Domingo, 18 de marzo de 2007
Un juzgado considera correcto el empleo de c?maras de v?deo para el despido de un trabajador


Un juzgado de lo Social de San Sebasti?n ha considerado correcta la utilizaci?n de c?maras de v?deo por parte de una empresa guipuzcoana para fundamentar el despido de un empleado que pasaba parte de su jornada laboral viendo fotos de mujeres desnudas y jugando con el ordenador.


Seg?n la sentencia del caso, a la que tuvo acceso Efe, la compa??a afectada comunic? al operario su despido el 30 de noviembre de 2006, despu?s de que una de las dos c?maras de v?deo que hab?an sido instaladas en las oficinas de la firma para controlar las pantallas de los ordenadores detectara que el acusado pasaba una parte importante de su jornada dedicado a actividades ajenas a su trabajo.


El escrito judicial precisa que estas c?maras hab?an sido colocadas "con perfecto conocimiento por parte de todos los empleados, tanto de su ubicaci?n, ya que estaban a la vista, como de su misi?n y objetivo".


De esta manera, la empresa, dedicada a la producci?n de programas para circuitos impresos, comprob? que, a lo largo de 27 jornadas de trabajo y 120 horas laborales, su empleado hab?a estado "22,5 horas de tiempo efectivo dedic?ndose a la pr?ctica de juegos" y a la contemplaci?n de im?genes de mujeres desnudas, por lo que decidi? despedirlo, al entender que hab?a incurrido en una falta grave.


El trabajador respondi? con una demanda contra la compa??a en la que reclamaba que el despido fuera declarado nulo o improcedente, al entender que la presencia de las c?maras de v?deo en su puesto de trabajo supon?a "una vulneraci?n de su derecho fundamental al secreto de las comunicaciones y la intimidad de los trabajadores".


Sin embargo, el juzgado considera que estos derechos no se han visto vulnerados porque el empresario tiene la capacidad de "adoptar las medidas que estime m?s oportunas de vigilancia y control para verificar el cumplimiento de las obligaciones laborales del trabajador".


La sentencia recuerda asimismo que el empleador "puede acudir a cualquier medio de prueba l?cito" para "justificar los hechos imputados" al empleado.


Precisa adem?s que en el juicio el operario reconoci? "todas y cada una de las imputaciones en las que la empresa bas? el despido", aunque aleg? que los tiempos en los que se dedicaba a actividades ajenas a la empresa eran "momentos puntuales" que se produc?an en "espacios de tiempo muerto cuando no hab?a trabajo que realizar".


El texto judicial admite que "en cualquier empresa pueden existir tiempos muertos de trabajo que los empleados aprovechen para disfrutar del descanso reconocido legalmente o para dedicarse a actividades "consentidas" por la empresa de car?cter personal".


Sin embargo, la sentencia considera "impensable que durante una jornada laboral de ocho horas existan d?as en los que por tiempo superior a dos horas no haya trabajo que realizar".


El escrito tambi?n reconoce que algunos de los d?as el trabajador pudo dedicarse a labores distintas a su profesi?n en tiempos muertos, "pues diez minutos, veinte o media hora entran dentro de la pura l?gica", pero "estar durante un mismo d?a m?s de una hora dedicado a actividades ajenas a la empresa, jugando o viendo fotos de mujeres desnudas, debe considerarse constitutivo de la transgresi?n de la buena fe contractual".


Por este motivo, el juzgado cree que "la actuaci?n del trabajador s?lo puede calificarse como trasgresi?n voluntaria y culpable de la buena fe contractual" ya que "viol? la lealtad" y la "confianza en ?l depositadas" y considera correcto su despedido.
Publicado por tuasesor @ 12:38
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios