Jueves, 02 de febrero de 2012
El reconocimiento médico previo es obligatorio cuando así lo disponga una norma específica legal o convencional, y en todos los casos en los que exista riesgo de enfermedad profesional.
 
Por ejemplo, en el ámbito de la construcción, y sin perjuicio de lo dispuesto en el Art 22 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, las obligaciones en materia de reconocimientos médicos están recogidas para Bizkaia en el Art 10 de la Resolución de 19 mayo 2006. (Convenio Colectivo CONSTRUCCIÓN para BIZKAIA 2006-2008) , que señala que "La empresa vendrá obligada a realizar reconocimiento médico previo a la admisión del personal en la empresa y reconocimientos periódicos a todo el personal a su servicio, al menos una vez al año, salvo que no hubiera transcurrido un año desde que se le hubiera realizado al trabajador aunque fuera en otra empresa, excepto en los casos en que las condiciones especificas del puesto de trabajo tengan riesgo de enfermedad profesional.
 
En relación a las enfermedades profesionales el Art 197 de la Ley General de la Seguridad Social prescribe que en caso de incumplimiento de la obligación de realizar reconocimientos médicos previos o periódicos a trabajadores que hayan de ocupar puestos de trabajo con riesgo de enfermedad profesional, la empresa se constituye en responsable directo de las prestaciones que pudieran causarse, es decir, se rompe la relación de aseguramiento con la Seguridad Social y ello sin perjuicio de las responsabilidades en el ámbito sancionador administrativo que puedan surgir. INFRACCIÓN GRAVE en materia de seguridad e higiene y salud laborales. Tanto las mutuas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales como el INSS están obligados a llevar un libro de reconocimientos médicos donde han de inscribir los resultados de los efectuados a los trabajadores con riesgo de enfermedad profesional, tanto previos como periódicos. 
 
En este sentido los reconocimientos médicos tienen carácter obligatorio para el trabajador en el caso de puestos de trabajo con riesgo de enfermedades profesionales. (p.ej. por exposición al ruido, determinados agentes -físicos,etc.). También es obligatorio en el caso de de riesgos por agentes químicos, cuando se den las condiciones recogidas para ello en su normativa especifica. Estas excepciones al carácter voluntario de los reconocimientos médicos no pueden utilizarse de forma abusiva, pues se trata de hechos excepcionales que no pueden generalizarse.
 
En el caso de negativa de un trabajador a someterse a un reconocimiento médico debe quedar perfectamente documentado que:
La empresa dispone de medios sanitarios autorizados (propios o contratados), adecuados y suficientes para realizar la vigilancia médica de los trabajadores.
 
No cumpliría con este requisito aquella empresa que carece de concertación de la actividad de vigilancia de la salud porque la totalidad de sus trabajadores han " renunciado voluntariamente " a la misma.
El reconocimiento ha de ser realmente ofrecido a los trabajadores, sin trabas, ni costos.
Debe probarse la posible negativa del trabajador a someterse al reconocimiento médico que debe ser una renuncia nunca forzada directa o indirectamente. En los casos en que el reconocimiento sea obligatorio para el trabajador, no bastará la firma con su negativa, ya que también puede ser obligatorio para el empresario exigir su realización. En estas situaciones no queda más remedio que analizar particularmente cada caso concreto. Pero es evidente que un reconocimiento médico allí donde el lugar de trabajo puede ser susceptible de crear determinados riesgos para la salud es muy positivo para los trabajadores y sin esta exigencia legal, los empresarios no gastarían nada, con lo que es bastante inconcebible que haya trabajadores que se nieguen a que les evaluen su salud.

Publicado por tuasesor @ 12:50
Comentarios (4)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Viernes, 07 de septiembre de 2012 | 10:19

Hola, no creo que sea tan inconcebible que haya trabajadores que renuncien a que se les evalúe la salud. Bastantes personas tienen pánico a las agujas, y es motivo más que suficiente para que un trabajador pueda preferir renunciar al reconocimiento médico.

Aprovecho para preguntar una duda, por si no le importara contestarla: para un puesto de oficina, ¿una empresa puede obligar al trabajador a que se lo haga a pesar de que el trabajador haya indicado que no desea hacérselo?

Gracias.

Saludos

Publicado por Invitado
Martes, 30 de octubre de 2012 | 12:07

La empresa donde trabaja una conocida, ha “obligado” a todos los empleados a firmar un papel diciendo que renuncian en hacer la revisión médica anual. Mi conocida, que lleva 5 años en la empresa y que NUNCA le hicieron las revisiones se negó a firmar el papel porque le parecía una "broma", pero igualmente le han dicho no podrá hacer la revisión porque todos los demás sí lo han firmado. ¿Eso es legal?

Publicado por Invitado
Jueves, 26 de junio de 2014 | 0:09

El reconocimiento médico inicial es obligatorio en todos los casos,el anual no,pero deberia serlo,yo en mi empresa me los hago desde el primer dia y todos los años tambien,no es justo que unos pasemos y otros no.

Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 25 de noviembre de 2015 | 14:42

Estoy casi deacuerdo contigo, salvo en lo de la renuncia firmada... leete la NTP 959 y lo verás, no es necesario la renuncia firmada solo se requiere un consentimiento informado que de prueba cumplida de que lo has ofrecido y le has informado de (en su caso) la obligatoriedad, si no lo quieren pasar y es obligatorio, ya entra el regimen disciplinario.

http://www.insht.es/InshtWeb/Contenidos/Documentacion/NTP/NTP/Ficheros/926a 937/959w.pdf

Un saludo