Lunes, 28 de mayo de 2012

Tras su paso por el Congreso de los Diputados, la REFORMA LABORAL DE FEBRERO DE 2012 queda aprobada y ratificada, no es ninguna sorpresa que incluso haya sido empeorada en cuanto a los derechos laborales de los pocos trabajadores que siguen en activo. Como hemos llegado a tener una sociedad tan dormida, tan culturalmente aletargada, que aunque sepa perfectamente lo que son capaces de hacer los políticos de mierda que tenemos, no seamos capaces de dar un puñetazo en la mesa y no dejar que continúe esta ofensiva ultra-liberal de recortar todo tipo de prestación social.

La reforma laboral quedaría de la siguiente manera:

Jornada laboral. Hasta ahora, la empresa podía modificar el 5% de la jornada anual de los trabajadores. Este porcentaje se duplica debido a una enmienda pactada por PP, CiU y BNG que permite distribuir de forma irregular a lo largo del año el 10% de la jornada laboral. Esta nueva realidad puede llevar a la desaparición de las horas extra, ya que la empresa podrá distribuir el horario como mejor le parezca. El trabajador deberá conocer el cambio de horario con “un preaviso mínimo de cinco días”.

 Convenios colectivos. Se acabó la prorroga sine die de los derechos recogidos en convenio colectivo si no hay acuerdo entre empresa y sindicatos una vez finalizada la vigencia del mismo. A partir de ahora sólo se prorroga durante un año. La reforma laboral limitaba a dos años la prórroga de un convenio, pero Foro Asturias propuso una enmienda que reduce ese límite a la mitad y el PP la ha aceptado.

EREs.  Otra de las modificaciones introducidas en el Congreso permitirá que cuando un ERE sea pactado entre empresa y sindicatos y éstos últimos no lo recurran en 20 días, el empresario podrá poner una demanda para que el ERE se considere “ajustado a derecho”. De esta forma evita que pueda ser recurrido de forma individual por los trabajadores

Contratos. El conocido como contrato de emprendedores permite contratar a una persona con un año a prueba sin derecho a indemnización alguna por despido pues bien el Congreso ha establecido que este tipo de contratos sólo se podrá utilizar hasta que el paro baje del 15%. O sea durante muchos, muchos años. Se trata de aparentar así un carácter excepcional, para salvar la inconstitucionalidad del mismo. Las previsiones más optimistas del Gobierno calculan que el paro baje al 22,3% en 2015, total nada.

Absentismo. Se amplía el cómputo de faltas de forma que para que sean causa de despido deberán superar el 5% de las jornadas hábiles al año. Es decir, se necesitarán 12 o 13 días de ausencias al año para poder despedir a un trabajador cuando antes eran de 9 días. No se computarán como ausencias únicamente la falta por huelga legal, baja de maternidad, accidentes de trabajo o por tratamientos de enfermedad grave o cáncer, entre otras.

Causas del despido. Para motivar un despido objetivo por razones económicas, la empresa podrá alegar causas económicas cuando demuestre tres trimestres de pérdidas de ingresos o ventas ordinarias en comparación con el año anterior. Es decir el baremo será interanual y no bastará con tres trimestres consecutivos de pérdidas, como se establecía en el Real Decreto.

En definitiva supone un mayor recorte de derechos y mayor poder al empresario, pues si bien ciertas medidas podrían ser positivas para que un empresario se pudiera librar de un posible cierre de empresa, curiosamente los que están pidiendo estos recortes son las grandes empresas que a pesar de ser el tejido empresarial más pequeño son los que más presionan a los gobiernos de turno, curiosamente también ¡Qué gran casualidad! Son esas empresas las que acogen en sus comités de dirección y consejos de administración a políticos que han posibilitado su enriquecimiento con aprobación de leyes más beneficiosas y que se ven recompensados con estos puestos, que suponen una retirada gloriosa y asquerosamente adinerada. Ahí podemos ver en las grandes empresas y multinacionales de este país a ministros y otra caterva de politiquillos que han preferido beneficiar a cuatro mangantes que ayudar a que sus ciudadanos disfruten de una vida más llevadera como era su obligación. Pues así se lo ordena nuestra Constitución y todos los Pactos Internacionales que tan descaradamente violan e incumplen. A veces la Historia es justa con sus gobernantes y les premia con el reconocimiento merecido, en otras etapas históricas han sometido y humillado al pueblo y en otras simplemente el pueblo ha ejecutado a los emperadores que por mandato divino se han burlado del mismo, ahora tenemos no a uno sino a 350 emperadores, auténticos dictadores que actúan en nombre y representación de su bolsillo, pero desgraciadamente a esta forma de gobernar se le llama democracia a la que nadie puede atacar pues está bendecida por su religión oficial: el capitalismo, y que nadie ose a atacarla pues cometerá un grave delito pues es el pueblo dirán, quién quiere verse así representado. Ahora pienso por ejemplo en la ejecución del emperador romano Galba, con su cabeza ensartada en una estaca y la verdad es que no me impresiona ni me sorprende, al igual que ya no nos sorprende nada a nadie, ni siquiera que la Sanidad se vea privatizada, la educación prostituida o los trabajadores violados… ¿Cual será el destino de los políticos de nuestra era?


Publicado por tuasesor @ 22:03  | Art?culos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios