Domingo, 05 de febrero de 2012
La duración máxima de la IT es inicialmente de doce meses
 
El art. 128.1.a LGSS establece «una duración máxima de doce
meses, prorrogables por otros seis cuando se presuma que durante ellos puede
 el trabajador ser dado de alta médica por curación».
 
En la práctica siempre se ha endurecido el sistema de prórroga, reforzando su control.
La prórroga se ha establecido desde el inicio de la regulación de esta figura
en esos seis meses más, atribución de competencia exclusiva al INSS, de la prórroga de la IT, aspecto
que fue introducido por la disposición adicional 48ª.1 de la Ley 30/2005, de 29 diciembre,
que a su vez introdujo la posibilidad de que el INSS emitiese alta «a los exlcusivos efectos
de la prestación económica por incapacidad temporal».
 
Cuando se impugna un alta médica, agotado el plazo de los doce meses, no
es infrecuente que, convocado el Servicio de Salud como demandado, éste invoque la
excepción de falta de legitimación pasiva, aduciendo que ninguna competencia
tiene en dicha alta, competencia exclusiva del INSS.
Esta atribución en exclusiva al INSS acerca de la prórroga «ordinaria» de la IT tiene,
como objetivo: poner fin a la frecuente práctica automaticidad
de la prórroga y centralizar en el INSS la función de control de la IT «de duración superior
a la estándar de doce meses» ya se trate de una IT por contingencias profesionales o comunes.
 
La duración puede alargarse hasta 21 meses por razones de gestión, la previsión
del art. 131.bis 2 LGSS en su primer párrafo, deja bien clara la posibilidad
de prolongar la situación de IT hasta veintiún meses, al dar al INSS tres meses para que se
pronuncie sobre el estado invalidante del beneficiario, prórroga que lo es a todos los
efectos, incluidos los del subsidio, bien que cambie en ella el sistema de gestión del pago,
previendo expresamente la ley que no subsiste, durante esta prórroga, la obligación de
cotizar y previéndose reglamentariamente el pago directo de la prestación RD 1300/1995, de 21 junio.
 
Excepcionalmente, la situación de IT puede alcanzar hasta 24 meses
El tenor literal del art. 131.bis.2, segundo párrafo LGSS, desde la LMSS prescribe que
«. en aquellos casos en los que, continuando la necesidad de tratamiento médico por la
expectativa de recuperación o la mejora del estado del trabajador, con vistas a su reincorporación
laboral, la situación clínica del interesado hiciera aconsejable demorar la citada
calificación, ésta podrá retrasarse por el período preciso, que en ningún caso podrá
rebasar los veinticuatro meses siguientes a la fecha en que se haya iniciado la incapacidad
temporal»

Publicado por tuasesor @ 3:27
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios