Martes, 31 de mayo de 2005
El sindicato CCOO solicita, como acusaci?n particular, una pena de cinco a?os de c?rcel y 60.000 euros de indemnizaci?n para un empresario al que acusan de vulnerar los derechos de los trabajadores. El Juzgado de lo Penal n?mero 3 de Gij?n acogi? ayer la vista contra el consejero delegado de la empresa de material ortop?dico, para quien el ministerio fiscal pide una condena de un a?o de prisi?n y el pago 50 euros al d?a en concepto de responsabilidad civil.

Los servicios jur?dicos del sindicato sostienen que Yuste someti? a al menos uno de los tres representantes sindicales de CCOO elegidos en 1999, Jos? Davo Garc?a, a sanciones injustificadas, ?rdenes de trabajo arbitrarias y dos despidos declarados posteriormente nulos por los tribunales, que obligaron a la empresa a readmitirlo. El empleado, destinado en el almac?n, lleva a tratamiento psiqui?trico desde casi seis a?os, despu?s de que se le diagnosticara un proceso depresivo reactivo. Davor achaca su patolog?a a los escritos supuestamente intimidatorios que le remit?a Yuste, que pod?an llegar a ser tres diarios, y a cambios en cometido y horario laboral que CCOO considera injustificados.

El empresario aleg? que el trabajador, que fue dado de alta en Shortes Espa?a en 1998, s?lo ha trabajado 536 de los 1.485 d?as cotizados, "lo que representa el 21% del total", aleg?. Uno de los hechos m?s reiterados durante la vista, por que el que Yuste ya fue condenado, se refiere a la difusi?n entre la plantilla de la empresa de las bajas causadas por Gemma Molinero, otra de las representantes sindicales que se present? en la candidatura de CCOO cuando se encontraba de baja, actuaci?n que atenta contra el derecho de intimidad de los trabajadores.

Dos meses despu?s de las elecciones sindicales, se celebr? una asamblea de trabajadores con el fin de revocar a los representantes. La letrada de la acusaci?n particular trat? de demostrar a trav?s de sus preguntas a otros trabajadores -actuales y pasados- de la empresa, que Yuste cuestion? a cada empleado por el sentido de su voto en el proceso sindical, y de que de alguna manera hab?a influido en la decisi?n de revocaci?n.

Desde ese momento, en septiembre de 1999, no existen delegados sindicales en la empresa y seg?n corroboraron algunos testigos, los 19 trabajadores de un total de 29 que votaron a favor de la candidatura de CCOO, fueron despedidos, sus contratos no fueron renovados o pidieron la baja voluntaria. Tras escuchar el testimonio de diez testigos, la magistrada decidi? suspender la vista hasta poder contar con el testimonio de la ?ltima testigo, que no acudi? al juzgado por recomendaci?n de su psiquiatra.
Publicado por tuasesor @ 0:22
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios