Jueves, 22 de febrero de 2007
De acuerdo a un informe publicado por la escuela de negocios London School of Economics, la depresi?n y los trastornos por ansiedad cuestan al Reino Unido 17.000 millones de euros cada a?o, d?nde hay m?s personas de baja por trastornos emocionales que el n?mero total de parados. En Estados Unidos, la Fundaci?n Americana de Prevenci?n del Suicidio calcula un coste de 51.000 millones de d?lares debido a la p?rdida de productividad y 26.000 millones de d?lares adicionales en tratamiento m?dico para personas que sufren depresi?n cr?nica.

En Espa?a el coste total de los trastornos depresivos y por ansiedad se estima en 750 millones de euros anuales, excluyendo el impacto en la productividad.

Seg?n la Organizaci?n Mundial de la Salud (OMS), la depresi?n es la causa principal de discapacidad. En Espa?a afecta a uno de cada 10 personas y est? creciendo principalmente en edades productivas. Esto supone un gran coste para las econom?as nacionales y una reducci?n considerable en el rendimiento econ?mico de las empresas, en contraste con las enfermedades card?acas que afectan a una edad m?s avanzada. As?, la London School of Economics propone implementar psicoterapia en las empresas.

No obstante, la psicoterapia puede limitar la carrera profesional. La mayor?a de personas no le dir?a a su jefe que est? sufriendo dificultades mentales o emocionales, por miedo a que ser?n vistos como no aptos. En cambio es mejor ausentarse del trabajo por problemas m?s tangibles como resfriados, dolor de espalda o incluso por estr?s. Esto supone un c?rculo vicioso, pues estr?s prolongado desemboca en depresi?n. ?Qu? puede hacerse para reducir el estr?s innecesario y negativo en el lugar de trabajo? La soluci?n m?s reciente y popular es la conciliaci?n, la flexibilidad horaria, clases de yoga o guarder?as de empresa. Las medidas de conciliaci?n permiten a los empleados equilibrar sus responsabilidades en el lugar de trabajo con sus compromisos familiares y acoplarse mejor a sus necesidades.

Pero si al jefe no le gusta, por ejemplo, que su subordinado vaya a yoga, cuando ?ste acuda a su clase, se pasar? 30 minutos respirando mientras piensa en c?mo su jefe desconf?a de ella.

La conciliaci?n es a menudo malinterpretada. En el lugar de trabajo hay un lugar para el estr?s, para un estr?s positivo que implica enfrentar, solucionar, y crecer con los retos naturales planteados por el trabajo, confiando en que trabajando en equipo se es capaz de superar los obst?culos con ?xito.

Las mejores organizaciones son conscientes de su responsabilidad social y financiera para manejar y equilibrar el estr?s positivo y negativo. Las compa??as que reconocen ?sto y act?an en consecuencia presentan niveles de absentismo significativamente inferiores, responden con m?s rapidez a las demandas del mercado y disfrutan de mejores relaciones con sus clientes. El camino para conseguirlo es ?nico para cada organizaci?n, pero existe un tema com?n y universal: la confianza.

Cuando no existe confianza en el lugar de trabajo, es f?cil sentirse negativo, a la defensiva, y en ?ltima instancia deprimido. Con confianza, es natural sentirse abierto, comprometido, preparado para afrontar los retos y lo m?s importante: feliz. Seg?n el art?culo 4 del Estatuto de los Trabajadores, las empresas deben ?asegurar la integridad f?sica y psicol?gica de los empleados y el respeto a su bienestar emocional?.

Por lo tanto, es responsabilidad de las personas que dirigen organizaciones y gobiernos reflexionar sobre qu? hacer para crear un clima de confianza d?nde el valor del estr?s es positivo.
Publicado por tuasesor @ 23:33
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios