Jueves, 01 de marzo de 2007
El Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEX) ha ratificado una sentencia del Juzgado de lo Social n?mero 3 de Badajoz que conced?a la incapacidad permanente y absoluta a un hombre que padece fobia social y trastorno depresivo como consecuencia de las cicatrices que sufre en la cara. El INSS le hab?a denegado la prestaci?n, pero los tribunales consideran que tiene derecho a ella. El trabajador sufri? unas quemaduras que le han producido extensas cicatrices en la cara, el cuello, la nariz y el labio inferior. Tambi?n tiene cicatrices en ambas manos y en el muslo derecho. Esas secuelas le han ocasionado fobia social y un trastorno depresivo que le inhabilita para desempe?ar un trabajo con normalidad.

Contacto con el p?blico

El TSJ afirma que, en abstracto, el hombre podr?a realizar un trabajo que no requiriese contacto con el p?blico y no exigiese fuerza en la mano derecha. Sin embargo, a?ade que cualquier actividad laboral exige acudir a un puesto de trabajo y tener relaci?n con unos compa?eros. S?lo en el caso de que el trabajador tuviera un esp?ritu de sacrificio singular y el empresario una especial tolerancia hacia su situaci?n y sus condicionamientos podr?a desempe?ar un trabajo. En consecuencia con estos argumentos, el TSJ le concede la incapacidad permanente.
Publicado por tuasesor @ 18:13
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios