Mi?rcoles, 17 de agosto de 2005
La relaci?n entre depresi?n y vida laboral se hace cada d?a m?s patente. Lo dicen los expertos y lo proclaman las estad?sticas. Y aunque el trabajo no es la principal causa de desajuste emocional y no tiene por qu? conducir a la depresi?n, puede promover o potenciar estados depresivos. Hay que tener en cuenta que en las mismas condiciones de trabajo unas personas se deprimen y otras no, por lo que no puede hablarse de 'una patolog?a laboral clara', seg?n el psic?logo Santiago Gonz?lez.

Pero lo cierto es que la inseguridad en el empleo, el agotamiento por estr?s o la frustraci?n son factores laborales que explican muchas reacciones de ansiedad que, si la persona es vulnerable, pueden acabar en depresi?n.

A la enfermedad se llega por varios caminos, seg?n se?ala Jos? Luis Gonz?lez de Rivera, catedr?tico de Psiquiatr?a. En primer lugar, indica, por el estr?s cr?nico (exceso de exigencia en el trabajo) y por el estr?s agudo, que va unido a la obligaci?n de concluir tareas con fechas tope. Este ?ltimo tipo de fatiga afecta especialmente a profesionales como abogados y periodistas. En definitiva, subraya, 'se trata de una sobrecarga de las funciones del organismo que conduce a un agotamiento de los recursos del cuerpo'.

La segunda posible v?a a la depresi?n es la frustraci?n, 'querer conseguir algo y no lograrlo. La desilusi?n puede llevar a una p?rdida de la consideraci?n y a un estado de depresi?n'. Las personas necesitan a menudo una recompensa intangible: que se reconozcan sus m?ritos.

Un tercer camino est? relacionado con el burn out o el s?ndrome del quemado, que afecta m?s a personas que trabajan en trato directo con el p?blico, como los profesionales sanitarios, de la ense?anza o polic?as. 'Una de las consecuencias de ese s?ndrome -a?ade- es el agotamiento y el desinter?s. La dificultad para implicarse produce a su vez un sentimiento de culpa y la p?rdida de la autoestima'.

Tambi?n se puede llegar a la depresi?n por el maltrato psicol?gico. El mobbing, sobre el que Gonz?lez de Rivera ha escrito un libro en que explica c?mo defenderse de este tipo de acoso, es un fen?meno creciente. 'Ahora, por una parte, las personas son m?s exigentes respecto al trato que reciben, y ya nadie acepta que su jefe le insulte', dice. 'Adem?s el acoso se ha hecho m?s sofisticado, y a veces lo que se intenta inducir a una persona por varias v?as a que se crea incompetente'. Entre los m?todos utilizados figura no saludar a la persona objeto del mobbing o no invitarla a las reuniones. Se trata de causar el llamado s?ndrome de 'ser invisible'.

El psic?logo Juan Carlos Fern?ndez Arias, asegura que en muchas de estas situaciones 'si no se hace una buena gesti?n preventiva se acaban generando trastornos adaptativos'. En su opini?n, 'el trastorno adaptativo es una patolog?a con reacci?n de ansiedad y depresi?n muy habitual en el ?mbito laboral, y tiene m?s que ver con variables socio ambientales que con la gen?tica'.

'Cada vez se llenan m?s las consultas de personas con cuadros depresivos y ansiosos por temas laborales', asegura Mar?a Fe, jefe de Salud Mental del Centro de Salud Fuencarral de Madrid, que apunta a la precariedad e inseguridad del empleo como una de las causas principales del aumento de estos trastornos.



La segunda causa de baja laboral

La estad?sticas en Espa?a no reflejan de forma fidedigna la realidad ya que, en muchas ocasiones, los partes de baja no indican el problema concreto de la persona afectada. No obstante, ciertos estudios informan de que cuatro millones de ciudadanos espa?oles padecen trastornos depresivos, aunque uno de cada cinco lo oculta, seg?n se?ala la European Medical Association, organizadora del D?a Europeo de la Depresi?n que se celebrar? el pr?ximo jueves, d?a 7 de octubre, en toda Europa. Datos proporcionados por mutuas destacan que la depresi?n es la segunda causa de baja laboral en Espa?a y la primera en determinados colectivos, como la ense?anza.

Juan Carlos Fern?ndez Arias indica que 'en torno al 50% del tiempo de la bajas laborales se lo llevan los trastornos psicol?gicos y psiqui?tricos'. Tambi?n la Organizaci?n Mundial de la Salud (OMS) est? alertando sobre este problema m?dico, laboral y social y subraya que la depresi?n es ya la patolog?a mental m?s frecuente en Europa. En el a?o 2020 'esta enfermedad ser? una de las causas m?s importantes de discapacidad en todo el mundo, s?lo superada por las cardiovasculares'.

Se trata, como se?ala Gonz?lez de Rivera, que trabaja en la Fundaci?n Jim?nez D?az de Madrid, de un problema del que la persona afectada 'no puede salir sola'. 'Puede haber adem?s -a?ade- una afectaci?n real del sistema nervioso y de los mecanismos de funcionamiento del cerebro, as? como trastornos del sistema endocrino y complicaciones fisiol?gicas'. Destaca la relaci?n entre las estaciones el a?o y las manifestaciones depresivas, aunque unas se producen m?s en oto?o y otras m?s en primavera.



Un mal poco entendido

Qu? hacer...
Hay que hablar. Cuando alguien se deprime pierde su capacidad de comunicaci?n, pero lo peor que puede hacer es quedarse con el problema dentro. Si una persona vive una situaci?n conflictiva, el sufrimiento es mayor si no es capaz de expresarlo. Juan Carlos Fern?ndez Arias, psic?logo especialista en riesgos sociales, asegura que 'hay que reaccionar a tiempo. De lo contrario la baja se puede prolongar'.

Buscar v?as de escape. La psiquiatra Mar?a Fe Bravo asegura que es 'imprescindible que fuera del trabajo uno tenga espacio personal y estrategias de liberaci?n de tensiones, como el ejercicio f?sico.'

Generar una din?mica m?s participativa. La psiquiatra opina que ser?a bueno que las empresas pongan en pr?ctica pol?ticas que hagan que los trabajadores se sientan m?s integrados con el proyecto de su empresa.

Test de salud. Fern?ndez Arias recomienda que las compa??as incorporen en sus tests de salud alguna herramienta de detecci?n de patolog?as psicol?gicas o psiqui?tricas. 'Hay algunas que ya lo incluyen en sus protocolos de salud y ofrecen servicios de psicolog?a o de consultores emocionales'.

?Marcharse? Los psic?logos creen que las empresas tienen que velar para que el trabajo no afecte a la salud de la plantilla, pero no pueden cambiarlo todo. En ocasiones, si el trabajador no puede adaptarse, quiz? sea conveniente que piense en su marcha.
Publicado por tuasesor @ 23:26
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios