o similar, que no le suponga merma de sus
retribuciones.
Es claro que partiendo del car?cter vinculante del Convenio para las
partes, el cual por su condici?n de fuente de derecho es de aplicaci?n
preferente a cualquier otra norma, y que la limitaci?n de las partes s?lo se
produce en el supuesto de normas de derecho necesario de superior rango y el
sometimiento a los principios fundamentales constitucionales previstos en el
art. 14 de la CE (RCL 1978\2836 y ApNDL 2875), proceder? la estimaci?n del
recurso, pues cuando la disposici?n adicional 7.? dice que los trabajadores
no sufrir?n mermas de sus retribuciones, el significado de la palabra
retribuciones, no puede ser otro que el de todos los emolumentos que ven?an
percibiendo en el anterior puesto de trabajo.
Con este criterio por otra parte, la Sala hace suyo el criterio seguido por
otros Tribunales de lo Social en el sentido de que frente a la soluci?n
restrictiva, negando la inclusi?n de los complementos extracategoriales,
basada en los principios de funcionalidad de los salarios por rendimiento y
de la sinalagmaticidad de las prestaciones, tesis seguida recientemente en
la Sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de
Madrid, de fecha 5 marzo 1991 (AS 1991\1820), se va generalizando la
soluci?n extensiva, seg?n la Sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal
Superior de Justicia de Galicia, de fecha 20 diciembre 1990, conforme a la
cual se garantiza al trabajador, al que se le impone el cambio de puesto de
trabajo, el ?status? econ?mico que, con vigencia estable, hab?a alcanzado su
relaci?n contractual en el ?mbito de la ordinaria actividad empresarial y
del r?gimen retributivo existente en el seno de la misma, ya que la
aplicaci?n del art. 39 del Estatuto de los Trabajadores (RCL 1980\607 y
ApNDL 3006), no puede aislarse en el cap?tulo en que se contiene, sino que
ha de coordinarse con el art. 41 del mismo Texto Legal, sobre modificaci?n
de las condiciones de trabajo, de modo que la facultad conferida al
empresario en el primero de los precitados preceptos, en el caso de que
afecte a las condiciones de trabajo, ha de sujetarse a los requisitos que
este segundo precepto establece; y habiendo de entenderse por modificaci?n
sustancial de las condiciones de trabajo las que incidan en el sistema de
remuneraci?n o del sistema de trabajo y rendimiento, comprendi?ndose
indirectamente dentro de ?stas la variaci?n a un puesto de trabajo en el que
no se devengan incentivos en igual medida que en el que antes se
desempe?aba.
Con esta soluci?n no se impide la efectividad de la movilizaci?n funcional
que el empresario puede acordar, sino que el trabajador, que no dio lugar al
cambio, sufra merma alguna en las percepciones econ?micas que habitualmente
obten?a.
Ahora bien con ello no queremos decir que en el supuesto de autos se haya
producido una consolidaci?n por los actores de las cantidades que percib?an
por el concepto de plus de peligrosidad y toxicidad, ya que como hemos dicho
el plus no tiene car?cter personal y no es consolidable, ahora bien dado los
t?rminos de la disposici?n adicional s?ptima, y partiendo de que los actores
tienen derecho a seguir percibiendo dichas cantidades habr? que entender que
los mismos han adquirido el car?cter de complemento personal, transitorio
desde el momento que lo est?n percibiendo, sin prestar servicios en puestos
de trabajo que est?n catalogados como t?xicos, penosos y peligrosos, por lo
que dicho complemento, deber? ser asimilado a los complementos personales
transitorios y por tanto absorbible con las mejoras retributivas derivadas
de incremento de salario base, u otro tipo de complementos, y al no haberlo
entendido as? el juzgador de instancia proceder? previa estimaci?n del
recurso la revocaci?n de la sentencia.
Publicado por tuasesor @ 3:35
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios