Jueves, 16 de febrero de 2012

El principal problema es que no haya sucesión de empresas, si la hay, no se extingue la relación laboral. Es frecuente la situación de aquella empresa que los sucesores cierran, durante un pequeño período de tiempo, 2 o 3 meses...y luego la vuelven a  abrir.

Si la empresa es una sociedad mercantil que desaparece entra en juego el artículo 51 del despido colectivo del ET, popularmente llamado ERE. Cuando es una persona física, no se necesita ERE.

Pero hay que tener cuidado al valorar que cuando los herederos necesitan un plazo prudencial para liquidar el negocio, no hay sucesión. Los hijos o sucesores no está obligados a seguir el negocio.

El empresario jubilado puede dedicarse a otras cosas y no hay sucesión. La indemnización en estos casos de Muerte-Jubilación-o Invalidez es de un mes de salario. Con independencia de la antiguedad del trabajador.


Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios