Domingo, 25 de marzo de 2012

Observamos atónitos a una petición por parte del Obispo de Cádiz, el Sr. Rafael Zornoza Boy, literalmente:

“hay que recuperar la tradición del diezmo y entregar al Fondo Diocesano de Solidaridad una parte de nuestro sueldo para atender a los afectados por el desempleo y sus familias".

http://www.abc.es/20120324/sociedad/abcp-obispo-cadiz-propone-recuperar-20120324.html

http://infocatolica.com/files/zornoza.jpg

No cabe ninguna duda de que los dirigentes actuales (a todos los niveles religiosos, políticos, sindicales…) nos están tomando el pelo de modo continuado e insultante, ¿por qué si la excusa de esta petición es que se necesita para los desempleados y sus familias no apoyan la huelga general del día 29 de Marzo? Ya que ésta supone un notable deterioro de las condiciones laborales de las familias (aunque no tengo claro si el Señor Obispo incluye a todas las familias…) y supone además una crítica al gobierno neoliberal del Sr. Rajoy en el sentido de que quizás debiera dedicar más esfuerzo fiscal para los que más lo necesitan y no tanta ayuda al que más tiene… es decir no recortar gasto social, como lo viene haciendo en educación, no aplicar medidas tendentes a privatizar la sanidad…Quién más sufre estos recortes, son los más pobres señor Obispo, por eso no se entiende que su jefe el Sr. Rouco Varela obligue a retirar el apoyo que dos organizaciones del seno de la Iglesia están haciendo en contra de la reforma laboral.

Entonces cual es la verdadera intención de solicitar apoyo “económico” facilitando un número de cuenta que ustedes aseguran van a utilizar en beneficio de estas familias desempleadas (repito que existen familias que actualmente la Iglesia está dejando al margen…), pero siendo  el Estado el obligado por la Constitución de 1978 a evitar situaciones de extrema pobreza ¿Por qué no solicitan del Gobierno ese apoyo? Al no hacerlo queda la duda del destino final de este diezmo.

Haciendo un breve resumen histórico: En el año 1836/1837 con la desamortización de los bienes de la Iglesia y con la supresión del Diezmo se dejaba a la Iglesia a expensas de las limosnas recibidas, por ello poco después se aprueba una ley de asignación económica estatal al Clero pero que no era suficiente. Hasta la regencia de Espartero no se produce una asunción total de la responsabilidad estatal con respecto al mantenimiento de la Iglesia suspendiendo definitivamente el diezmo en 1841.

Los diezmos se distribuían por tercios en función de su destino, un tercio se dedicaba a la construcción de iglesias, otro a sufragar los gastos del personal eclesiástico y, el último, a cubrir las necesidades capitulares.

Desde 1978 la Iglesia recibe del Estado una dotación con cargo a los presupuestos generales del Estado. En 1988 se articuló una asignación tributaria para la Iglesia Católica, consistente en el 0,5239% del impuesto sobre la renta de las personas físicas. Sin embargo esta asignación nunca cubrió las necesidades de la Iglesia, por lo que se tuvo que instrumentar un complemento estatal con cargo a los presupuestos. Es importante señalar que a partir de la declaración de la renta de 2007  este porcentaje sube al 0,7% y desaparece el complemento estatal, lo que previsiblemente supondrá un incremento de 30 millones de euros

Adicionalmente a estas cantidades, la Iglesia recibe otras cantidades con cargo a los presupuestos generales del Estado:

Profesores de religión y otros cargos religiosos: el Estado aporta 517 millones de euros Conciertos educativos: 3.200 millones de euros.

Exención de impuestos: le supone un ahorro a la Iglesia de 750 millones de euros

Ayudas directas a la Iglesia para el sostenimiento de su patrimonio artístico e inmobiliario: Las administraciones públicas en 2005 gastaron 200 millones de euros para obras de conservación o reforma.

Desgravación de los donativos: las donaciones a la Iglesia Católica desgravan un 25% del IRPF (caso de personas físicas), y un 35% del Impuesto de sociedades (caso de personas jurídicas). Pero el Estado devuelve a los fieles, y por tanto aporta, el 25% (o el 35%) de esa cantidad. Esto supone 71 millones de euros

En 2007 y bajo presiones de la Unión Europea, Iglesia y Estado han pactado eliminar la exención del IVA de la Iglesia Católica en la adquisición de bienes inmuebles y la no sujección en la adquisición de objetos destinados a culto. No obstante, ya que los datos manejados en estos cálculos son de periódos anteriores a dicho acuerdo, consideramos esta ayuda.

Es importante señalar aquí que, siguiendo ese mismo criterio, no hemos sumado los 30 millones de euros que supondrá, previsiblemente, la subida de la asignación del 0,5239% al 0,7%.

Se mantiene la exención en la renta, el patrimonio, IBI, sucesiones, donaciones y transmisiones patrimoniales

¿POR QUÉ NO CUMPLÍS NO CUMPLÍS AQUELLO QUE PREDICAIS?

¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque diezmáis la menta, el eneldo y el comino, pero dejáis lo más importante de la ley: la justicia, la misericordia y la fe. Esto era necesario hacer, sin dejar de hacer aquello". (Evangelio según san Mateo 23.23)

No acumuléis tesoros en la tierra, donde la polilla y la herrumbre destruyen, y donde ladrones penetran y roban; sino acumulad tesoros en el cielo…”(Mateo 6: 19-21) 

¿Si esto sirve para los ciudadanos por qué no debe servir para la Iglesia?

 ¿ES QUE NO OS DAIS CUENTA QUE VUESTRAS IGLESIAS ESTÁN VACÍAS?

RECLAMAMOS QUE SEA EL ESTADO EL QUE GARANTICE UN BIENESTAR ACORDE CON LOS PRINCIPIOS UNIVERSALES RECOGIDOS EN LA CARTA DE DERECHOS HUMANOS, Y ES REPULSIVO RECLAMAR A LOS TRABAJADORES UN DIEZMO, ENCIMA CON ESTA TERMINOLOGÍA MEDIEVAL QUE NOS RETROTRAE A TIEMPOS INQUISITORIALES. ES VERGONZOSO RECONOCER QUE CON LA CRISIS QUE HAY MUCHAS FAMILIAS PASAN NECESIDAD Y NO RECLAMAR AL GOBIERNO UN CAMBIO DE RUMBO, Y SIN EMBARGO MOVILIZAIS MILES DE PERSONAS EN DEFENSA DE LA FAMILIA CATÓLICA, QUE SIENDO LÍCITO ES CAUSA MENOR, Y ES DEMENCIAL, INHUMANO, E  INJUSTO, QUE SOLO RECLAMEIS AL TRABAJADOR ESFUERZOS CUANDO SON LOS ÚNICOS QUE MANTIENEN A TANTO PARÁSITO.

Ya está bien, haced el favor de al menos no faltar el respeto, no hay tanta censura como la Iglesia deseara y declaraciones como la del Obispo de Cádiz ofenden a la inteligencia. Es muy cierto que la crisis económica está pasando una factura muy grave a muchas familias y ciudadanos de nuestro país, y el Estado debiera pensarse mucho lo que está haciendo pues está anteponiendo muchos intereses bastardos e instituciones caducas a las necesidades más básicas de las personas. 

 

 

 

 


Publicado por tuasesor @ 1:22  | Art?culos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios