Mi?rcoles, 25 de junio de 2008

T R I B U N A L S U P R E M O

Sala de lo Social

SENTENCIA:

Presidente Excmo. Sr. D.:

 

Fecha Sentencia:

 

Recurso Num.:

 

Fallo/Acuerdo:

 

Votación:

 

Procedencia:

 

Ponente Excmo. Sr. D.

 

Secretaría de Sala:

 

Reproducido por:

 

DESPIDO. SUBROGACIÓN ENTRE EMPRESAS DE SEGURIDAD.

INTERPRETACIÓN DEL ART 14 DEL CONVENIO COLECTIVO ESTATAL

(categoría contador-pagador). A TALES EFECTOS NO SE COMPUTAN LAS

PAGAS EXTRAS NI LAS CUOTAS DE SEGURIDAD SOCIAL.

Recurso Num.:

 

Ponente Excmo. Sr. D.:

 

Votación:

 

Secretaría de Sala:

 

SENTENCIA NUM.:

TRIBUNAL SUPREMO. SALA DE LO SOCIAL

Excmos. Sres.:

D. Joaquín Samper Juan

D. Gonzalo Moliner Tamborero

D. José Luis Gilolmo López

D. Jesús Souto Prieto

D. Víctor Fuentes López

Ilma. Sra. Dña. María Emilia Carretero Lopategui
13/07/2006
José Luis Gilolmo López
2371/2005

En la Villa de Madrid, a veinte de Julio de dos mil seis.

Vistos los autos pendientes ante la Sala en virtud de recurso de casación

para la unificación de doctrina interpuesto en nombre y representación de

EMPRESAS DE SEGURIDAD AUXILIAR DE VIGILANCIA ESPECIALIZADA,

S.A., contra sentencia dictada por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de

Justicia de Andalucía, en el recurso nº 2444/04, de fecha 24 de febrero de 2005,

por la que se resuelve el recurso de suplicación interpuesto por PROSEGUR

TRANSPORTES DE VALORES, S.A., contra la sentencia de fecha 16 de marzo

de 2004 dictada por el Juzgado de lo Social nº 9 de Sevilla en autos nº 60/04

seguidos por D. A.L.R.A frente a PROSEGUR TRANSPORTES DE VALORES,

S.A., y EMPRESAS DE SEGURIDAD AUXILIAR DE VIGILANCIA

ESPECIALIZADA, S.A. sobre DESPIDO.

Es Magistrado Ponente el Excmo. Sr. D.

JOSÉ LUIS GILOLMO LÓPEZ,

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.-

 

SEGUNDO.-

 

2.-PROSEGUR TRANSPORTES DE VALORES S.A. perdió

el servicio que tenía con la Caja Rural de Utrera con efectos de 31-12-03 y desde

1-1-04 es adjudicado a EMPRESAS DE SEGURIDAD AUXILIAR DE VIGILANCIA

ESPECIALIZADA S.A. (ESAVE).

3.- Con fecha 23 y 29 -12-03, PROSEGUR

TRANSPORTES DE VALORES S.A. notifica a EMPRESAS DE SEGURIDAD

AUXILIAR DE VIGILANCIA ESPECIALIZADA S.A. (ESAVE) su intención de

subrrogar a un contador-pagador y remite la documentación a que alude el art. 14

del Convenio Colectivo, folios 56, 57, 61 y 62 que se reproducen.

4.- El 31-12-03,

PROSEGUR TRANSPORTES DE VALORES S.A., le notifica al actor que pasará

subrrogado a EMPRESAS DE SEGURIDAD AUXILIAR DE VIGILANCIA

ESPECIALIZADA S.A. (ESAVE), folio 53 que se reproduce tras haber sido

elegido en el sorteo de 24-12-03, folio 76 que se reproduce.

5.- Por burofax de

30-12-03, EMPRESA DE SEGURIDAD AUXILIAR DE VIGILANCIA

ESPECIALIZADA S.A. (ESAVE), rechaza la subrogación del actor; folios 32 a 35

que se reproducen y se lo notifica a éste el 2-1-04, folio 52 que se reproduce. 6.-

Los importes facturados a PROSEGUR TRANSPORTES DE VALORES S.A. por

Caja Rural de Utrera, en concepto de MANIPULADO, en el periodo de Mayo a

Noviembre de 03, ambos incluidos, es de 4.219,50 €, folio 53 que se reproduce.

7.-

 

TERCERO.-

 

CUARTO.-

 

QUINTO.-

 

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.-

 

SEGUNDO.-

 

TERCERO.-

 

CUARTO.-

 

QUINTO.-

 

F A L L A M O S

Desestimamos el recurso de casación para unificación de doctrina,

promovido por el Letrado D. Antonio Joaquín Fernández Gallardo, en nombre y

representación de EMPRESA DE SEGURIDAD AUXILIAR DE VIGILANCIA

ESPECIALIZADA, S.A., contra la sentencia dictada por la Sala de lo Social del

Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, de fecha 24 de febrero de 2005, en

recurso de suplicación nº 2444/04, correspondiente a autos nº 60/04, del

Juzgado de lo Social nº 9, en los que se dictó sentencia de fecha 16 de marzo de

2004, deducidos por D. A.L.R.A, frente a PROSEGUR TRANSPORTES DE

VALORES, S.A., y EMPRESAS DE SEGURIDAD AUXILIAR DE VIGILANCIA

ESPECIALIZADA, S.A., sobre DESPIDO. Con imposición de las costas a

EMPRESA DE SEGURIDAD AUXILIAR DE VIGILANCIA ESPECIALIZADA, S.A.,

de conformidad con lo establecido en el art. 233 del Texto Refundido de la Ley de

Procedimiento Laboral.

Devuélvanse las actuaciones al Organo Jurisdiccional de procedencia,

con la certificación y comunicación de esta resolución.

Así por esta nuestra sentencia, que se insertará en la COLECCIÓN

LEGISLATIVA, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

PUBLICACIÓN.-

 

En el mismo día de la fecha fue leída y publicada la anterior

sentencia por el Excmo. Sr. Magistrado D. José Luis Gilolmo López hallándose

celebrando Audiencia Pública la Sala de lo Social del Tribunal Supremo, de lo

que como Secretario de la misma, certifico.

En base a todo lo que se deja razonado y de conformidad con

el dictamen del Ministerio Fiscal, el recurso debe ser desestimado, con

imposición de las costas a la empresa recurrente, de conformidad con lo

establecido en el art. 233 del Texto Refundido de la Ley de Procedimiento

Laboral.

Por lo expuesto, en nombre de S. M. El Rey y por la autoridad conferida

por el pueblo español.

El recurso debe ser desestimado porque , de conformidad con

las pautas interpretativas previstas en el Código Civil, tanto las referidas a las

normas como a los contratos, la dicción literal del precepto convencional no

parece dejar lugar a dudas. Es doctrina reiterada de la Sala, reflejada, por

ejemplo, en sus SSTS/IV 13-XI-1996 (R- 1738/96), 28-XII-1996 (R- 1736/96) y

14-III-1997 (R- 2194/96), que la interpretación de los convenios y acuerdos

colectivos ha de llevarse a cabo mediante la combinación de los criterios de

interpretación de las normas legales, especificados principalmente en los

artículos 3 y 4 del Código Civil, y los criterios de interpretación de los contratos,

contenidos en los artículos 1281 y siguientes del Código Civil.

El dato determinante a los efectos de que se produzca la subrogación

empresarial de quienes, como el actor, ostenten la categoría de Contador-

Pagador, no es sino que la facturación perdida, como consecuencia a su vez de

la pérdida de la contrata, equivalga “al coste de 1,25 de las retribuciones Fijas del

Convenio del Anexo salarial” correspondiente a dicha categoría. El término

“coste” no viene referido en la norma a su significado general o abstracto, que, en

efecto, podría conducir a la interpretación propiciada por la recurrente (según el

Diccionario RAE, coste serían los gastos que tiene una cosa), sino al que la

misma disposición pactada le atribuye, que no es otro que el de una parte o

porción (1,25) de las retribuciones fijas establecidas en el propio Convenio

Colectivo para los empleados con aquella categoría. Es decir, el concepto

determinante, cuyo significado y alcance ha de analizarse ahora, no es, como

pretende la empresa recurrente, el de “coste” sino el de “retribuciones fijas”, tal

como, en definitiva, correctamente hace la sentencia impugnada. Y ello es así

porque es de ese modo como se expresa la norma en cuestión, pudiendo haberlo

hecho de otra manera y, desde luego, sin perjuicio de que, en el futuro, se

modifique el acuerdo. Y si resulta meridianamente claro, como acertadamente

resalta el Ministerio Fiscal, que las cotizaciones ingresadas por las empresas a la

Seguridad Social no forman parte de las retribuciones pactadas en el Convenio,

pues ni su regulación ni su determinación cuantitativa dependen en absoluto de la

voluntad de los sujetos que lo negocian y suscriben, también es evidente que

dicha norma sólo alude de forma expresa, precisamente a los efectos de la

subrogación cuestionada, a las retribuciones “Fijas del Convenio del Anexo

salarial”; es decir, como vimos, a aquellos conceptos remuneradores que figuran

en el tan repetido Anexo.

Es verdad que las pagas extraordinarias, pese a que el Convenio

analizado las califique impropiamente como “complemento”, tienen estricta

“naturaleza salarial aunque con una periodicidad en su abono superior a la

mensual” (STS 16-5-1995, R- 2517/94). Pero lo que importa a los exclusivos

efectos del presente pleito no es esto sino que la pérdida de facturación que se

produzca como consecuencia de un cambio de contrata equivalga al coste

porcentual (1,25) que los negociadores del Convenio han querido establecer, por

remisión, en lo que ellos mismos han calificado como “retribuciones fijas”,

señalándolas de modo expreso en el Anexo salarial de la norma autónoma, en el

que no se incluyen -ni siquiera se las mencionan- las pagas extraordinarias. Y

como quiera que, efectuado el cómputo de dicha manera, la empresa recurrente

habría de subrogarse en los derechos y obligaciones del actor, sin que se

cuestione ninguno de los demás parámetros u operaciones matemáticas

necesarias para llegar a dicha conclusión, se impone, como se adelanto, la

desestimación del recurso porque, en definitiva, la doctrina correcta se contiene

en la sentencia impugnada.

Como es obligado, por imperativo del art. 217 del Texto

Refundido de la Ley de Procedimiento Laboral, lo primero que ha de valorarse en

todo recurso de casación para la unificación de doctrina, es si concurre entre la

sentencia impugnada y la que se propone como término de comparación, el

requisito básico de la contradicción, conformado por la identidad de hechos, de

pretensiones y de fundamentación jurídica.

La sentencia aquí recurrida, al interpretar el art. 14 del Convenio Colectivo

Estatal de Empresas de Seguridad 2002-2004, publicado en el BOE del 29-2-

2002 [que regula la “subrogación de servicios” cuando una empresa cesa en su

adjudicación y otra empleadora pasa a hacerse cargo de los mismos, y cuyo

contenido parcial, a los efectos que ahora importan y con relación a la categoría

del demandante, reza así: “la empresa que pierda un contrato de manipulación de

efectivo (contaje) a favor de otra, ésta estará obligada a subrogarse a razón de 1

contador pagador por cada importe de facturación perdida equivalente al coste de

1,25 de las retribuciones Fijas del Convenio del Anexo salarial de un Contador-

Pagador”], considera que ha de estarse al tenor literal del precepto trascrito y, en

consecuencia, sólo computa como “coste” las retribuciones fijas que describe el

Anexo Salarial del Convenio (salario base, plus peligrosidad, plus vehículo

blindado, plus actividad, plus transporte y plus vestuario), sin incluir por tanto,

como había hecho la sentencia de instancia, las tres pagas extraordinarias

(previstas también en el art. 71 del Convenio, que las denomina “Complemento

de vencimiento superior al mes”, aunque no las reflejada en el precitado Anexo

Salarial) ni las cotizaciones a la Seguridad Social que ha de efectuar la empresa.

El resultado es que se produjo la subrogación y, por ello, la empresa subrogada

debe correr con las consecuencias del despido improcedente del demandante.

En el caso contemplado por la sentencia de contraste, al interpretar la

Sala el mismo precepto convencional, llega a la conclusión contraria e incluye en

el cómputo tanto las pagas extraordinarias como las cotizaciones a la Seguridad

Social. Como consecuencia de ello, no considera producida la subrogación y

carga las consecuencias del despido a la primera adjudicataria. De aplicar esta

tesis al caso de autos -y tal cuestión, así como los parámetros determinantes de

la misma, están fuera de discusión en el presente proceso- no se habría

producido la subrogación y, por tanto, sería la primera empleadora la que debería

asumir las consecuencias del despido. Es evidente, pues, que concurren los

requisitos del art. 217 de la LPL y debe analizarse cuál de dichas resoluciones

contiene la doctrina correcta.

La sentencia de instancia, del Juzgado de lo Social nº 9 de

Sevilla, de fecha 16 de marzo de 2004, estimó la demanda, declaró improcedente

el despido y, al no admitir la subrogación, condenó a Prosegur a readmitir o

indemnizar al actor en los términos legales, absolviendo libremente a Esave.

Recurrida en suplicación dicha sentencia de instancia, la Sala de lo Social

del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, con sede en Sevilla, en sentencia

de fecha 24 de febrero de 2005, r. 2444/2005, estimó el recurso de suplicación de

la empresa Prosegur y, manteniendo la improcedencia del despido pero

aceptando la existencia y validez de la subrogación, condenó a Esave a readmitir

o indemnizar al demandante.

Frente a dicha sentencia de suplicación se alza en recurso de casación

para unificación de doctrina la empresa ahora condenada, invocando como

sentencia de contraste la dictada por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de

Justicia de Andalucía, con sede en Málaga, en fecha 14 de mayo de 2003, en el

recurso nº 414/2003, y denunciando la infracción del art. 14 del ya mencionado

Convenio Colectivo Estatal de Empresas de Seguridad.

Se postula en la demanda rectora de autos, solidariamente

dirigida contra dos empresas de seguridad (Prosegur y Esave), el reconocimiento

como improcedente, con las pertinentes consecuencias legales, del despido del

que fue objeto el actor --con categoría de Contador-Pagador-- el 1 de enero de

2004, cuando la primera de dichas empresas le notificó que pasaba subrogado a

la segunda, mientras que ésta última le comunicó –a él y a la primera- que no

aceptada dicha subrogación, de conformidad, según decía, con el art. 14 del

Convenio Colectivo Estatal de Empresas de Seguridad.

Por providencia de fecha 18 de enero de 2006 se procedió a

admitir a trámite el citado recurso y, tras ser impugnado el recurso, pasaron las

actuaciones al Ministerio Fiscal, que presentó informe en el sentido de

considerarlo improcedente, e instruido el Magistrado Ponente, se declararon

conclusos los autos, señalándose para votación y fallo el día 13 de julio de 2006,

en el que tuvo lugar.

Por la representación procesal de EMPRESAS DE

SEGURIDAD AUXILIAR DE VIGILANCIA ESPECIALIZADA, S.A. se preparó

recurso de casación para unificación de doctrina. En su escrito de formalización

se invocó como sentencia de contraste la dictada por la Sala de lo Social del

Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, en fecha 14.5.2003, en el recurso

414/03.

La citada sentencia fue recurrida en suplicación por

PROSEGUR TRANSPORTES DE VALORES, S.A. ante la Sala de lo Social del

Tribunal Superior de Justicia de Andalucía la cual dictó sentencia en fecha 24 de

febrero de 2005, en la que dejando inalterada la declaración de hechos probados

de la sentencia de instancia, consta la siguiente parte dispositiva: "Con

estimación del recurso de suplicación interpuesto por PROSEGUR,

TRANSPORTES DE VALORES, S.A. contra la sentencia de fecha 16 de marzo

de 2004, dictada por el Juzgado de lo Social número Nueve de los de Sevilla, en

virtud de demanda sobre despido formulada por D. A.L.R.A contra la expresada

recurrente y EMPRESAS DE SEGURIDAD AUXILIAR DE VIGILANCIA

ESPECIALIZADA, S.A., debemos revocar y revocamos parcialmente dicha

sentencia, en el sentido de absolver a la entidad recurrente de las peticiones

contenidas en la demanda y condenar a EMPRESAS DE SEGURIDAD AUXILIAR

DE VIGILANCIA ESPECIALIZADA, S.A. a las consecuencias del despido

improcedente cuya calificación se ha mantenido, por lo que a su elección, que

deberá manifestar por escrito o comparecencia ante la Secretaría de esta Sala,

dentro del plazo de cinco días hábiles siguientes a aquel en el que se le notifique

esta sentencia, readmita al actor en su puesto de trabajo o le indemnice con la

cantidad de 10.609,72 €, advirtiéndole que si no opta en el plazo indicado se

entenderá que lo hace por la readmisión y, en ambos casos, habrá de abonar la

empresa al accionante una cantidad igual a la suma de los salarios dejados de

percibir por éste desde el día del despido, inclusive, hasta el de la notificación de

esta sentencia a la parte condenada, exclusive. ".

En el CMAC y con el resultado obrante al folio 4, se celebró acto de

conciliación".

En dicha sentencia se declararon probados los siguientes

hechos: 1.- El actor D. A.L.R.A, DNI Nº , venía prestando sus servicios por

cuenta y bajo la dependencia de Prosegur Transportes de Valores SA con

antigüedad de 2/11/95, categoría de contador-pagador y salario/día a efectos de

despido de 28.87 €-

Con fecha 16 de marzo de 2004 el Juzgado de lo Social nº 9

de Sevilla dictó sentencia en la que consta la siguiente parte dispositiva: "Que

estimando la demanda interpuesta por D. A.L.R.A contra PROSEGUR

TRANSPORTES DE VALORES S.A. y EMPRESAS DE SEGURIDAD AUXILIAR

DE VIGILANCIA ESPECIALIZADA S.A. (ESAVE), declaro improcedente el

Despido del actor y en consecuencia condeno a PROSEGUR TRANSPORTES

DE VALORES S.A. a que, a su elección, readmita al trabajador en su puesto de

trabajo en iguales condiciones que antes del Despido o lo indemnice con la suma

de 10.585,18 euros y en todo caso, al abono de los salarios dejados de percibir

desde la fecha del despido 31-12-03 hasta la notificación de la sentencia. Y

procede absolver a EMPRESAS DE SEGURIDAD AUXILIAR DE VIGILANCIA

ESPECIALIZADA S.A.(ESAVE). Se advierte a PROSEGUR TRANSPORTES DE

VALORES S.A., a que en el plazo de CINCO DIAS siguientes a la notificación de

la Sentencia, deberá optar entre la readmisión o la indemnización, y que de no

efectuarlo en dicho plazo, se entenderá que opta por la readmisión. En caso de

readmisión, el empresario deberá abonar los salarios de trámite desde la fecha

del despido hasta la notificación de sentencia".

/
rgl
Ilma. Sra. Dña. María Emilia Carretero Lopategui
José Luis Gilolmo López
T.S.J.ANDALUCIA SOCIAL
13/07/2006
Sentencia Desestimatoria
UNIFICACIÓN DOCTRINA 2371/2005
20/07/2006
Joaquín Samper Juan

Publicado por tuasesor @ 1:11
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios