Martes, 18 de diciembre de 2012

Recientemente hemos leído en prensa una noticia relacionada con una indemnización otorgada a una funcionaria que se lesionó en un viaje de trabajo mientras realizaba prácticas sexuales, pero claro si leemos el artículo veremos que ha sucedido en Australia, aquí en España no hubiera sido posible, salvo que algún juez interpretara la ley de modo incorrecto.

En nuestro país la legislación al respecto es muy clara:

La legislacion determina que un accidente de trabajo es toda lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta ajena (art. 115 LGSS).

Por lo tanto, para que un accidentes tenga esta consideración es necesario que:

  1. Que el trabajador/a sufra una lesión corporal. Entendiendo por lesión todo daño o detrimento corporal causado por una herida, golpe o enfermedad. Se asimilan a la lesión corporal las secuelas o enfermedades psíquicas o psicológicas.
     
  2. Que ejecute una labor por cuenta ajena (los autónomos, empleadas de hogar, no están incluidos).
     
  3. Que el accidente sea con ocasión o por consecuencia del trabajo, es decir, que exista una relación de causalidad directa entre trabajo - lesión.

La lesión no constituye, por sí sola, accidente de trabajo.

Se entenderá como accidente de trabajo, aquel que haya ocurrido durante la realización de las tareas encomendadas por el empresario, o realizadas de forma espontánea por el trabajador/a en interés del buen funcionamiento de la empresa, (aunque éstas sean distintas a las de su categoría profesional) (Art. 115.2c LGSS).

Las lesiones sufridas durante el tiempo y en el lugar de trabajo se consideran, salvo prueba en contrario, accidentes de trabajo (Art. 115.3 LGSS).

Si quieren leer una de las noticias que mencionaban el caso australiano: http://www.abc.es/internacional/20121217/rc-indemnizan-funcionaria-tras-lesionarse-201212170242.html


Publicado por tuasesor @ 9:26  | Art?culos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios