Jueves, 09 de febrero de 2012
LA CONSTITUCIÓN:
 
Es la fuente primera del Derecho, a la que están sujetos los ciudadanos y los poderes públicos (art.9.1) de la que deriva el entero sistema de producción de normas jurídicas, el ordenamiento jurídico general y en particular el propio derecho del Trabajo.
 
Art.1 CE (Constitución Española); Estado Social
Art.7 CE: acerca de los sindicatos como representación por imperio de la ley
Art.9.3 CE: Principio de Legalidad (jerarquía normativa)
 
Jerarquía Normativa: Otorgar a unas normas mayor valor que a otras es la primera de las reglas en conflicto y constituye el más elemental mecanismo para asegurar la aplicación de unas sobre otras. Proviene de la posición orgánica que ocupe el sujeto del que nace la norma; la jerarquía es esencialmente una cuestión política o más exactamente, de organización de los poderes y como tal: regla general de aplicación que está garantizada por la Constitución (Art 9.3). La primera jerarquía de las que arrancan todas las demás, es el respeto y sometimiento a la Constitución tanto de los poderes públicos como de los ciudadanos (Art.9.1)
La Constitución es la norma jurídica superior a cualquier otra sea cual fuese su procedencia y serán nulas las leyes y las disposiciones  que contradigan sus preceptos (Art. 39.1 LOTC). Son las leyes y las disposiciones con fuerza de ley las que aparecen colocadas jerárquicamente a continuación de la Constitución. En el rango jerárquico vienen a continuación las normas en que se plasma la potestad reglamentaria (Art.97 CE) que a su vez están sometidas al orden de jerarquía de sus órganos según lo establezcan las leyes o el principio de jerarquía normativa (Art. 6 LOPJ).
 
El Art. 3.1 del ET (Estatuto de los Trabajadores) establece una jerarquización de las normas y coloca a los Convenios Colectivos supeditados a las disposiciones legales y reglamentarias del Estado.
No toda colisión normativa en la que se den los dos supuestos esenciales de toda concurrencia: Vigencia y regulación concurrente con la misma materia, puede resolverse con la mera aplicación de la jerarquía normativa, ni siquiera con la atemperación que pudieran suponer otros principios de general aplicación, como es el de reserva legal, el del papel de los reglamentos como norma a la que se les prohíbe el establecimiento de condiciones de trabajo distintas a las establecidas por las leyes a desarrollar (Art. 3.2 ET) o finalmente el esquema legal que puede explicar las resoluciones internormativas de ley y Convenio Colectivo.
 
La colisión peculiar del Derecho  laboral es la que se da entre dos normas igualmente válidas y vigentes que regulan de forma diferente una misma realidad, un mismo centro de imputación normativo, un sector o una empresa.
 
Además del principio general de jerarquía normativa, en la aplicación del ordenamiento jurídico laboral debemos aplicar dos reglas:
 
-“la regla de la norma mínima”
-“la regla de la norma más favorable al trabajador”
 
 
El artículo 3.3 ET establece que “…los conflictos originados entre los preceptos de dos o más normas laborales tanto estatales como pactados , que deberán respetar en todo caso los mínimos de derecho necesario, se resolverán  mediante la aplicación de la norma más favorable para el trabajador apreciado en su conjunto y en cómputo anual respecto a los conceptos cuantificables”

Publicado por tuasesor @ 7:40
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios