Martes, 27 de marzo de 2012
Más de 5.700 trabajadores vascos estuvieron expuestos al amianto en las 244 empresas que lo utilizaron hasta su prohibición en 2001
 
 
El País Vasco concentra el 80% de los casos de cáncer derivado de enfermedad profesional reconocidos en España en los dos primeros meses de este año, según los datos que baraja el Ministerio de Trabajo recogidos por el CEPROSS (Comunicación de enfermedades profesionales y Seguridad Social). Entre enero y febrero pasados se dieron por comprobados en este registro un total de cinco casos en todo el país, de los que cuatro se localizaron en Euskadi y el quinto en la Comunidad de Madrid. Todos ellos a consecuencia de la exposición laboral e inhalación continuada de amianto, cuyas fibras pueden provocar tanto asbestosis como cáncer de pulmón o de pleura.
En 2011 se reconocieron en España un total de 77 cánceres con origen en actividades profesionales, de los que 64 estaban relacionados con el trabajo con amianto -la gran mayoría en el País Vasco- y el resto con la exposición al cromo o a la sobreexposición a las radiaciones de los rayos X. En 2010, la incidencia del cáncer profesional en la comunidad autónoma triplicó la media española.
Cabe recordar que según la Asociación de Afectados por el Amianto de Euskadi esta sustancia ha causado ya la muerte de 159 personas en la comunidad autónoma, cifra que irá en aumento en los próximos años porque aún no se ha alcanzado el pico máximo de incidencia de la enfermedad, que tiene un periodo de latencia de entre 20 y 30 años, después de que este material se empleara de forma masiva sobre todo en los años 80 y hasta su prohibición en 2001 en la industria vasca.
Según el registro del Instituto Vasco de Seguridad y Salud Laborales (Osalan) alrededor de 5.700 trabajadores vascos estuvieron expuestos de forma directa al amianto, que 244 empresas empleaban habitualmente en toda la comunidad autónoma. De ellos, cerca de la mitad están ya jubilados.
Plan de vigilancia sanitaria
En opinión del responsable de Salud Laboral de CC OO-Euskadi, Jesús Uzkudun -que precisamente hoy comparece ante la ponencia del Parlamento vasco que estudia la creación de un fondo de compensación para los afectados-, «estas cifras muestran que la sensibilización y la sospecha sobre el origen del cáncer realizado por este sindicato está posibilitando romper el pacto de silencio y ocultación que ha imperado durante años».
En este sentido, Uzkudun realiza un llamamiento a los trabajadores y pensionistas que tuvieron contacto con esta sustancia «a solicitar en el sindicato su inclusión en el plan de vigilancia sanitaria post-ocupacional del amianto y posibilitar la detección precoz de las enfermedades profesionales».
Ayer mismo la central sindical informó de que la Seguridad Social de Gipuzkoa ha reconocido dos nuevas incapacidades absolutas por enfermedad profesional en las personas de dos pensionistas que trabajaron décadas atrás en contacto con el amianto en la Fundición de Victorio Luzuriaga de Usurbil y montando trenes en la compañía CAF de Beasain. Ambos están afectados por un hesotelioma o cáncer de pleura cuyo origen exclusivo es la exposición e inhalación de amianto .
CC OO-Euskadi ha constatado que ambos enfermos no estaban incluidos en el plan de vigilancia sanitaria post-ocupacional del amianto, los que hubiera posibilitado la detección precoz de su enfermedad.
 
 

Publicado por tuasesor @ 13:42  | NOTICIAS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios