Jueves, 26 de junio de 2008

Despedir a un empleado impedido no es discriminatorio

El despido del empleado que se encuentra impedido para realizar el trabajo no es discriminatorio. El Tribunal Constitucional ha dictado una sentencia en la que da una nueva vuelta de tuerca a la doctrina sobre la discriminación en el ámbito laboral.

26-06-2008 - El tribunal ha estudiado la petición de amparo de un trabajador del sector de la construcción que fue despedido por padecer una lesión en las vértebras cervicales, lo que le imposibilitaba desempeñar su trabajo con normalidad. Con motivo de esta enfermedad, el empleado se dio de baja en repetidas ocasiones.

La empresa decidió despedirle y trató de que su despido fuera declarado nulo. Después de ser despedido acudió a los tribunales ordinarios, que desestimaron su petición. Por ello, acudió al Constitucional solicitando amparo por la “vulneración de su derecho a la igualdad y a la no discriminación por causa de enfermedad temporal, así como el derecho a la integridad física y moral”.

El Tribunal Constitucional deniega el amparo y aborda un supuesto diferente a otros que ha estudiado anteriormente porque “se cuestiona la posible discriminación por causa de un factor no listado en el precepto constitucional, el estado de salud del trabajador; en concreto, la existencia de una enfermedad crónica que se discute si resulta o no incapacitante para la actividad profesional del trabajador”.

Según explica la sentencia, puede existir una decisión discriminatoria del empresario “cuando el factor enfermedad sea tomado en consideración como un elemento de segregación basado en la mera existencia de la enfermedad o en la estigmatización como persona enferma de quien la padece”. Sin embargo, precisa, “no es éste el supuesto analizado”.

No excluyente

El motivo es que “la empresa no ha despedido al trabajador por estar enfermo, ni por un perjuicio excluyente relacionado con su enfermedad, sino por considerar que dicha enfermedad le incapacita para desarrollar su trabajo”. Para el Tribunal Constitucional, una decisión de este tipo “podrá conceptuarse legalmente como procedente o improcedente, pero no constituye en sí misma una decisión discriminatoria”.

No obstante, el fallo ha contado con un voto particular, emitido por el magistrado Jorge Rodríguez-Zapata. Este voto considera que “existen enfermedades crónicas –que no alcanzan el grado de una discapacidad– que generan acciones discriminatorias y que es necesario considerar prohibidas”.

Disfrute de lactancia para el juez

El pleno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) acordó ayer por unanimidad conceder al juez Jesús de Jesús el permiso sustitutivo de lactancia por un período de cuatro semanas. Aunque en un primer momento fue denegado, al entender que el permiso está previsto solamente para la “funcionaria”, ahora lo ha admitido.

El juez entendía que la ley establecía que cuando “este derecho podrá ser ejercido indistintamente por uno u otro de los progenitores” no se refiere sólo al de la funcionaria a ausentarse una hora del trabajo por lactancia, sino también a la posibilidad de acumular ese tiempo en jornadas completas.

Estos razonamientos han sido recogidos en el informe del vocal Javier Laorden, que también ha recordado que el pasado 28 de mayo ya se adoptó una decisión similar, al conceder la ampliación del permiso de paternidad y el permiso de lactancia retribuido en jornadas completas a otro magistrado.


Publicado por tuasesor @ 16:09
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios