Domingo, 22 de junio de 2008


Vulneración del derecho de libertad sindical.

STC nº 48/2002 de 25 de febrero 2002

 



Los actores trabajaban como auxiliares del Ayuntamiento demandado

y estaban afiliados al sindicato UGT.

Se efectúan elecciones municipales, y tras la toma de posesión de la nueva Alcaldesa,

se les notifica a los demandantes la extinción de los contratos fundamentados en el

art. 52 c) ET alegando “reestructuración de plantillas por causas económicas”. Los

despedidos eran 23 trabajadores de los cuáles 19 pertenecían al Sindicato UGT.

Para utilizar la vía del art. 52 c) ET es necesario que se acredite la causa de dicha

amortización. El ayuntamiento acredita causa económica y por ello efectúa la extinción

de los contratos de trabajo.

Así la propia Sentencia recurrida señala “lo que no ha quedado demostrado en modo

alguno es que esa situación de crisis económica constituyera causa objetiva y

suficiente para declarar la extinción de los contratos demandantes por la vía del art.

52c) ET. En efecto, la propia sentencia recurrida considera que no se dan las

circunstancias necesarias para declarar extinguida la relación laboral de las actores

con fundamento en las causas económicas y organizativas a las que se refiere el

citado precepto legal, pues el Ayuntamiento no acreditado que la medida adoptada

resulte adecuada para conseguir la superación de la situación de crisis económica

alegada.

La inexistencia de acreditación de la causa económica por la parte demandada y el

hecho que 19 de los 23 trabajadores estaban afiliados a un mismo Sindicato

(circunstancia que el Ayuntamiento nunca ha negado desconocer y cuyo conocimiento

parece obvio sí se tiene en cuenta que procedía al descuento en nómina de la cuota

sindical), nos lleva a la consideración de la posibilidad de la existencia de una

discriminación que lesionaría el derecho a la libertad sindical.

Hay que destacar que el propio Ayuntamiento después de extinguir los contratos de

trabajo por causas económicas y así “reestructurar” la plantilla, aumentó la misma con

una contratación. Esta conducta la podemos encuadrar en el art. 12 LOLS cuando

señala que: “Serán nulos y sin efecto los preceptos reglamentarios, las cláusulas de los convenios

colectivos, los pactos individuales y las decisiones unilaterales del empresario que

contengan o supongan cualquier tipo de discriminación en el empleo o en las

 

 

condiciones de trabajo, sean favorables o adversas, por razón de la adhesión o no a

 


Publicado por tuasesor @ 20:32
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios