Martes, 31 de mayo de 2005
La sala de lo social del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana ha confirmado la decisi?n de un juzgado de Castell?n que declar? nulo el despido de un trabajador de una empresa fabricante de piezas decoradas de cer?mica de la localidad de Vila-real, al que la mercantil ech?, junto con otros cuatro compa?eros, cuando supo que todos ellos concurr?an a las elecciones sindicales por CCOO.


La sentencia de primera instancia, que entendi? que se hab?a producido una violaci?n del derecho fundamental a la libertad sindical, declar? probado que el trabajador, que prestaba servicios en esta empresa de 156 empleados, se apunt? en octubre de 2003 a la lista por CCOO para las elecciones sindicales que se iban a celebrar en la mercantil. En los anteriores comicios este sindicato no se present? y solamente lo hizo UGT, que consigui? el Comit? de Empresa entre cuyos miembros, hab?a varios familiares de los integrantes de la mercantil.


La empresa comunic? al trabajador el 5 de noviembre de 2003 que hab?a decidido rescindir su contrato por una falta muy grave ya que consideraba que hab?a disminuido voluntaria y continuadamente el rendimiento de su trabajo, lo que se un?a a una ?grave crisis econ?mica? por la que pasaba la mercantil. Sus otros cuatro compa?eros de la compa??a fueron asimismo despedidos por causas id?nticas hasta el punto de que una de las empleadas, que entraba en el turno posterior al resto, esperaba ser tambi?n ella misma despedida.


Contra esta decisi?n judicial recurri? la mercantil, que aleg? entre otros motivos que cuando decidi? los despidos no conoc?a la lista en la que se apuntaron como candidatos de CCOO y que en marzo de ese mismo a?o hab?a presentado ante la Direcci?n Territorial de Empleo una autorizaci?n para rescindir las relaciones laborales de 21 trabajadores por causas econ?micas y la administraci?n accedi? a la petici?n.


Sin embargo, el TSJ considera que la empresa s? que conoc?a que el trabajador se presentaba a las elecciones porque en la sentencia de primera instancia se se?ala ?con claridad? que tuvo conocimiento de la lista de la candidatura que integraba a los cinco empleados que fueron todos ellos despedidos en noviembre de 2003 por medio de una comunicaci?n de similar contenido.


Para la sala, en este caso el trabajador ?cumpli? con su deber de aportar los indicios que permiten presumir la actuaci?n discriminatoria de la empresa? ya que el despido se produjo ?nada m?s conocer? la lista de los que quer?an presentarse a las elecciones y el d?a antes de constituirse y fue de todos los empleados que se hab?an apuntado ?y s?lo ellos?.


Adem?s, se?ala que la causa invocada por la empresa era ?tan gen?rica y difusa? que la propia mercantil reconoci? la improcedencia de los despidos. Frente a estos ?s?lidos indicios?, la sala sostiene que la empresa no ha acreditado la causa justificadora suficiente del despido y a?ade que la autorizaci?n de la Direcci?n Territorial de Empleo tuvo lugar siete meses antes del despido sin que se haya determinado que esta medida ?fuera insuficiente? y se tuviera que completar posteriormente.
Publicado por tuasesor @ 1:06
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios