S?bado, 25 de febrero de 2012

La reciente reforma laboral no es una medida nueva, ni en nuestro país ni en el resto del mundo, como bien es sabido y ya lo apuntaron Karl Marx y Engels el capitalismo nos lleva a continuas y cada vez más graves crisis, crisis que son cíclicas e inherentes al sistema capitalista , sobre todo a aquél que propugnan los sectores más liberales, los cuales no paran de decirnos que el Estado no debe ocuparse de regular nada que todo debe dejarse en manos de los mercados, esto es de los empresarios y de la Banca.

 

 

En el sistema capitalista, las empresas buscan un continuo aumento de las ganancias y en una competencia brutal se pretende hundir a los adversarios al precio que sea y esto se consigue con un margen de ganancia superior al del resto, llegado un límite en el que el margen de mejora ya sólo puede venir de mano de la rebaja salarial de los trabajadores, porque las demás empresas también han invertido en tecnología y los precios tanto de las mercancías como de los salarios que ofrecen a sus trabajadores es similar, la consecuencia de esto es que los trabajadores al tener menos recursos no pueden acceder a las mercancías que las empresas ofrecen con lo que la crisis está servida, esto mismo ha sucedido con la actual crisis, cuyo origen ha sido financiero, pues la empresa (los bancos) para competir con el resto ha colocado sus productos de modo muy tentador para su clientela, con un margen de beneficio para la empresa, pero cuando la competencia ha recurrido a las mismas artes, para poder seguir compitiendo se llega a recortar el salario de los trabajadores, entonces ya no se puede hacer frente a las hipotecas, concedidas de modo tan imprudente, con lo que la crisis se muestra en toda su crudeza, de nuevo vemos que a pesar de que la crisis es financiera, el origen es del propio SISTEMA, es decir que si no cambiamos el sistema capitalista actual, difícilmente vamos a poder paralizar las continuas crisis cíclicas que sufrimos.

 

El sistema capitalista implica aumento de producción sin ningún tipo de control, sólo por el único fin de ganar, ganar y ganar, hundir al adversario, monopolizar y seguir ganando y cuando ya deja de ganar porque el mercado posiciona las mercancías, la mano de obra y la tecnología al mismo nivel, sólo queda meter mano al gasto variable que supone reducir el salario de los trabajadores.

 

El Estado debe actuar, los mercados, los financieros y las empresas deben someterse a las necesidades de la sociedad, ningún beneficio empresarial puede compensar en un Estado que existan ciudadanos sufriendo situaciones de exclusión y pobreza, esto no se puede consentir, la propia norma suprema del Ordenamiento: la Constitución proclama nuestro Estado como Social y Democrático de Derecho, ningún beneficio ni libre competencia puede estar por encima de las personas.

 

No podemos consentir que unas pocas familias y empresas como: Guinness, Shell, General Motors, Ford, Exxon, IBM, Exxon, AT&T, Mitsubishi, Mitsui, Merck, Toyota, Philip Morris, General Electric, Unilever, Fiat, British Petroleum, Mobil, Nestlé, Philips, Intel, DuPont, Standard, Bayer, Alcatel Alston, Volkswagen, Matsushita, Basf, Siemens, Sony, Brown Bovery, Bat, Elf, Coca-Cola, Ford, Philip, Merck, Ferrero, Henkel, Peugeot, Bosch, Dassault, Michelin, Heineken, Barilla, Botín, Rothschild, Rockefeller… dominen de modo tan insultante y dicten las políticas a los gobiernos y ejércitos de todo el mundo. Todo lo que han robado, porque realmente ninguna riqueza se consigue honradamente, supone una acumulación tan asquerosa de capital, que es superior a los ingresos anuales de 2.500 millones de personas en el mundo.

Uno de los ejemplos de cómo las multinacionales llegan a dictar las políticas internas de los Estados la tenemos en la decisión de la empresa de automoción, BMW de obligar a Inglaterra a entrar en el euro, como no fue así abandonó a la filial Rover dejando a más de 50.000 familias sin empleo…este tipo de amenazas es por ejemplo lo que subyace tras las reformas laborales que las empresas obligan a los gobiernos a realizar…

Y si pueden realizar y ejecutar sus amenazas en países como Inglaterra imaginemos que no podrán hacer en los más subdesarrollados…                                 

http://4.bp.blogspot.com

Que no nos cuenten que estas reformas laborales, se realizan para mejorar el mercado laboral, todo va enfocado a que estas grandes empresas ganen cada vez más…porque con la legislación laboral en la mano antes de su reforma, el empresario si su empresa iba mal tenía la posibilidad de realizar los despidos objetivos que quisiera, pero siempre y cuando fuesen reales, no como ahora que se permite que siguiendo con la mentalidad liberal, capitalista hasta las ultimas consecuencias, con una previsión de reducción de ganancias, no con pérdidas, se le permita despedir a un trabajador, esto multiplicado miles de veces da como resultado el paro que sufrimos hoy en día, dejando que con la excusa de la crisis, que ellos han generado, nos planteemos como deben ser de indemnizados los despidos, o como se deben realizar los llamados despidos colectivos a través de regulaciones de empleo…pero ningún gobierno se plantea nacionalizar alguna empresa para cumplir los mandatos de la Constitución y garantizar el empleo de sus ciudadanos… y como colofón tenemos a los sindicatos bien apoltronados y como organización necesaria dentro de un sistema capitalista, no pudiendo ser por lo tanto un medio para su reforma…


Publicado por tuasesor @ 2:27  | Art?culos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios