Viernes, 10 de febrero de 2012
RECURSO DE AMPARO EN EL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL EN EL ÁMBITO LABORAL
 
El Tribunal Constitucional no forma parte de la Jurisdicción, sin embargo debe dejarse constancia de que son muy numerosos los recursos de amparo que deciden sobre derecho del Trabjo y Seguridad Social. Se suele alegar por las partes violación de los derechos fundamentales consagrados por nuestra Constitución, en sus artículos 14 y 24 especialmente.
Hay dos posiciones a la hora de la admisión de este recurso de amparo,:
 
Una más restrictiva que es la que marca el art.41 LOTC (Ley Orgánica del Tribunal Constitucional) y que expresamente dice:
 
Artículo 41.
Uno. Los derechos y libertades reconocidos en los artículos 14 a 29 de la Constitución serán susceptibles de amparo constitucional, en los casos y formas que esta Ley establece, sin perjuicio de su tutela general encomendada a los Tribunales de Justicia. Igual protección será aplicable a la objeción de conciencia reconocida en el artículo 30 de la Constitución.
Dos. El recurso de amparo constitucional protege, en los términos que esta Ley establece, frente a las violaciones de los derechos y libertades a que se refiere el apartado anterior, originadas por las disposiciones, actos jurídicos, omisiones o simple vía de hecho de los poderes públicos del Estado, las Comunidades Autónomas y demás entes públicos de carácter territorial, corporativo o institucional, así como de sus funcionarios o agentes.
Tres. En el amparo constitucional no pueden hacerse valer otras pretensiones que las dirigidas a restablecer o preservar los derechos o libertades por razón de los cuales se formuló el recurso.
 
Y otra postura más que es la que utiliza una interpretación más flexible del artículo 24.1 de la Constitución que determina:
Artículo 24.
1. Todas las personas tienen derecho a obtener la tutela efectiva de los jueces y tribunales en el ejercicio de sus derechos e intereses legítimos, sin que, en ningún caso, pueda producirse indefensión.
 
Se está actuando según la segunda postura convirtiendo el recurso de amparo ante el TC como una Apelación , Casación o Revisión última, a pesar de que el TC no forma parte de la Jurisdicción, esto provoca la reacción del Tribunal Supremo que es quien debe conocer éste tipo de recursos últimos que agotan la vía jurisdiccional, pero hay que decir que si el TS aceptara la violación de un derecho fundamental a la hora de aceptar el recurso de casación para unificación de doctrina , el problema estaría resuelto, precisamente porque el propio TS alega que la sentencia dictada en su caso por TC no podría servir como contradictoria a la hora de fundamentar un recurso de casación.

Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios