Viernes, 18 de marzo de 2005
MARGINAL: AS 1994\2062
RESOLUCION: SENTENCIA de 13-5-1994, núm. 2831/1994. Rollo núm. 1114/1994.
JURISDICCION: SOCIAL (TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE CATALUÑA, Sala de lo
Social)
RESUMEN:
SALARIOS: complemento de puesto de trabajo: carácter consolidable:
denegación: supresión al cesar en el puesto.
DIS-ESTUDIADAS:
DECRETO 17-8-1973, nº 2380/1973. ORDENA RETRIBUCION TRABAJO CUENTA AJENA
(RCL 1973\1810)
Art. 5, B)

PONENTE: Ilmo. Sr. D. FRANCISCO JAVIER SANZ MARCOS
VOCES:
MOVILIDAD FUNCIONAL
DOCTRINA GENERAL
Límites: derechos económicos

MOVILIDAD FUNCIONAL
DERECHOS ECONOMICOS
Mantenimiento: no se incluyen los complementos del puesto de trabajo

SALARIOS
COMPLEMENTOS
De puesto de trabajo: debe estimarse: plus de disponibilidad: encargado

SALARIOS
COMPLEMENTOS
De puesto de trabajo: carácter no consolidable

SALARIOS
COMPLEMENTOS
De puesto de trabajo: supresión por cesar en el cargo

[TEXTO]:
El TSJ estima el recurso interpuesto por la empresa demandada contra la
Sentencia de Juzgado de lo Social núm. 1 de Gerona, de fecha 22-4-1993,
dictada en autos promovidos sobre cantidad, que es revocada en el sentido
que se indica en la fundamentación jurídica.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.-Con fecha 3 de septiembre de 1992 tuvo entrada en el citado
Juzgado de lo Social demanda sobre cantidades en general suscrita por Carlos
F. M. contra «Trety, SA», en la que alegando los hechos y fundamentos de
derecho que estimó procedentes, terminaba suplicando se dictara Sentencia en
los términos de la misma. Admitida la demanda a trámite y celebrado el
juicio se dictó Sentencia con fecha 22 abril 1993 que contenía el siguiente,
FALLO:
«Que estimando como estimo en parte las demandas acumuladas formuladas por
Carlos F. M. contra "Trety, SA", debo declarar y declaro el derecho del
actor a seguir percibiendo el plus disponibilidad encargado en la cuantía de
80.015 ptas. mensuales, condenando a la empresa demandada a que le abone la
cantidad de 160.030 ptas. en concepto de plus de encargado correspondientes
a los meses de julio y agosto de 1992, desestimándola en lo restante.»
SEGUNDO.-En dicha sentencia, como hechos probados, se declaran los
siguientes:
«I.-El actor presta servicios en régimen laboral para la mercantil
demandada con una antigüedad de 26 de febrero de 1973, tiene reconocida la
categoría profesional de encargado y un salario de 197.361 ptas. brutas
mensuales sin inclusión de prorrata de pagas extras, que se desglosa en las
siguientes partidas:
A.-Salario base:164.605 pesetas.
B.-Antigüedad: 14.814 pesetas.
C.-Beneficios: 17.942 pesetas.
.-La mercantil demandada, se halla dedicada a la confección de géneros de
punto.
III.-Con fecha 1 de julio de 1992 la empresa demandada remitió al actor una
carta del siguiente tenor literal: "Señor Carlos F. M., P.º Mn. Antón Serra,
núm. 41 2.º Arbucies.-01-07-1992. Muy Señor nuestro: Actualmente está Vd.
prestando sus servicios en el Departamento de Estudios Textiles, lugar al
que fue destinado ante la imposibilidad, a causa de las razones por todos
conocidas, de seguir realizando las labores de Encargado. Como tal
encargado, venía percibiendo la cantidad mensual de 85.393 ptas., en
concepto de `Plus de Disponibilidad Encargado', cubriendo dicha cantidad las
posibles ampliaciones y extensiones de jornada.- Al ser destinado, por
aquellos motivos, al Departamento de Estudios Textiles, se le mantuvo aquel
`Plus' previniendo que la jornada, por el trabajo a realizar, pudiera
ampliarse. Como quiera, sin embargo, que, por motivos de reestructuración y
racionalización, tal extensión no va a producirse en adelante saliendo Vd.
todos los días, sin excepción, al finalizar la jornada laboral, a partir de
este momento, y por naturaleza estrictamente funcional de dicho `Plus de
Disponibilidad Encargado', dejará de percibirlo.-Atentamente. Fdo. Sr. J. S.
Jefe de Personal. Trety, SA".
IV.-La demandada dejó de abonar al actor con efectos 1 de julio de 1992 el
plus de encargado que hasta entonces venía percibiendo; la cuantía de dicho
plus ascendía en junio de 1992 a 80.015 ptas. mensuales.
V.-Queda acreditado que el demandante prestó servicios para la empresa
hasta febrero de 1992 como encargado, pasando a partir de dicho mes al
Departamento de Estudios Textiles por decisión unilateral de aquélla, que no
consta se motivara en aquel momento.
VI.-No existe constancia alguna de que el actor se halle incapacitado para
realizar las tareas que como encargado vino efectuando hasta febrero de
1992.
VII.-Con fecha 29 de junio de 1992 entre la empresa y los representantes de
los trabajadores se suscribió un acuerdo en virtud del cual las
retribuciones para 1992 debían incrementarse en un 7% de conformidad con el
convenio sectorial; queda acreditado que la empresa no ha aplicado el citado
incremento salarial.
VIII.-Intentada conciliación previa resultó sin efecto.
IX.-El total reclamado en las demandas acumuladas asciende a 301.543
pesetas.»
TERCERO.-Contra dicha sentencia anunció recurso de suplicación la parte
demandada, que formalizó dentro de plazo, y que la parte contraria a la que
se dio traslado, lo impugnó elevando los autos a este Tribunal dando lugar
al presente rollo.
FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.-Contra la Sentencia de instancia que estimando en parte la
pretensión actora reconoció el derecho de ésta «a seguir percibiendo el plus
de disponibilidad encargado en la cuantía de 80.015 ptas. mensuales...»,
interpone la empresa el presente y especial recurso de suplicación,
alegando, en su único motivo, haber infringido aquélla lo dispuesto en el
art. 5.b) del Decreto 2380/1973, de 17 agosto (RCL 1973\1810, 1922 y NDL
7302), de Ordenación del Salario, al entender que el plus litigioso
participa de la naturaleza de complemento funcionaly como tal no tiene que
ser abonado una vez que su preceptor está destinado en puesto de trabajo
diverso al así retribuido. Inalterado el relato histórico de la resolución
que se combate, la cuestión se limita a dilucidar si ostenta aquel carácter,
o el personal que de contrario se sostiene, un plus cuya supresión no se
produce de forma simultánea al cambio de puesto de trabajo, operado en el
mes de marzo de 1992, sino con posterioridad y a través de la decisión de la
empresa, expresada en la carta de fecha 1 de julio de 1992, y cuyo contenido
recoge el tercer hecho probado de la sentencia.
En principio, ha de significarse que, en aplicación del artículo citado del
Decreto 2380/1973, (RCL 1973\1810, 1922 y NDL 7302) el complemento de puesto
de trabajo se devenga en atención al trabajo realizado, por lo que no se
debe cobrar cuando no se realiza la actividad que retribuye, dependiendo su
percepción exclusivamente del ejercicio de la actividad profesional en el
puesto de trabajo concreto, por lo que no tiene carácter consolidable.
SEGUNDO.-En el supuesto de litis, producida la movilidad funcional que el
art. 39 del Estatuto de los Trabajadores (RCL 1980\607 y ApNDL 3006) regula
y acepta ésta por el actor, no tendría el trabajador accionante otros
complementos que no sean los personales y específicos del puesto que
desempeña en la actualidad en el Departamento de Estudios Textiles; y siendo
así que el plus en cuestión, tanto por su nominal denominación, como por su
propio designio retributivo -«Plus de Disponibilidad Encargado»- participa
de una indudable naturaleza funcional en razón de las específicas
características de dicho puesto de trabajo, de las que carece el actualmente
desempeñado, no puede verse éste lucrado con un complemento salarial ajeno a
las exigencias de la actividad laboral del trabajador, ni tampoco
incorporarse su devengo como «un derecho adquirido», cuya existencia
presupone una diáfana voluntad empresarial que no puede concebirse si ha
nacido ésta viciada por error (SSTCT 17 diciembre 1986 [RTCT 1986\14126], 5
noviembre 1987 [RTCT 1987\24260] y 15 noviembre 1988 [RTCT 1988\7125]). o no
resulta la misma de una conducta significativa de la que se pueda derivar
las consecuencias jurídicas que por el actor se postulan la cual no puede,
obviamente, deducirse del hecho de haberse seguido abonando al actor el
complemento funcional en cuestión durante cinco meses cuando éste había sido
ya trasladado al puesto de trabajo, realizando así una actividad laboral
ajena a las condiciones de su devengo; y al no haberlo entendido así el
Magistrado «a quo», procede, revocando la resolución de instancia, estimar,
en su integridad el recurso interpuesto contra la misma.

Publicado por tuasesor @ 3:39
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios