Jueves, 09 de marzo de 2006
TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE ANDALUC?A

Sala de lo Social



Sentencia de 16 de diciembre de 2002; n?m. 4768/2002
Recurso n?m. 4243/2002

Ponente: Ilmo. Sr. D. Santiago Romero de Bustillo



En Sevilla, a diecis?is de diciembre de dos mil dos.

La Sala de lo Social de Sevilla del Tribunal Superior de Justicia de Andaluc?a, compuesta por los Iltmos. Sres. citados al margen.



EN NOMBRE DEL REY



ha dictado la siguiente



SENTENCIA



En el recurso de suplicaci?n interpuesto por D? [...] y D? [...], representadas por el Sr. Letrado D. [...]., contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social de CEUTA en sus autos acumulados n?ms. 532 y 548/02; ha sido Ponente el Iltmo. Sr. D. SANTIAGO ROMERO DE BUSTILLO, Presidente de la Sala.



ANTECEDENTES DE HECHO



PRIMERO.- Seg?n consta en los autos acumulados, las recurrentes presentaron demandas, sobre declaraci?n de derecho, contra el ESTADO -en el HOSPITAL MILITAR que en Ceuta tiene el Ministerio de Defensa-, se celebr? el juicio y el seis de noviembre de dos mil dos se dict? sentencia por el referido Juzgado, parcialmente estimatoria de las demandas.



SEGUNDO.- En la citada sentencia y como hechos probados se declararon los siguientes:



"1?.- La actora D? [...] presta sus servicios para el Hospital Militar O'Donnell de Ceuta (M? de Defensa) como personal laboral de la adm?n. gral. del Estado, con la categor?a actual de titulado medio sanitario y asistencial (D.U.E.), de forma ininterrumpida desde el 05/05/98 hasta la actualidad. La relaci?n laboral que la une con el M? de Defensa se ha desarrollado a trav?s de los siguientes contratos: Contrato de interinidad desde el 05/05/98. A partir de este contrato ha continuado prestando sus servicios para el Hospital Militar de Ceuta (M? de Defensa) sin celebrar ning?n otro contrato hasta la actualidad y ejerciendo siempre las mismas funciones en el mencionado centro.



2?.- La actora [...] presta sus servicios para el Hospital Militar O'Donnell de Ceuta (M? de Defensa) como personal laboral de la adm?n. gral. del Estado, con la categor?a actual de titulado medio sanitario y asistencial (D.U.E.), de forma ininterrumpida desde el 17/08/93 hasta la actualidad. La relaci?n laboral que la une con el M? de Defensa se ha desarrollado a trav?s de los siguientes contratos: Contrato de interinidad desde el 17/08/93. A partir de este contrato ha continuado prestando sus servicios para el Hospital Militar de Ceuta (M? de Defensa) sin celebrar ning?n otro contrato hasta la actualidad y ejerciendo siempre las mismas funciones en el mencionado centro.



3?.- La cl?usula 6? de los ?ltimos contratos firmados por las actoras establece que "el presente contrato producir? plenos efectos en la fecha de su firma y finalizar? cuando la vacante se provea reglamentariamente con car?cter definitivo, tal como autoriza el art. 4.2.b) del Real Decreto 2546/94, o se proceda a su amortizaci?n.



4?.- Se formul? la oportuna reclamaci?n previa seg?n consta en autos.""



TERCERO.- Las actoras recurrieron en suplicaci?n contra tal sentencia, con impugnaci?n de la parte demandada, representada por la Abogac?a del Estado.



FUNDAMENTOS DE DERECHO



?nico.- El caso examinado tiene similitud con el de la sentencia de esta Sala n?. 3272/02 y los de las del TS de 20 y 21/01/98, reca?das en los recursos n?ms. 317 y 315/97, donde -en esencia- se proclama que los principios de igualdad, m?rito y capacidad que se contienen en los arts. 23.2 y 103.3 de la Constituci?n impiden rotundamente que, por irregularidad en la contrataci?n laboral, pueda adquirirse la condici?n de fijeza en las Administraciones P?blicas, con adscripci?n definitiva del puesto de trabajo, sino que, por el contrario, el organismo p?blico afectado est? obligado a adoptar las medidas necesarias para la provisi?n regular del puesto y, producida esa provisi?n en la forma legalmente procedente, existir? una causa l?cita para extinguir el contrato, o sea, a lo m?s que se puede llegar es a la condici?n de indefinida -como aqu? se ha reconocido expresamente-, pero con el contenido propio de la interinidad por vacante, -lo que tambi?n ha matizado la sentencia combatida-, como precisa la citada STS de 20/01/98 en la ?ltima frase de su fundamentaci?n jur?dica, a lo que se ha atenido la sentencia atacada que, al a?adir otra causa de extinci?n, cual es la amortizaci?n, nada ha prejuzgado sobre las consecuencias de una y otra que, obviamente, la primera lo es por v?a del art. 49.1.b) del Estatuto de los Trabajadores y la segunda por el del siguiente art. 52.c), en relaci?n con el posterior, bas?ndose la indiscutida irregularidad en la excesiva superaci?n del a?o m?ximo de interinidad por vacante que autoriza el art. 9?.2.3.c) del RD 2205/80, de 13/6, cuyo anterior n?mero 1 no puede ser de aplicaci?n porque jam?s las accionantes fueron contratadas expresamente como indefinidas y la adquisici?n de esta condici?n se ha debido a la irregularidad de su contrataci?n como interinas que, precisamente, es la raz?n determinante de la aplicaci?n de los antedichos preceptos constitucionales y de la doctrina legal que se ha expuesto, lo que conduce a la confirmaci?n de la sentencia de instancia, previa desestimaci?n del recurso.



FALLAMOS



Con desestimaci?n del recurso de suplicaci?n interpuesto por D? [...] y D? [...] contra la sentencia dictada el seis de Noviembre de dos mil dos por el Juzgado de lo Social de CEUTA, reca?da en autos acumulados sobre declaraci?n de derecho, promovidos por las recurrentes contra el ESTADO -en el HOSPITAL MILITAR que en Ceuta tiene el Ministerio de Defensa-, debemos confirmar y confirmamos dicha sentencia.



Notif?quese esta sentencia a las partes y al Excmo. Sr. Fiscal de este Tribunal, advirti?ndose que, contra ella, cabe recurso de Casaci?n para la unificaci?n de doctrina, que podr? ser preparado dentro de los DIEZ D?AS h?biles siguientes a la notificaci?n de la misma, mediante escrito dirigido a esta Sala, as? como que transcurrido el t?rmino indicado, sin prepararse recurso, la presente sentencia ser? firme.



Una vez firme esta sentencia, devu?lvanse los autos al Juzgado de lo Social de referencia, con certificaci?n de esta resoluci?n, diligencia de su firmeza y, en su caso, certificaci?n o testimonio de la posterior resoluci?n que recaiga.



?nase el original de esta sentencia al libro de su raz?n y una certificaci?n de la misma al presente rollo, que se archivar? en esta Sala.



As? por esta nuestra sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.
Publicado por tuasesor @ 23:42
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios