Lunes, 13 de marzo de 2006
RECURSO: 43/04
SALA PONENTE SENTENCIA N? REPETIDA
------------------------------------------------------------------------------------------------------------
M?laga Sr Vela Torres 1138/04
----------------------------------------------------------------------------------------------------------
MATERIA: Procedimiento de Tutela de derechos fundamentales: Despido del
Trabajador
------------------------------------------------------------------------------------------------------------
ARTICULOS APLICADOS: 27-2 y 182 Ley de Procedimiento Laboral. 53-2
Constituci?n Espa?ola.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------
RESUMEN DE LA SENTENCIA: Procedimiento de tutela de derechos
fundamentales y despido del trabajador: Cuando como consecuencia de la supuesta
vulneraci?n de derechos fundamentales se haya producido el despido del trabajador,
lo procedente no es instar un procedimiento de despido y otro de tutela de derechos
fundamentales, sino que es el procedimiento por despido donde deben plantarse
ambas cuestiones. Una vez extinguido el contrato de trabajo por el despido, el
trabajador no tiene acci?n para plantear la demanda de tutela, sino que es en el
despido donde debe alegar la vulneraci?n de derecho fundamental.
Rollo de Suplicaci?n n?: 43/04
Sentencia n? : 1138/04
Presidente
Ilmo. Sr. D. FRANCISCO JAVIER VELA TORRES
Magistrados
Ilmo. Sr. D. RAMON GOMEZ RUIZ
Ilmo. Sr. D. JOSE MANUEL GONZALEZ VI?AS
En M?laga a 27 de Mayo de
dos mil cuatro.
La Sala de lo Social en M?laga del Tribunal Superior de Justicia de Andaluc?a, compuesta por los
Ilmos. Sres. citados al margen y
EN NOMBRE DEL REY
ha dictado la siguiente:
S E N T E N C I A
En el recurso de Suplicaci?n interpuesto por AUTORIDAD PORTUARIA DE MELILLA Y D. J. F.
R. T. contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social Unico de Melilla, ha sido ponente el Iltmo. Sr. D.
FRANCISCO JAVIER VELA TORRES.
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO: Que seg?n consta en autos se present? demanda por D. J. F. R. T. sobre ACOSO LABORAL
siendo demandada la AUTORIDAD PORTUARIA DE MELILLA Y EL MINISTERIO FISCAL habi?ndose
dictado sentencia por el Juzgado de referencia en fecha 29 de Octubre de 2.003 en los t?rminos que se
recogen en su parte dispositiva.
SEGUNDO: En la sentencia aludida se declararon como hechos probados los siguientes:
Primero.- El demandante D. J. F. R. T., Diplomado en Ciencias Empresariales, presta servicios para la
demandada, Autoridad Portuaria, con antig?edad de 1/03/1994 (hecho 1? demanda, n?minas aportadas y
contrato de 2/05/2002).
Segundo.- El 15/06/1995 ambas partes suscribieron un contrato de trabajo por tiempo indefinido para prestar
servicios ocupando el puesto de Jefe de Departamento, estableci?ndose una retribuci?n anual de 4.850.000
pesetas a abonar en 14 mensualidades; el trabajador podr?a percibir una cantidad en concepto de retribuci?n
variable en funci?n de resultados, cuya cuant?a m?xima no ser?a superior al 30% del sueldo, esta percepci?n
obliga a la plena disponibilidad y es incompatible con cualquier otro puesto de trabajo; la retribuci?n ser?a
revisada anualmente. El contrato establec?a que el r?gimen jur?dico aplicable a la relaci?n laboral ser?a el
contenido en sus propias cl?usulas y en todo lo no previsto en ?l, las partes se someten a lo dispuesto en el
Estatuto de los Trabajadores y dem?s normas de derecho laboral (el contrato consta como documento n? 1
parte actora acompa?ado a la demanda). La retribuci?n percibida por el actor en el mes de Mayo de 2002,
?ltimo de su categor?a como Jefe de Departamento, fue de 3.845,49 ?, incluyendo la prorrata de pagas
extraordinarias (n?minas docum. actora doc. 361 a 374).
Tercero.- El 7/06/2002 firmaron las partes un segundo contrato en el que acordaban la modificaci?n de las
condiciones de la relaci?n laboral y la novaci?n del contrato suscrito el 15/06/95 y su sustituci?n por aqu?l. El
nuevo contrato, por tiempo indefinido, ten?a por objeto la prestaci?n de servicios como Jefe de Unidad, con
reconocimiento de antig?edad desde el 1/03/1994; jornada de 40 horas; retribuci?n anual de 24.143 ? a
abonar en catorce mensualidades; percepci?n de indemnizaci?n por residencia; pudiendo percibir una cantidad
en concepto de retribuci?n variable en funci?n de resultados por cuant?a no superior al 25%; la retribuci?n se
revisar?a anualmente. El contrato conten?a una cl?usula final en que se establec?a que sustituye a cualquiera de
fecha anterior, con expresa renuncia a cualquier reclamaci?n de car?cter econ?mico derivada de contratos
anteriores (el contrato consta como documento n? 2 de la documental aportada con la demanda). La
retribuci?n percibida tras la firma de este segundo contrato fue, en Julio de 2002, de 2.741,08 ?, sin incluir ese
mes retribuci?n, que s? percibi? en los meses sucesivos hasta Febrero, inclusive, de 2003, siendo esos meses la
retribuci?n total la de 2.946,27 ? mensuales. Incluido el prorrateo de pagas extraordinarias. En Marzo 2003
percibi? 2.781,21 ?, sin inclusi?n de la retribuci?n variable (n?minas documental parte actora doc. 361 a 375).
Esta n?mina de Marzo es la ?ltima aportada. La retribuci?n percibida desde 7/06/2002 por el actor en su
categor?a de Jefe de Unidad es la media correspondiente a dicha categor?a (documento n? 2 demandada).
Cuarto.- El acceso del demandante a la Autoridad Portuaria se produjo mediante concurso-oposici?n en
Marzo de 1994, como Jefe de Unidad de Control de Gesti?n; ascendiendo en Junio de 1994, mediante nuevo
concurso-oposici?n, a la Jefatura de Departamento Econ?mico-Financiero (hecho tercero demanda, no
discutido por la demandada).
Quinto.- El nombramiento del actual Presidente de la A.P. fue publicado en el BOE de 22/02/2002, siendo
nombrado tambi?n nuevo Director Accidental a partir del mismo mes de Febrero.
Sexto.- Desde 1998, el actor, al que se le hab?a suprimido la retribuci?n variable por decisiones del anterior
Presidente, debi? reclamar ante este Juzgado el abono de dicha retribuci?n que le fue reconocida (sentencias
de 14/01/2000 y 7 de Julio de 2000 unidas a los autos). La retribuci?n variable del a?o 2001 reclamada por el
actor el 28/12/2001, fue reconocida por el nuevo Presidente el 8/04/2002 estimando parcialmente la
reclamaci?n previa que hab?a formulado el actor (documentos 3 y 4 acompa?ados a la demanda). Como se
dice en el hecho probado tercero, en los meses posteriores a la firma del segundo contrato el actor percibi? en
su n?mina la retribuci?n variable, cuyo importe se fij? en el 10% (documentos 4 y 14 parte demandada A.P.).
S?ptimo.- En el a?o 2001 bajo el mandato del anterior Presidente de la A.P., remiti? ?ste al Director dos
escritos de fechas 25 de Junio y 27 de Septiembre. En el primero le comunicaba que llevaba unos meses sin
recibir la informaci?n econ?mica mensual que deb?a presentarse del 1 al 15 del mes en curso. En el segundo,
el Presidente comunicaba al Director que deb?an acometerse las actuaciones pertinentes para subsanar el
funcionamiento anormal del servicio, pues a lo largo del a?o, en ninguna ocasi?n se ha tenido elaborada la
informaci?n econ?mica en el plazo previsto de quince d?as, y al d?a de la fecha del escrito solo se hab?a
recibido la impugnaci?n correspondiente al mes de Junio (documentos n? 5 y 6 demandada). Tras la toma de
posesi?n del nuevo equipo directivo de la A.P. en Febrero de 2002, el 13/05/2002, como continuaci?n de la
informaci?n ya emitida, el Director Accidental puso en conocimiento del Presidente alguno de los
incumplimientos y graves consecuencias derivadas de la gesti?n del Jefe del Departamento Econ?mico
Financiero: abandono y falta de seguimiento del control presupuestario de la entidad; frecuentes retrasos en la
remisi?n de informaci?n relacionada con fondos europeos y del Fondo de Contribuci?n; y negligencia en la
gesti?n de las renovaciones de p?lizas de cr?dito de la A.P. Los incumplimientos y graves consecuencias
derivadas de la gesti?n del Departamento regentado por el Sr. R. se evidencian en el documento n? 7 de la
demandada y documentos anejos al mismo, y hacen referencia a los a?os anteriores al nombramiento del
nuevo Presidente de la A.P. Tambi?n se desprenden los incumplimientos de los informes de la Intervenci?n
General del estado (documentos 8 y 9 de la demandada). En los a?os 1996 y 1998 la Direcci?n de Puertos del
estado de la que depende la A.P. hab?a alabado el esfuerzo y calidad de la informaci?n del Sr. R. y de su
Departamento (documentos 1 y 2 parte actora). En los meses posteriores al nombramiento del Director y
Presidente de la A.P. (Febrero de 2002) eran frecuentes los comentarios de pasillo de que al Sr. R. lo quer?an
"puentear" y que iba a ser "rebajado" o despedido (testifical parte actora).
Octavo.- El 5/04/2002 el Director, con el V? B? del Presidente, dirigi? escrito al demandante en su condici?n
de Jefe del Departamento Econ?mico Financiero, inform?ndole que a partir de esa fecha el responsable de la
tramitaci?n de las subvenciones correspondientes a los Fondos Europeos ser?a D. J. B., subordinado del Sr.
R., que asimismo se encargar? de la coordinaci?n de la fase presupuestaria del Plan de Empresa (documento
n? 5 acompa?ado a la demanda). El Sr. B. que sucedi? en el cargo al Sr. R. al cesar ?ste, actu? en juicio como
testigo. El 8/04/2002 el demandante dirige escrito al Presidente en relaci?n con su situaci?n laboral,
quej?ndose de no ser citado a reuniones de trabajo convocada por el Director, a las que s? acud?an
trabajadores de su departamento, trat?ndose temas econ?micos de su competencia, entendiendo que se le
estaba "puenteando", recort?ndose sus funciones. Se quejaba tambi?n de la atribuci?n al Sr. B. de la materia
de subvenciones europeas y coordinaci?n presupuestaria y de la reuni?n convocada por el Director con tres
responsables de ?rea de su departamento sin recibir informaci?n de ello. Finalmente, solicitaba en el escrito
ser recibido por el Presidente para exponerle a fondo cuanto citaba (documento n? 6 acompa?ado a la
demanda). El 10/04/2002 celebr? la reuni?n previamente convocada a la que el demandante intent? acudir
acompa?ado del Delegado Sindical de UGT en la Autoridad Portuaria, no siendo autorizada tal presencia por
el Presidente (confesi?n del actor y testifical del Delegado Sindical). En esta reuni?n en la que se hallaban
presentes el Presidente, el Director y el Secretario de la Autoridad Portuaria, se le inform? al actor que se
hab?a adoptado la decisi?n de cesarle como Jefe del Departamento Econ?mico-Financiero, por los importantes
incumplimientos en el ejercicio de su cargo, que eran motivo de despido; si bien se le iban a ofrecer otras
alternativas como el nombramiento de Jefe de Unidad que supondr?a bajar la categor?a dentro del dise?o de la
nueva organizaci?n de la empresa. El 6/05/02 el Sr. R. fue requerido por el Presidente para que acudiera a su
despacho, momento en que se hizo entrega de una copia del nuevo contrato que se le ofrec?a firmar (contrato
de 7/06/2002. H.P. 2?). El 7/05/2002 el trabajador remite escrito al Presidente en relaci?n con las reuniones de
los d?as 10/04/02 y 6/05/02, signific?ndole que no est? en su voluntad someterse a las condiciones que se le
imponen, que suponen una vulneraci?n de sus derechos fundamentales; informando que remite copia del
escrito a la Delegaci?n del Gobierno, Ciudad Aut?noma, Comit? de Empresa, UGT, CCOO, Inspecci?n de
Trabajo y a todos los miembros del Consejo de Administraci?n de la Autoridad Portuaria, con reserva de las
acciones legales; informando tambi?n de la demanda de Tutela de Derechos Fundamentales que present? ante
el Juzgado de lo Social (documento n? 7 acompa?ado a la demanda). Dicha demanda fue presentada el
8/05/02, se?al?ndose la vista para el 22 del mismo mes, que fue suspendida a petici?n de ambas partes ante la
posible soluci?n extraprocesal. El 4/06/2002 el actor desisti? de su demanda, por haber llegado a un acuerdo,
resolvi?ndose archivar los autos sin m?s tr?mites (documental unida a autos). En los d?as siguientes a la fecha
de los escritos dirigidos a sindicatos y autoridades, los medios de comunicaci?n publicaron noticias sobre el
asunto (doc. n? 11 demandada). En la sesi?n del Consejo de Administraci?n de la A.P. de 16/05/2002
(documento n? 12 demandada) se debati? sobre la demanda de Derechos Fundamentales y acuerdo sobre la
relaci?n laboral del actor, informando el Presidente de los antecedentes del caso, ante la mala gesti?n del Sr.
R. al frente del Departamento Econ?mico-Financiero, destacando la falta de control presupuestario y la
negligente tramitaci?n de las subvenciones, entendiendo que lo procedente era el despido, si bien, a fin de
evitarlo, se hab?a ofrecido al interesado ocupar otra ?rea distinta en la entidad, cre?ndose con el nuevo
organigrama una Unidad Comercial de la que carec?a la A.P. que se ofrec?a al Sr. R., aunque no en las mismas
condiciones, por la diferencia de responsabilidad de ambas ?reas. Esta posibilidad, inform? el Presidente, se
hab?a rechazado por el interesado de forma p?blica, no restando otras posibilidad que el despido, a cuya
propuesta dio lectura, abri?ndose debate, retirando el Presidente su propuesta, quedando el asunto sobre la
mesa. En la sesi?n del Consejo de Administraci?n de la A.P. de 6/06/02, el Presidente se refiri? a la carta de
4/06/2002 -documento n? 14 demandada y n? 11 acompa?ado demanda- que el trabajador hab?a dirigido a los
miembros del Consejo manifestando su voluntad de aceptar las condiciones contractuales ofrecidas y su
compromiso de retirar las acciones judiciales interpuestas, ofreciendo sus disculpas por la pol?mica p?blica
suscitada. El Consejo acord? aceptar las disculpas del Sr. R. y mantener las condiciones laborales inicialmente
ofrecidas por el Sr. Presidente al Sr. R.: categor?a de Jefatura de Unidad con las retribuciones medias
correspondientes a dicha categor?a (documento n? 13 demandada). Finalmente las partes firmaron el contrato
el 7/06/2003 (H.P. 3?).
Noveno.- En escrito de 17/06/2002 el Director de la A.P. comunica al demandante que habiendo cesado el
7/06/03 en la responsabilidad del Area Econ?mico-Financiera pasar? a hacerse cargo de la reci?n creada
Unidad Comercial indic?ndole los trabajos que debe realizar (documento n? 13 unido a demanda),
asign?ndole, de momento, a un Auxiliar Administrativo (documento n? 16 unido a la demanda). La Unidad
Comercial fue creada para promocionar la actividad comercial de la A.P. en dos ?mbitos: el tr?fico portuario y
las concesiones y autorizaciones del dominio p?blico portuario, en un intento de captaci?n de tr?fico y de
alquiler de los locales de la A.P. en el Cargadero de Mineral y Puerto Deportivo Noray. La nueva oficina se
ubic? en la Galer?a del antiguo Cargadero del Mineral, en uno de los varios locales comerciales de la A.P. con
una superficie de aproximadamente 85 metros cuadrados divididos en dos plantas, la baja de unos 55 metros y
la alta de unos 30 metros bordeada por una peque?a barandilla. En la planta alta se instal? el despacho del
demandante y en la baja el auxiliar designado por la A.P. Entre la fecha de creaci?n de la Unidad y los d?as
finales de Octubre de 2002 (algo m?s de cuatro meses), el demandante continu? trabajando en el mismo
despacho de su cargo anterior en la sede de la Autoridad Portuaria hasta que se produjo el traslado a la Galer?a
del Cargadero. Las dependencias de la Unidad Comercial, en el local n? 6 de la Galer?a fueron m?nimamente
acondicionadas por el personal y con los medios de la propia A.P. entre los meses de Junio a Septiembre
(documento n? 16 demandada). En el momento de incorporarse a la nueva dependencia se dot? a ?sta de los
sistemas de informaci?n/comunicaci?n que constan en el documento n? 17 de la parte demandada. La
instalaci?n de la l?nea telef?nica se demor? hasta finales de Noviembre. El local carec?a de las condiciones
que ten?a el anterior despacho de la sede de la A.P. y distaba mucho de ser el local ideal para la actividad de
captaci?n que se le atribu?a (testifical parte actora). Tras declararse la incapacidad temporal del demandante el
12/03/2003, situaci?n en la que continua en la actualidad, el despacho de la Unidad Comercial en la Galer?a
fue desmontado, traslad?ndose los efectos personales del actor y el material de trabajo a otra dependencia de
la sede la Autoridad y el auxiliar administrativo fue adscrito a otra ?rea de la A.P. a partir de Abril de 2003. El
local n?mero 6 fue alquilado a la empresa que lo ocupa actualmente.
D?cimo.- Durante el tiempo en que la Unidad Comercial tuvo actividad, los trabajos que deb?a realizar el Sr.
R. eran los encomendados en el escrito del Director al Jefe de la Unidad de fecha 17/06/2002 (documentos n?
13 y 16 acompa?ados a la demanda), para lo que se le hab?a adscrito al auxiliar D. Emilio Guill?n. Este
auxiliar que ocupaba la planta baja del local de la Galer?a, recib?a directamente instrucciones y encargos de la
Presidencia y de la Direcci?n de la A.P. en relaci?n con los trabajos encomendados a la Unidad, sin recibir
directamente ?rdenes de trabajo de su superior inmediato el Sr. R. (documento n? 18 demandada y testifical
del auxiliar). Tras la firma del nuevo contrato, el Sr. R. no era citado a las reuniones de los directivos de la
A.P. Los trabajos realizados por el demandante en su nuevo cargo de Jefe de Unidad se contemplan en parte
en el informe encargado por la A.P. (documento n? 20 parte demandada); habiendo llevado a cabo otros no
reflejados en el informe, que se contienen en la documental aportada por la parte actora (doc. n? 56 a 66, 121 a
130, 184 a 190, 214 a 223 y 238 a 360).
Und?cimo.- En Octubre de 2002 el demandante solicit? la compatibilidad de sus funciones con actividades
privadas para mantener su poder adquisitivo, demanda que fue informada desfavorablemente por la A.P. al
estar percibiendo retribuciones variables, y haberse declarado tal percepci?n incompatible por la Intervenci?n
General del Estado (documentos 8 y 9 demandada). No obstante el Ministerio de Administraciones P?blicas
reconoci? la compatibilidad que se solicitaba (documento n? 17 unido a demanda).
Duod?cimo.- La A.P. abri? un expediente informativo el 11/02/2003 en relaci?n con los errores detectados en
la Memoria Anual del a?o 2001 efectuada en Noviembre de 2002 (documento n? 19 acompa?ado demanda).
La memoria sufri? errores en el momento en que la imprenta encargada de su confecci?n pas? los datos que le
fueron suministrados por la A.P.; conocida esta circunstancia se procedi? por instrucciones del Sr. R. a
corregir los errores, si bien no se detectaron los errores que aparec?an en el borrador de imprenta, que hubiera
evitado su publicaci?n err?nea. El Sr. R., al que se hab?a encomendado la confecci?n de la memoria, remiti?
finalmente al Director de la A.P. una "fe de erratas" y de los cuadros corregidos, que pod?an ser editados por
la imprenta (documento n? 18 acompa?ado a la demanda). El expediente informativo abierto no concluy? con
la incoaci?n de expediente disciplinario espec?fico, sino que se incorpor? al expediente sancionador general
incoado al actor (documento n? 22 demandada).
Decimotercero.- El 24/02/2003 el Director de la A.P. dirigi? escrito al Sr. R. para que le informara sobre los
trabajos encomendados a su Unidad mediante escrito de 17/06/2002 (documentos n?mero 20 y 13
acompa?ados a la demanda); contestando el Jefe de la Unidad en su escrito de 27/02/2003 (documento n? 22
acompa?ado a la demanda). El d?a 7/03/2003 se comunic? al Sr. R. la apertura de un expediente disciplinario
(documento n? 22 acompa?ado a la demanda), por bajo rendimiento, comunic?ndole tambi?n que el
expediente informativo abierto por los errores en la Memoria de 2001 se incorpora al expediente disciplinario
que se inicia. El 27/05/2003 el instructor del expediente disciplinario comunic? al delegado sindical de UGT
en la A.P. la finalizaci?n del mismo y propuesta de sanci?n, y como requisito previo a su imposici?n conced?a
a la Secci?n Sindical plazo de 3 d?as para ser o?da. La Secci?n efectu? las alegaciones que constan en su
escrito de 30/05/2003 (documentos 25 y 26 acompa?ados a la demanda). El 18/07/2003 se notific? al actor su
despido disciplinario mediante escrito que obra en la documental que se acompa?a a la demanda (documento
n? 24). Por tal despido se han seguido los Autos 488/03, en los que se celebr? la vista el mismo d?a en los
presentes, habi?ndose dictado sentencia de esta misma fecha.
Decimocuarto.- El 7/03/2003 el responsable de Recursos Humanos de la A.P. remite al Sr. R. la propuesta del
Director al Presidente y el Acuerdo de ?ste suprimiendo la retribuci?n variable que ven?a percibiendo desde la
firma del contrato de 7/06/2002 (documento n? 23 acompa?ado a la demanda). La A.P. le hab?a asignado una
retribuci?n variable del 10% en el momento de iniciar sus actividades en la nueva Unidad, que ahora le
suprim?a por incumplir los objetivos marcados. No obstante la supresi?n acordada a la fecha de su despido
disciplinario (18/07/2003) el Sr. R. percib?a la retribuci?n variable (documento n? 4 demandada).
Decimoquinto.- La Inspecci?n de Trabajo inform? al Juzgado en escrito de 19/09/2003 que, en relaci?n con el
escrito que present? ante la misma el Sr. R., dado su car?cter y el hecho de indicar que hab?a presentado
demanda, la Inspecci?n opt? por abstenerse y archivar el expediente; no constando en la Inspecci?n ninguna
denuncia del Sr. R. en Junio de 2003 (documentos unidos a los autos).
Decimosexto.- El demandante Sr. R. permanece en situaci?n de incapacidad temporal desde el 12/03/2003. El
psic?logo cl?nico USM Sr. Alcoba Luque, que actu? como testigo en la vista oral ratificando su informe de
615/2003 obrante como documento n? 68 de la parte actora, expres? su juicio cl?nico en el sentido de que el
actor sufre "trastorno adaptativo, reacci?n mixta ansiosa depresiva en entorno laboral CIE-10 F43.22". El
informe del Servicio de Psiquiatr?a de fecha 19/05/03 obrante al n? 67 de la misma documental hace referencia
a antecedentes conocidos a partir del 9/05/2002 en que fue remitido al Servicio de Salud Mental por presentar
un cuadro con trastorno de estado de ?nimo relacionado con problemas laborales. El informe citado precisa en
sus conclusiones: "El paciente padece un trastorno adaptativo con reacci?n ansioso-depresiva tras factor
estresante de origen laboral, sin identificarse otros factores estresantes; que dicho trastorno origina en la
actualidad un deterioro de su funcionamiento social y familiar; que precisa tratamiento farmacol?gico y
psicoterap?utico; que en la evoluci?n de su trastorno est? estrechamente ligada a la persistencia de la situaci?n
estresante que nos describe".
Decimos?ptimo.- Present? el demandante ante la Autoridad Portuaria la correspondiente reclamaci?n previa el
19/05/2003 con resultado de silencio administrativo. La demanda se presenta el 08/08/2003.
TERCERO: Que contra dicha sentencia anunci? Recurso de Suplicaci?n la parte actora, recurso que
formaliz?, siendo impugnado de contrario. Recibidos los autos en este Tribunal se provey? el pase de los
mismos a ponente para su examen y resoluci?n.
FUNDAMENTOS JUR?DICOS
PRIMERO: La sentencia de instancia estima en parte la demanda sobre tutela de derechos fundamentales
promovida por el actor y declara la existencia de acoso laboral por parte de la empresa demandada,
condenando a la misma a cesar en su conducta de acoso y al pago de una indemnizaci?n al trabajador de
12.000 euros por los da?os morales y econ?micos ocasionados. Contra dicha sentencia interponen recurso de
suplicaci?n tanto la representaci?n del actor como la de la empresa demandada.
SEGUNDO: La representaci?n de la Autoridad Portuaria de Melilla formula un primer motivo de recurso, al
amparo de lo dispuesto en el apartado b) del art?culo 191 de la Ley de Procedimiento Laboral, para solicitar
las siguientes modificaciones f?cticas: A) Redacci?n alternativa del p?rrafo tercero del hecho probado noveno,
el cual quedar?a del siguiente tenor literal: ?Las dependencias de la Unidad Comercial en el local n?mero 6 de
la galer?a fueron acondicionadas por el personal y con los medios de la propia Autoridad Portuaria, bajo la
supervisi?n del propio Jefe de la Unidad Comercial, que solicit? las modificaciones que estim? oportunas
entre los meses de junio a septiembre. En el momento de incorporarse a la nueva dependencia se dot? a ?sta
de los PC?S con el Software apropiado, dos impresoras de chorro de tinta, un equipo multifunci?n consistente
en impresora, scanner y fotocopia, dos l?neas de tel?fonos y una l?nea ADSL para conexi?n a internet de alta
velocidad, as? como de mobiliario para cada uno de los efectivos. La instalaci?n de la l?nea telef?nica se
demor? hasta finales de noviembre por causas imputables ?nicamente a la compa??a telef?nica, si bien esta
situaci?n s?lo se prolong? durante un mes?; B) Redacci?n alternativa del p?rrafo segundo del hecho probado
d?cimo, el cual quedar?a del siguiente tenor: ?Este auxiliar que ocupaba la planta baja del local de la galer?a, a
falta de instrucciones o encargos de trabajos, por iniciativa propia y con posterior conocimiento de la
Direcci?n, realiz? m?ltiples tareas en el ?mbito comercial, recogidas en el documento n?mero 18 de la parte
demandada, sin recibir directamente ?rdenes de trabajo de su superior inmediato el Sr. R., que se limitaba a
pregunta (qu? estaba haciendo, solicit?ndole copias de algunos de sus trabajos que posteriormente hizo como
suyos (documentos n?mero 18 y 20 de la demandada), no realizando supervisi?n ni control alguno del trabajo
del auxiliar?; y C) Redacci?n alternativa del primer p?rrafo de hecho probado decimosexto para hacer constar
que ?El demandante Sr. R. permanece en situaci?n de incapacidad temporal desde el 12 de marzo de 2.003, es
decir cinco d?as despu?s de que se le comunicara la apertura del expediente disciplinario?.
Deben desestimarse las modificaciones f?cticas propuestas, pues las mismas resultan intrascendentes
a los fines discutidos en la presente litis, m?xime si tenemos en cuenta que, como analizaremos m?s
detenidamente al examinar el siguiente motivo de recurso, el actor no pod?a plantear una demanda de tutela de
derechos fundamentales cuando ya hab?a sido despedido, siendo el procedimiento por despido el lugar
adecuado para analizar la posible vulneraci?n de dichos derechos.
TERCERO: Que al amparo de lo dispuesto en el apartado c) del art?culo 191 de la Ley de Procedimiento,
formula la representaci?n de la Autoridad Portuaria de Melilla su segundo motivo de recurso para denunciar
en infracci?n del art?culo 180 y siguientes de la Ley de Procedimiento Laboral, as? como de la doctrina
jurisprudencial contenida en las sentencias del Tribunal Supremo que cita. Alega el recurrente que en modo
alguno los hechos descritos en la demanda pueden considerarse como un acoso laboral al demandante, as?
como que dichos hechos ya han sido enjuiciados en el procedimiento por despido instado por el trabajador,
por lo que no se puede pretender que unos mismos hechos puedan dar lugar a dos consecuencias
sancionatorias diferentes para la empresa.
El art?culo 53-2 de la Constituci?n Espa?ola dispone que ?cualquier ciudadano podr? recabar la
tutela de las libertades y derechos reconocidos en el art?culo 14 y la secci?n primera del cap?tulo 2? ante los
Tribunales ordinarios, por un procedimiento basado en los principios de preferencia y sumariedad y, en su
caso, a trav?s del recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional?. Para dar cumplimiento al mandato
constitucional, en el ?mbito laboral, se incluy? en los Textos de la Ley de Procedimiento Laboral de 1.990 y
en el vigente de 7 de abril de 1.995 el proceso de tutela de los derechos de libertad sindical, modalidad
procesal aplicable a las demandas de tutela de los dem?s derechos fundamentales (art?culo 181). Ahora bien,
en los supuestos de despido el art?culo 182 del texto procesal remite inexcusablemente a la modalidad
procesal correspondiente. Por lo tanto, dado que los derechos fundamentales y libertades a que nos estamos
refiriendo no pueden quedar sin un procedimiento preferente y sumario para su tutela, ha de concluirse que el
proceso por despido es el id?neo para decidir sobre estos extremos, debiendo entenderse desplazado el
mandato del art?culo 27-2 de la Ley de Procedimiento Laboral, que prohibe acumular a la acci?n por despido
otra diferente, por el del art?culo 182. Consecuentemente, cuando como consecuencia de la supuesta
vulneraci?n de los derechos fundamentales se haya producido un despido del trabajador, lo procedente no es
instar un procedimiento de despido y otro de tutela de derechos fundamentales, sino que es en el
procedimiento por despido donde deber?n plantearse y resolverse ambas cuestiones, de tal manera que el
Tribunal Supremo ha declarado en sentencia de 12 de junio de 2.001 que es posible que en los despidos
discriminatorios o atentarios a derechos fundamentales, junto a la obligaci?n de readmisi?n y abono de
salarios de tramitaci?n, se fije una indemnizaci?n complementaria en caso de que se acredite la existencia de
da?os materiales o morales distintos de los directamente producidos por el despido.
Pues bien, cuando el actor present? el 8 de agosto de 2.003 la demanda de tutela de derechos
fundamentales objeto de la presente litis, el mismo ya hab?a sido despedido por la demandada con fecha 17 de
julio de 2.003; presentando sendas demandas por despido y por tutela de derechos fundamentales, aunque en
la demanda por despido invocaba la vulneraci?n de los mismos derechos fundamentales que en la de tutela
(b?sicamente un reiterado y grave acoso moral en el trabajo) y precisamente por ello solicitaba que se
declarase la nulidad del despido. La Sala considera que desde un punto de vista procesal el demandante no
ten?a acci?n para plantear la demanda de tutela una vez extinguido su contrato por el despido, sino que, seg?n
hemos razonado anteriormente, es en el proceso por despido donde deb?a plantear tanto el tema del despido en
s? como el de la vulneraci?n de los derechos fundamentales, como de hecho hizo el trabajador, siendo
significativo que el relato de hechos probados de la sentencia por despido y el de la tutela sean
sustancialmente id?nticos. Por lo tanto, debe estimarse el recurso de suplicaci?n interpuesto por la Autoridad
Portuaria de Melilla y desestimarse por falta de acci?n la demanda sobre tutela de derechos fundamentales
interpuesta por el actor, sin perjuicio de que en el proceso por despido igualmente instado por el mismo se
analice y decida sobre esa invocada vulneraci?n de derechos, todo ello sin necesidad de examinar el recurso
de suplicaci?n interpuesto por el demandante en el que b?sicamente se solicitaba un aumento en la cuant?a de
la indemnizaci?n.
F A L L A M O S
Que debemos estimar y estimamos el recurso de suplicaci?n interpuesto por la AUTORIDAD
PORTUARIA DE MELILLA contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social n?mero Unico de Melilla
con fecha 29 de Octubre de 2.003 en autos sobre TUTELA DE DERECHOS FUNDAMENTALES, seguidos
a instancias de D. J. F. R. T. contra dicho organismo recurrente, revocando la sentencia recurrida para
absolver a la demandada de las pretensiones deducidas en su contra en el presente procedimiento. Se
desestima el recurso de suplicaci?n interpuesto por el actor.
Notif?quese esta resoluci?n a las partes y al Ministerio Fiscal advirti?ndoles que contra la misma cabe
Recurso de Casaci?n para la Unificaci?n de Doctrina ante la Sala 4? del Tribunal Supremo, el que deber?
prepararse en el plazo de los diez d?as siguientes a la notificaci?n de este fallo.
L?brese certificaci?n de la presente sentencia para el rollo a archivar en este Tribunal incorpor?ndose
el original al correspondiente libro.
As? por esta nuestra sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.
Publicado por tuasesor @ 4:16
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios