Mi?rcoles, 17 de agosto de 2005
Uno de cada cuatro convenios colectivos registrados en Espa?a incluye una cl?usula especial que recoge 'incentivos de asistencia'. Se trata de un plus que recibe el empleado por no faltar a su puesto de trabajo.

Uno de cada cuatro convenios colectivos registrados en Espa?a incluye una cl?usula especial que recoge 'incentivos de asistencia'. Se trata de un plus que recibe el empleado por no faltar a su puesto de trabajo.

Con datos oficiales del Ministerio de Trabajo a 30 de septiembre pasado, ?stas cl?usulas afectan a 1,37 millones de trabajadores de los 6,7 millones de asalariados que hab?an firmado su convenio en esa fecha. Es decir, que el 20% de los empleados recib?an, adem?s del sueldo, otro tipo de incentivos por no ausentarse de su puesto.

De hecho, son casi tantos los trabajadores que tienen este tipo de premios como los que cuentan con incentivos a la productividad en sus convenios que, seg?n los datos de Trabajo, suman 1,6 millones, el 24% del total de empleados con convenio firmado hasta septiembre. La existencia de estas cl?usulas que premian la asistencia se explica cuando los propios empresarios citan el elevado nivel de absentismo laboral como una de sus principales preocupaciones.

Por absentismo se entiende las ausencias del puesto de trabajo ya sean justificadas por enfermedad (bajas m?dicas por incapacidad temporal), permisos sindicales etc.; o injustificadas, dentro de las que se consideran los retrasos, salir a fumar, a hacer recados, el cuidado de hijos o personas mayores o los llamados asuntos personales.

Seg?n un estudio sobre este fen?meno elaborado por la consultora de recursos humanos Mercer, los costes directos e indirectos derivados de las ausencias laborales pueden superar el 20% de la n?mina de un trabajador. Es, por tanto, el elevado coste del absentismo lo que m?s preocupa a los empresarios.

El estudio precisa que cuanto m?s grande es una empresa, m?s preocupada se muestra por la contenci?n del gasto derivado del absentismo laboral, en particular, por gestionar mejor las bajas m?dicas, que son las principales causante de este fen?meno.

En Espa?a, los datos aportados por la Asociaci?n de Mutuas de Accidentes de Trabajo (AMAT) -que gestionan casi la totalidad de las bajas por accidente y la mitad de las causadas por enfermedad com?n- indican que en el primer trimestre de 2004, el 35% de las horas no trabajadas obedecen a bajas m?dicas por incapacidad temporal, una de cada tres, y el 9% a otro tipo de ausencias. El resto de las horas no trabajadas, aproximadamente la mitad, fueron por d?as festivos y vacaciones.

En cualquier caso, se puede afirmar que las mutuas son las encargadas de gestionar la mayor?a de las bajas (m?s que la Seguridad Social). Sin embargo, la principal queja de las mutuas, que tambi?n se pone de manifiesto en el estudio de Mercer es que la legislaci?n espa?ola no otorga a estas entidades 'los medios adecuados para efectuar un control efectivo del absentismo'.

No hay que olvidar que el salario de los 15 primeros d?as que un trabajador est? de baja corren a cargo del empresario por lo que en los ?ltimos a?os muchas empresas espa?olas est?n programas de salud laboral o prevenci?n de riesgos para tratar de combatir el absentismo.

En EE UU, sobre todo las grandes compa??as han empezado a dise?ar planes de absentismo para incluirlos en los objetivos de la empresa, tal y como ya hacen con otros asuntos relacionados con la plantilla como la contenci?n de costes o la retenci?n de empleados.

La patronal CEOE calcula tambi?n las horas que se dejan de trabajar en Espa?a por las huelgas. En los siete primeros meses del a?o se perdieron 10.574.316 horas en 274 huelgas celebradas. M?s datos, CiU asegura que s?lo el estr?s causa baja a 41 millones de europeos al a?o y cuesta 20.000 millones de euros.
Publicado por tuasesor @ 23:24
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios