Martes, 13 de septiembre de 2005
1. Introducci?n
El acoso moral en el trabajo carece de regulaci?n espec?fica en el sistema jur?dico de nuestro pa?s. Sin embargo, su regulaci?n gen?rica habr? que deducirla y tendr? que estar incardinada dentro del sistema general de prevenci?n de riesgos laborales, ya que de un riesgo laboral se trata, sin que se pueda excluir en absoluto que estemos ante un problema con otras connotaciones jur?dicas. A nadie escapa que su identificaci?n plantea una problem?tica a?adida, ya que adem?s de considerarse riesgo laboral, tambi?n entra en el campo an?mico no visible; de ah? la problem?tica de su detecci?n, evaluaci?n y posterior erradicaci?n, derivando hacia una problem?tica de dif?cil calificaci?n jur?dica. En definitiva, es un aspecto jur?dico-social multidisciplinar.

Los riesgos psicosociales en el trabajo - y el acoso moral en el trabajo lo es-, no pueden ser ?numerus clausus?, ya que de serlo podr?amos considerar falsamente solucionada una de sus mayores problem?ticas: su delimitaci?n.

Volviendo a su denominaci?n gen?rica, acoso moral - o psicol?gico- en el trabajo, -conocido con el anglicismo ?mobbing?-, y atendiendo a su perspectiva jur?dica, hay que decir que no es totalmente cierto, como se afirma, que la legislaci?n espa?ola general no ofrezca una respuesta a esta cuesti?n. Efectivamente, no existe en nuestra legislaci?n una regulaci?n jur?dica directa, pero s? anal?gica e interpretativa protectora de la salud ps?quica de la persona y de su inherente dignidad, que no es otra cosa contra lo que se atenta cuando hablamos de acoso moral. Ahora bien, si entramos de lleno en el ?mbito laboral, la palabra riesgo tiene que adquirir una dimensi?n especializada, m?s si cabe si ?ste es de car?cter psicosocial. Por esa senda entraremos en el asunto que nos ocupa, para penetrar, primordialmente, en la protecci?n jur?dica ante el acoso moral y/o psicol?gico en el trabajo, y ser?a ya cuando habr?a que intentar realizar una delimitaci?n jur?dica del termino que, ante su ausencia, habr? que integrar estudiando nuestro sistema legal, ya que ser?n varias las opciones que podremos encontrar para defendernos jur?dicamente del fen?meno.


2. La legislaci?n preventiva de riesgos y el acoso moral en el trabajo
Hablar de acoso moral en el trabajo, es hablar de riesgo psicosocial, como una parte integrante de los riesgos, en su sentido amplio. Debido a ese s?lido nexo hay que entender que la protecci?n jur?dica y su regulaci?n est?n plasmadas, en la Ley de Prevenci?n de Riesgos Laborales1 y en su legislaci?n complementaria, principalmente el reglamento que regula los servicios de prevenci?n2, si bien no existe una alusi?n directa a los riesgos psicosociales en ambas normativas, y mucho menos al t?rmino acoso moral, a pesar de que el Art?culo 2 de esta Ley establece que el objeto de la misma ser? ?promover la seguridad y la salud de los trabajadores?. Esa promoci?n de la salud, tambi?n debe de abarcar la salud ps?quica del trabajador, a mi entender.

Por tanto, debemos de partir de la regulaci?n espec?fica -regulaci?n de ?mbito laboral- en prevenci?n de riesgos laborales, contenida en la Ley de Prevenci?n de Riesgos Laborales citada, y legislaci?n complementaria, para posteriormente seguir integrando, interpretando y estudiando el sistema jur?dico espa?ol con el fin de obtener alguna respuesta jur?dica en el asunto que nos ocupa.

3. Perspectivas pre-legislativas del acoso moral en el trabajo
Aunque la realidad legislativa evidencia un vac?o objetivo en el tratamiento jur?dico del acoso moral y/o psicol?gico en el trabajo, afortunadamente a d?a de hoy se puede afirmar que han sido varias las iniciativas legislativas que han demandado una regulaci?n jur?dica del problema, si bien ninguna de ellas ha prosperado, algo que es bastante habitual cuando se trata de regular una nueva figura que a?n no tiene un perfil socialmente definido. Una de las iniciativas m?s importantes ha sido la presentaci?n de dos proposiciones de Ley en el pleno del Congreso de los Diputados por el Grupo Parlamentario Socialista3 con el fin de que el acoso moral en el trabajo se considere una infracci?n del sistema jur?dico sancionable, cuyas conductas pueden estar incluso tipificadas en el C?digo Penal espa?ol, para los casos m?s graves. En ?sta, se propone la modificaci?n de los Art?culos 4.2, 17.1 y 50.1c, del Estatuto de los Trabajadores, as? como determinados preceptos de la Ley de Procedimiento Laboral (ley procesal laboral); la modificaci?n de la Ley de Infracciones en el orden social (LISOS), la modificaci?n de la Ley de funcionarios civiles del Estado de 1964 y de la Ley 30/84, de medidas urgentes de Reforma de la Funci?n P?blica.

Adem?s, se introduce una propuesta de Ley Org?nica por la que se incluye el Art. 314 bis en el C?digo Penal, tipificando el acoso moral en el trabajo.

Sin embargo, a pesar de su alto contenido t?cnico y normativo, estas proposiciones de ley no prosperaron.

4. Tratamiento de la situaci?n legislativa del acoso moral en el trabajo ?mobbing? en la Uni?n Europea y pa?ses de nuestro entorno jur?dico
El Parlamento Europeo dict? una resoluci?n en Septiembre de 2001, donde insta a la Comisi?n Europea a elaborar un libro verde sobre ?mobbing?, por lo que considera ?prematuro regular cualquier aspecto del acoso legal, de manera unilateral, sin tener en cuenta ese trabajo?. No existe, por tanto, una regulaci?n uniforme de aplicaci?n en todos los pa?ses miembros de la UE, si bien, el trabajo que se vierta en el denominado ?libro verde?, podr?a ser en un futuro una directiva de obligado cumplimiento en los pa?ses miembros.

Sin embargo, un pa?s europeo, Suecia, si ha abordado la cuesti?n, regulando el acoso moral en el trabajo en su Ley B?sica de Prevenci?n de Riesgos4 No obstante, ha sido Francia, pa?s miembro de la Uni?n Europea, el primero que ha tipificado el acoso moral como delito. Otros pa?ses, como Italia, B?lgica, Dinamarca, Suiza, entre otros, han presentado proyectos legislativos espec?ficos al respecto.

5. El acoso moral en el trabajo en las decisiones judiciales de los tribunales espa?oles
Hay que considerar que esta doctrina es la que de alguna manera est? marcando las pautas en cuanto a respuestas jur?dicas en relaci?n con el acoso moral en el trabajo.
A modo de ejemplo -y sin que ?ste excluya en absoluto otras decisiones judiciales-, y ni mucho menos definitivo, citar? algunas sentencias que han abordado y profundizado en el asunto que nos ocupa, si bien desde distintas perspectivas jur?dicas, y en funci?n de una casu?stica y calidad probatoria muy avanzada.

Extinci?n del contrato del Art?culo 50.1 a) del Estatuto de los Trabajadores:5
Algunas sentencias inciden en este aspecto. Existe una extinci?n del contrato por voluntad del trabajador, considerando el acoso moral como un incumplimiento grave del contrato por parte del empresario, bien por no mitigar el da?o ?ste, o bien por producirlo ?l mismo, afectando a su dignidad personal..

Definici?n doctrinal de mobbing.
La definici?n doctrinal de mobbing tambi?n es contemplada por la doctrina judicial. As? se establece en una sentencia dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Navarra6, de 30 de Abril de 2001.
En esta misma l?nea otra Sentencia del mismo Tribunal Superior de Justicia de Navarra, se apoya en la doctrina especializada para precisar el tipo de conductas en que se materializan los supuestos de acoso moral.7
Otra Sentencia dictada en Vigo8 considera al mobbing o acoso moral ?como una forma de acoso en el trabajo, por medio de agresiones verbales, aislamiento social, difusi?n de cr?ticas o rumores contra esa persona, que crea un entorno laboral intimidatorio, hostil o humillante para el trabajador objeto de la misma?.

Estr?s laboral.
El Estr?s laboral es abordado tambi?n por la sentencia antes citada de Navarra Sentencia de 18 de Mayo de 2001 del TSJ de Navarra, al considerar al ?mobbing", como una ?especie de estr?s laboral, que no ocurre exclusivamente por causas directamente relacionadas con el desempe?o del trabajo o con su organizaci?n, sino que tiene su origen en las relaciones interpersonales que se establecen en cualquier empresa entre los distintos individuos?.

Art. 15 de la Constituci?n: integridad moral
La SJS n?mero 33 de Madrid de 18 de Junio, va m?s all? y considera que ?el acoso moral constituye un atentado contra el derecho a la integridad moral e interdicci?n de los tratos degradantes que protege el Art. 15 de la Constituci?n.?9
No obstante, hay que decir que la plasmaci?n de fallos favorables a la v?ctima de riesgo psicosocial, y en particular, acoso moral en el trabajo, se han debido a una importante arquitectura en el campo de la prueba de cada agresi?n denunciada. Sin la v?a de la prueba, la mayor?a de las sentencias no suelen llevar a obtener un fallo favorable. El indicio, por lo general, siempre adolece de profundidad.

6. El acoso moral en el trabajo en la legislaci?n espa?ola
Hay que insistir que no existe regulaci?n directa alguna sobre acoso moral en el trabajo en la legislaci?n espa?ola, si bien -como arriba defend?a- no es posible pensar que no podamos aplicar la legislaci?n existente, para lo que nos serviremos de la analog?a, la interpretaci?n y la integraci?n jur?dica, algo que ya est?n poniendo en pr?ctica los jueces y magistrados espa?oles.

De hecho, existen varios pronunciamientos judiciales que aplican lo dispuesto en el Art. 15 de la Ley General de la Seguridad Social10

No obstante, hay que acudir a lo previsto en el Art?culo 211 de la Ley de Prevenci?n de Riesgos Laborales para obtener una respuesta que nos permita defendernos del riesgo psicosocial derivado del acoso moral en el trabajo, ya que necesariamente la protecci?n del da?o a la salud ps?quica derivado del acoso moral en el trabajo debe de estar amparado por esta norma, a pesar de la biso?ez de sus planteamientos jur?dicos en cuanto riesgos psicosociales se refiere.

El Gobierno central tambi?n ha dictado normas espec?ficas dirigidas a la Administraci?n p?blica, en concreto, dirigidas a la adaptaci?n de la legislaci?n de prevenci?n de riesgos laborales a la Administraci?n General del Estado, contenida en el Real Decreto 1488/1998, de 10 de Julio, de adaptaci?n de la legislaci?n de prevenci?n de riesgos laborales a la Administraci?n General del Estado, e instrucciones de aplicaci?n (Instrucci?n n?m. 1098, de 26 de Febrero de 1996).

M?s espec?ficamente la Administraci?n laboral dict? el Real Decreto 707/2002, por el que se aprueba el Reglamento sobre el procedimiento administrativo especial de actuaci?n de la Inspecci?n de Trabajo y Seguridad Social, y para la imposici?n de medidas correctoras de incumplimientos en materia de prevenci?n de riesgos laborales en el ?mbito de la Administraci?n General del Estado. No obstante, tampoco el acoso moral en el trabajo encuentra en ?l cobertura espec?fica, precisamente en un sector como es la Administraci?n P?blica, que es el lugar donde con m?s frecuencia se produce este fen?meno laboral.12

Especial referencia habr?a que hacer a la Constituci?n, texto que arroja luz sobre la protecci?n jur?dica que puede llevarse a cabo en los casos de da?os derivados de riesgos psicosociales en general, y de acoso moral en el trabajo, en particular13.14

Igualmente, habr?a que penetrar en otras ramas jur?dicas para obtener alguna respuesta. Algo que analizaremos a continuaci?n, refiri?ndonos principalmente a las tutelas jur?dicas.

7. Las tutelas jur?dicas como protecci?n ante el acoso moral en el trabajo
Para conocer las respuestas jur?dicas, y particularmente la protecci?n que el sistema jur?dico espa?ol nos ofrece ante el mal que provoca el acoso moral en el trabajo en el individuo, debemos aludir a las diversas ramas jur?dicas a las que podremos acudir.

Tutela preventiva
Hablamos de tutela preventiva, jur?dicamente hablando, cuando acudimos a la legislaci?n sobre prevenci?n de riesgos laborales.

El acoso moral y/o psicol?gico es un riesgo psicosocial emergente. Si las patolog?as derivadas de la situaci?n de acoso son consideradas accidentes de trabajo, el empresario, por aplicaci?n de la ley de Prevenci?n de Riesgos Laborales, debe prevenir el acoso moral, igual que lo tendr?a que hacer si se tratara de cualquier otro riesgo, en tanto esa conducta puede causar da?os a la salud de los trabajadores. En este sentido hay que citar de nuevo la Ley de Prevenci?n de Riesgos Laborales.15

Tutela Contractual
Nos referiremos a tutela contractual, cuando haya que acudir a la legislaci?n general en derecho del trabajo, establecida gen?ricamente en el Estatuto de los Trabajadores, as? como a los respectivos convenios espec?ficos o de aplicaci?n ?erga omnes?16 . En estos casos, hay que tener presentes tanto las cl?usulas contractuales del contrato de trabajo, as? como los convenios que sean de aplicaci?n.

Tutela inhibitoria
Hablamos de tutela inhibitoria cuando se haya de acudir a un procedimiento especial para exigir protecci?n jur?dica ante los tribunales ordinarios, ante la inhibici?n mostrada por la Administraci?n laboral.

Se puede acudir al procedimiento preferente y sumario de los Arts. 17.5 y SS de la Ley de Procedimiento Laboral, para reclamar el uso y la reparaci?n de las conductas constitutivas de mobbing (v?a procesal) cuando el afectado se considere afectado, de acuerdo con la m?xima protecci?n constitucional de los Arts. 14, 15.1, 18,1 de la Constituci?n espa?ola. Tutela judicial requerida, con intervenci?n del Ministerio Fiscal, inversi?n de la carga de la prueba, etc. La pretensi?n culminar? con una Sentencia, que impondr? al agresor una doble obligaci?n de no hacer - el uso de las sevicias -, y de hacer - reponer a la victima en la situaci?n anterior al acoso-.

En el ?mbito del derecho sancionador del trabajo, el trabajador que considere estar sufriendo alguna de las conductas que pueden ser calificadas de acoso moral en el trabajo, puede ponerlo en conocimiento de la Inspecci?n de Trabajo, a trav?s de la correspondiente denuncia.

A este respecto, al acoso moral, en el orden social, puede encontrar perfecto acomodo en diversas infracciones tipificadas por el texto refundido de la Ley de Infracciones y Sanciones del Orden Social (LISOS)17:

Especial referencia hay que hacer en cuanto al derecho de la funci?n p?blica, por ser un derecho existente al margen del derecho laboral espec?fico. El funcionario de carrera no podr? acudir a legislaci?n de tipo sancionador laboral, sino que se tendr?n que regir por la legislaci?n espec?fica de la Funci?n P?blica18, contenida b?sicamente en la ley 30/1984, reguladora de la Funci?n P?blica, y en concreto el r?gimen disciplinario de los funcionarios p?blicos de aplicaci?n uniforme en todo el territorio nacional, contenida en el RD 33/1986, de 10 de Enero, por el que se aprueba el Reglamento de R?gimen Disciplinario de la Administraci?n del Estado, en los casos en que exista indisciplina por parte del acosador. Es de car?cter supletorio esta disposici?n para el resto de las Administraciones P?blicas.

Tutela punitiva.
La tutela punitiva est? reservada por el sistema jur?dico para proteger legalmente al afectado de las conductas m?s graves que sean constitutivas de delito o falta. En materia de acoso moral no est? regulado el tipo penal que castigue este tipo de conducta denigrante. Sin embargo, existen en nuestro C?digo penal espa?ol19, determinados art?culos que, en los casos de m?xima gravedad, podr?an aplicarse, siempre y cuando se consume el delito o la falta previsto en el tipo penal.

Los art?culos del C?digo Penal espa?ol que pudiera tener aplicaci?n en el asunto que nos trae ser?an los siguientes:20

Art. 147 y SS: Delito de lesiones
Art. 173: Delito contra la integridad moral
Art. 178 y SS: Delito de acoso sexual ( a veces no es f?cil distinguir cuando estamos en un caso de Acoso moral o de Acoso sexual, en su manifestaci?n.
Art. 169 y SS: Delito de amenazas.
Art. 197: Delito de descubrimiento y revelaci?n de secretos.
Art. 205: Delito de calumnias.
Art. 208: Delito de injurias.

En todos estos casos, existe una responsabilidad penal individual del agresor, en el caso de que se pueda demostrar por los medios aceptados en derecho.

En cuanto a una presunta responsabilidad penal de la empresa, por acoso moral, o en cuyo marco se produce este acoso moral, se podr?a reclamar responsabilidad penal en la personal del administrador o representante legal de la misma21, por un delito contra los derechos de los trabajadores, regulado en los Arts. 316 y 318.

Tutela resarcitoria
Hablamos de tutela resarcitoria cuando pretendemos obtener una indemnizaci?n por los da?os -generalmente morales- sufridos si existe una sentencia favorable reconocedora de los da?os ps?quicos y morales sufridos por parte del acosador, en el caso del acoso moral en el trabajo; o bien, debido a una deficiente organizaci?n del trabajo, trabajo a turnos, acumulaci?n de trabajo, etc., en el caso de los dem?s riesgos psicosociales, y que pueda ser imputable al empresario.
Para ello el sistema judicial civil dedica los siguientes art?culos:

A) Cuando exista relaci?n contractual:

Art. 1101 C?digo Civil: Responsabilidad contractual, ya que existe un incumplimiento de, al menos, dos obligaciones inherentes al contrato de trabajo:

El deber de respetar la intimidad y la consideraci?n debida a la dignidad del trabajador22.

La obligaci?n de garantizar la seguridad y la salud de los trabajadores a su servicio, en todos los aspectos relacionados con el trabajo23

B) Cuando la relaci?n sea extracontractual:

Art. 1902 C?digo Civil: una v?a de resarcimiento m?s sencilla.

Si la responsabilidad del hostigamiento es realizada por un compa?ero distinto al empresario, al no existir relaci?n contractual entre ellos, el agredido puede reclamar a su agresor en v?a civil.

C) Responsabilidad subsidiaria:

8. Conclusi?n
En conclusi?n, habr?a que decir que la ausencia legislativa existente en nuestro derecho est? conllevando el nacimiento de una importante doctrina judicial y acad?mica que, parcialmente, est? ofreciendo alguna respuesta jur?dica ante el acoso moral y/o psicol?gico en el trabajo.
Mientras no exista una voluntad legislativa por parte del legislador, ?ste ser? el ?nico camino jur?dicamente v?lido para poder dar respuesta a este fen?meno socio-laboral que salpica a todas las ramas de producci?n laboral. Ahora bien, una regulaci?n parcial podr?a ser una soluci?n deficiente y a la larga a?n m?s negativa, ya que nos encontramos ante un fen?meno, que al contrario que otros, implica a varias ramas del ordenamiento jur?dico, llegando incluso, en los casos m?s extremos, a tener una repercusi?n de tipo punitivo.
En esta labor ser?n muy importantes los elementos representativos tanto a nivel s?ndical como empresarial. A aquellos porque le es de su competencia erradicar todos los elementos que deterioran la salud laboral y la calidad en el trabajo del trabajador. A estos, porque les interesa que sus empresas no arrastren problemas que puedan perjudicar su actividad empresarial y econ?mica. A ambos, en definitiva, porque se trata de proteger el capital humano y la dignidad de la persona, por encima de todo.

Jos? Antonio Flores Vera.
Licenciado en Derecho por la Universidad de Granada.
Titulado Superior en Prevenci?n de Riesgos Laborales.
Funcionario de la Junta de Andaluc?a

Notas
1 Ley de Prevenci?n de Riesgos Laborales (Ley 31/1995, de 8 de Noviembre)

2 Real Decreto 39/1997, de 17 de Enero, por el que se aprueba el Reglamento de los Servicios de Prevenci?n, modificado por RD. 780/1998, por el que se modifica el Real Decreto 39/1997, de 17 de Enero.

3 Proposici?n de Ley n?m. 122/000157.

4 Esta ley establece lo siguiente: establece lo siguiente: ?el empresario es responsable de los posibles riesgos que puedan manifestarse en el ?mbito del trabajo, tanto f?sicos como psicol?gicos, y para prevenirlos debe planificar y organizar el trabajo de tal forma que garantice un ambiente laboral saludable, para lo cual debe dejar patente, mediante el ejercicio del poder de direcci?n, su firme decisi?n de no consentir conductas de acoso, y su firme resoluci?n de atajar y erradicar tales conductas mediante la aplicaci?n del poder disciplinario y del poder sancionador?.

5
Art?culo 50. Extinci?n por voluntad del trabajador:1. Ser?n causas justas para que el trabajador pueda solicitar la extinci?n del contrato: a) Las modificaciones sustanciales en las condiciones de trabajo que redunden en perjuicio de su formaci?n profesional o en menoscabo de su dignidad.

6 Sentencia del TSJ de Navarra de 18 de Mayo de 2001.

7 Citan la doctrina de los autores L?pez y Campos.

8 Sentencia Juzgado de lo Social de Vigo, de 28 de Febrero, de 2002

9 El Art?culo 15 de la Constituci?n establece lo siguiente: ? Todos tienen derecho a la vida y a la integridad f?sica y moral (... )

10 d?nde se define el accidente de trabajo como ?toda lesi?n corporal que el trabajador sufra con ocasi?n o por consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta ajena?

11
Art?culo 2. Objeto y car?cter de la norma:1. La presente Ley tiene por objeto promover la seguridad y la salud de los trabajadores mediante la aplicaci?n de medidas y el desarrollo de las actividades necesarias para la prevenci?n de riesgos derivados del trabajo. A tales efectos, esta Ley establece los principios generales relativos a la prevenci?n de los riesgos profesionales para la protecci?n de la seguridad y de la salud, la eliminaci?n o disminuci?n de los riesgos derivados del trabajo, la informaci?n, la consulta, la participaci?n equilibrada y la formaci?n de los trabajadores en materia preventiva, en los t?rminos se?alados en la presente disposici?n.

12 Precisamenente por tratarse de un ?mbito laboral en el que la relaci?n laboral, por lo general, es de car?cter permanente.

13 Pueden ser de aplicaci?n, y de hecho algunas Sentencias de tribunales espa?oles lo est?n citando los siguientes art?culos: Art. 10. : El derecho a la dignidad de la persona.
Art. 15.1: El derecho a la integridad f?sica y moral de la persona.
Art. 20.1: La libertad de expresi?n y comunicaci?n.
Art. 18.1: El derecho al honor y a la intimidad personal y familiar.
Ar. 14: El principio de desigualdad de trato, cuando el acoso venga acompa?ado de un matiz discriminatorio.

14 Vid. El acoso moral en el trabajo (mobbing): Delimitaci?n y herramientas jur?dicas para combatirlo de Faustino Cavas Mart?nez.

15 Hay que tener en cuenta los siguientes art?culos:
4. 2: ? se entender? por riesgo laboral la posibilidad de que un trabajador sufra un determinado da?o derivado del trabajo. Para calificar un riesgo desde el punto de vista de su gravedad, se valorar?n conjuntamente la probabilidad de que se produzca el da?o y la severidad del mismo.
Art. 4.3: ?Las enfermedades, patolog?as o lesiones sufridas con motivo u ocasi?n del trabajo? Art. 14: Es obligaci?n del empresario la prevenci?n de las relaciones laborales garantizando ?una protecci?n eficaz en materia de seguridad y salud en el trabajo?.

16 B?sicamente los siguientes art?culos del Estatuto de los Trabajadores:
Art. 54. 2 c) del Estatuto de los Trabajadores: despido disciplinario del acosador.
Art. 50.1 c): Resoluci?n indemnizada del contrato por voluntad del trabajador como ??ltima ratio?; cuando varios derechos del trabajador, y correlativos deberes del empresario, se vean incumplidos de forma grave en los casos de acoso moral. 4.2, apartados a, d y c); y Art. 19. Asimismo Arts. 16 a 22 de la Ley de Prevenci?n de Riesgos Laborales, si varios derechos del trabajador y correlativos deberes del empresario, se ven incumplidos de forma grave, en los casos de acoso moral (derecho a la integridad f?sica y moral, al respeto y la dignidad y a la protecci?n frente a las ofensas verbales o f?sicas; derecho a la ocupaci?n efectiva; Derecho a una protecci?n eficaz en materia de seguridad e higiene en el trabajo.)

17 Art. 8.11: ? Los actos del empresario que fueran contrarios al respeto y a la intimidad y consideraci?n debida a la dignidad de los trabajadores. En este sentido la STSJ de la Comunidad Valencia - Sala de lo Contencioso-Administrativo), de 8 de Noviembre de 2001, confirma la imposici?n de una sanci?n por infracci?n administrativa muy grave, por importe de 3.000.000 de Ptas. (18030,36), a una empresa, por acoso moral a sus trabajadores.
Art. 11,12 y 13: Infracciones en materia de prevenci?n de Riesgos Laborales.

18 Contenida b?sicamente en la Ley 30/1984, reguladora de la Funci?n P?blica

19 Ley Org?nica 10/1995, de 23 de noviembre

20 Vid. Op. Citada de Cavas Mart?nez F.

21 Arts.31 y 308 del C?digo Penal

22 Art. 4.2 c, del Estatuto de los Trabajadores

23 Art. 19 de la Ley de Prevenci?n de Riesgos Laborales




Jose Antonio Flores Vera
Publicado por tuasesor @ 23:19
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios