Mi?rcoles, 29 de marzo de 2006
El operario fue sorprendido en un gimnasio flexionando, girando y sujetando un saco al que golpeaban los alumnos


La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de La Rioja ha ratificado la sentencia dictada en primera instancia por el Juzgado de lo Social n?mero 1, que declar? procedente el despido de un trabajador al que sorprendieron en varias ocasiones practicando boxeo en un gimnasio, cuando se encontraba de baja laboral por lumboci?tica.


La resoluci?n del TSJR rechaza por tanto el recurso del trabajador, al que la empresa entreg? la carta de despido el 12 de julio de 2005 ?por efectuar actividades en situaci?n de incapacidad laboral que, o bien permiten afirmar la simulaci?n de la enfermedad o bien suponen una prolongaci?n maliciosa de su curaci?n?.


El demandante, operario con m?s de diez a?os de antig?edad en una empresa de lanas, inici? la baja temporal en marzo de 2005 por la existencia de una lumboci?tica. Y encontr?ndose en esta situaci?n fue sorprendido al menos en cuatro ocasiones, durante los meses de junio y de julio, realizando funciones de entrenador de boxeo para un grupo de unas ocho o diez personas. Vestido con el cl?sico calz?n de boxeador y una sudadera gris sin mangas, el actor fue visto colocando caretas de protecci?n a sus pupilos, facilit?ndoles los guantes y colocando vendas en sus manos; en suma, dirigiendo el entrenamiento y realizado indicaciones sobre c?mo efectuar los golpes.


Adem?s -seg?n declara probado la sentencia- el demandante sujetaba a su vez el saco para que lo golpeasen los alumnos, se flexionaba, giraba y agachaba, actividades todas ellas ?incompatibles? con una dolencia como la que supuestamente padec?a.


La Sala de lo Social rechaza tajantemente la circunstancia de que al actor no se le facilitara indicaci?n sobre un tratamiento rehabilitador o fisioter?pico, pues a tal efecto -precisa la resoluci?n- resultar?an palmarias, conocidas y evidentes ?las contradicciones de una dolencia como la reconocida?, dependiendo de la gravedad de la lesi?n la instauraci?n o no de un tratamiento rehabilitador, el cual, pese a la presencia de la dolencia, no siempre es necesario.


Por otra parte, y a diferencia de lo que el actor sostiene en su recurso, la sentencia de instancia no establece la procedencia del despido por ejecutar, estando de baja, actividades cotidianas como pasear con un perro o conducir un veh?culo, sino ?por realizar en un gimnasio actividades totalmente desaconsejadas con su situaci?n de incapacidad?.


Y es que la actividad desarrollada por el actor ?sobrepasa las meras indicaciones docentes para la pr?ctica del boxeo?, agrega la resoluci?n, conformando actividades de ?evidente carga f?sica? que, o bien determinan su capacidad para el trabajo pese a la lesi?n, o bien exigen un ?esfuerzo perjudicial? para la normal recuperaci?n de la dolencia, lo que en ambos casos permite confirmar el fallo emitido por el Juzgado de lo Social.


El Tribunal Superior de Justicia de La Rioja rechaza igualmente la alegaci?n de que el demandante realizaba en el gimnasio los ejercicios de rehabilitaci?n indicados por el m?dico, pues adem?s de prescribirse con posterioridad a las fechas en que acudi? al gimnasio, matiza la sentencia, ?deben efectuarse de una manera determinada, con suavidad y de manera progresiva?, circunstancias que no concurren en la actuaci?n del demandante.
Publicado por tuasesor @ 12:00
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios