Mi?rcoles, 14 de noviembre de 2012

Es bastante frecuente el trabajo que se desarrolla en el interior de un edificio, delante de pantallas de visualización e interactuando con otros compañeros, desgraciadamente la mayoría de estos lugares de trabajo no cumplen con los mínimos necesarios que la propia Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo reclama;

la planificación profesional de oficinas engloba: a)adquirir un equipo e instalaciones más silenciosas; b)obtener niveles bajos de ruido de fondo;c)una distribución de la sala acústicamente favorable, d)una mayor distancia entre los puestos de trabajo e)el uso de pantallas acústicas adecuadas en oficinas abiertas.

En las propias palabras de la Agencia: "Conforme el trabajo se vuelve cada vez más exigente, especialmente en lo que respecta a los requisitos mentales para el trabajador, se han de conseguir inmisiones de sonido menores."

Además en el trabajo de oficinas lo más importante no es la propia presión sonora, es decir que los decibelios a soportar no van a ser comparables a las que pudieran soportar los operarios en máquinas de exteriores, no les vana a provocar lesiones auditivas, pero sí debe ser estudiado desde el punto de vista de la propia estructura de ese ruido que puede acarrear una fuente de estres importante...

Una oficina silenciosa con niveles de presión sonora de fondo entre 20 y 30 dB(A) es el entorno de trabajo ideal para tareas con altas exigencias mentales. La norma EN ISO 11690 recomienda unos niveles de calidad para los lugares de trabajo en oficinas asumiendo que las personas en cuestión están preparadas para trabajar y no están produciendo ruido ellos mismos con tareas o conversaciones.

Se ha demostrado que con una disminución de los niveles de dB , por debajo de los 45dB, se mejora la productividad del empleado, disminuye el estres y por tanto el gasto sanitario, si presumimos, que es mucho presumir, que el local está bien aislado de fuentes de ruido externas, como el tráfico etc...dentro de las fuentes de ruido internas destacan : las propias conversaciones de los demás, que no debieramos poder entender desde  nuestro puesto de trabajo, teléfonos, ventiladores de ordenadores, faxes, fotocopiadoras...

La Agencia Europea determina el ruido que cada aparato de oficina emite por termino medio y cuales deben ser las requeridas para estos equipos, y establece las condiciones que la sala u oficina debe poseer, como por ejemplo un techo capaz de absorber el sonido, con falsos techos con un coeficiente de absorción determinado, con moquetas o alfombras que reducen el nivel sonoro y amortiguan mejor el ruido, divisiones en la sala ,pantallas acústicas adecuadas...y lógicamente el número de trabajadores por metro cuadrado.

Sería deseable que las empresas se concienzaran en diseñar los locales u oficinas para que los trabajadores sean no sólo lo más productivos y con menos errores sino que no soporten un alto nivel de estres que puede desembocar en una ausencia totalmente imaginable y perfectamente evitable si hay voluntad desde la empresa, merece la pena invertir en seguridad ,pues todos los estudios concluyen que a la larga son económicamente rentables, tienen más y mejor trabajado desempeñado por hora trabajada, trabajadores más felices y menos estresados y por ende más sanos...en fín que sería deseable mejorar en este aspecto aunque en los tiempos que corren poner el énfasis en estas mejoras es anecdótico cuando cientos de trabajadores se ven despedidos gracias a las medidas del gobierno.


Publicado por tuasesor @ 22:29  | Art?culos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios