Mi?rcoles, 24 de julio de 2013

La Audiencia Nacional ha emitido una sentencia en la que se acepta una denuncia por la que solicita la prórroga de un Convenio que contemplaba la ultraactividad, a pesar de la reforma laboral. El Convenio objeto de denuncia contiene una cláusula que garantiza la prórroga indefinida del mismo hasta que no se firmara uno nuevo: “Denunciado el convenio, y finalizado el periodo de vigencia restante o el de cualquiera de sus prórrogas, permanecerán vigentes las cláusulas normativas del convenio hasta tanto no se produzca la entrada en vigor del convenio que haya de sustituir al presente”.

En palabras de la Ponente de la sentencia Carolina San Martín: “En tanto no se produzca la entrada en vigor del nuevo convenio colectivo que haya de sustituir, el contenido normativo permanece vigente”.

 

El fallo tercia en un debate que se abrió con la reforma laboral: ¿qué sucede con los convenios pactados antes de la nueva norma en los que se recogía expresamente la prórroga indefinida?; ¿se les acaba también el plazo pasado el año? La sentencia advierte de que la propia reforma pone por encima lo pactado por empresarios y trabajadores. “Otorga primacía a la automía colectiva”, explica, ya que “no establece disposición de carácter imperativo” que dicte la superioridad de la ley sobre el acuerdo. Y zanja: “Las dudas que inicialmente se tuvieran sobre la validez de los pactos previos se disipan, puesto que no se sostiene que el legislador haya siquiera insinuado que perdieran valor”.

No obstante, también avisa de que hay que estudiar “siempre la concreta fórmula utilizada por los negociadores en su cláusula [...] en orden de apreciar cuál fue, realmente, su voluntad”. Dicho de otra forma, este criterio no sirve para todos los convenios que contemplen la prórroga indefinida (poco más de un tercio del total, según UGT), ya que puede haber algunos en que la redacción se limitara a trasladar, “sin más”, la legislación vigente hasta 2012.

La Audiencia Nacional da la razón al SEPLA (el sindicato de pilotos) en la demanda presentada contra Air Nostrum, filial de Iberia.El convenio que en 2003 firmaron los pilotos y la compañía contiene una cláusula que garantiza la prórroga indefinida del mismo hasta que no se firmara uno nuevo

Breve Resumen de la Sentencia :Pretendiéndose que se declare la vigencia ultraactiva del convenio hasta su sustitución por otro, dado que así se dispone en el mismo, se estima la demanda, pues la redacción del art. 86.3 ET introducida por la Ley 3/2012 establece la ultraactividad limitada a un año solo en defecto de pacto en contrario, sin introducir precisión alguna respecto del momento en que tal pacto haya de suscribirse.

Texto íntegro de la Sentencia:  SENTENCIA Nº: 0149/2013

http://estaticos.elmundo.es/documentos/2013/07/24/convenios_colectivos.pdf

No obstante lo positivo de esta sentencia, debemos desconfiar de su real aplicación, ya que es recurrible ante el TS, , y viendo cómo está ultimamente el panorama judicial, desgraciadamente sentenciarán a favor de los empresarios y de la reforma laboral con la que el Gobierno les favoreció. 


Publicado por tuasesor @ 23:12  | Art?culos
Comentarios (0)  | Enviar
Mi?rcoles, 03 de julio de 2013

A raíz de la reforma laboral aprobada por nuestro Gobierno Liberal del PP, el próximo 7 de Julio 2013, miles de trabajadores se van a quedar desamparados ya que el plazo máximo de ultraactividad de los convenios colectivos, desde su denuncia, se reduce a un año, (reforma de Julio 2012) desde los dos años iniciales previstos en el Real Decreto-Ley 3/2012, salvo pacto en contrario.

Si el convenio de empresa desaparece llegado ese día los trabajadores quedarían cubiertos por el convenio sectorial. Pero, si éste tampoco existe, entonces los trabajadores de la empresa sólo quedarían cubiertos por los derechos básicos del Estatuto de los Trabajadores, Lo mismo ocurrirá con los trabajadores de un convenio provincial que no tengan uno sectorial autonómico o nacional. Pero todos aquellos derechos añadidos obtenidos tras largas negociaciones desaparecerían….

Reforma relativa a la Negociación Colectiva:  Decreto ley 3/12

La reforma se carga la ultraactividad del Convenio Colectivo, de tal modo que una vez denunciado el Convenio, permanece en vigor el contenido normativo hasta que se llegue a un acuerdo. Ahora si en dos años no se llegara a un acuerdo o se aceptara el aludo de un árbitro el Convenio pierde su vigencia y se aplicará el Convenio Colectivo de ámbito Superior.

El artículo 86 ET relativo a la vigencia de los convenios queda redactado así:

La vigencia de un convenio colectivo, una vez denunciado y concluida la duración pactada, se producirá en los términos que se hubiesen establecido en el propio convenio.

Durante las negociaciones para la renovación de un convenio colectivo, en defecto de pacto, se mantendrá su vigencia, si bien las cláusulas convencionales por las que se hubiera renunciado a la huelga durante la vigencia de un convenio decaerán a partir de su denuncia. Las partes podrán adoptar acuerdos parciales para la modificación de alguno o algunos de sus contenidos prorrogados con el fin de adaptarlos a las condiciones en las que, tras la terminación de la vigencia pactada, se desarrolle la actividad en el sector o en la empresa. Estos acuerdos tendrán la vigencia que las partes determinen.

Mediante los acuerdos interprofesionales de ámbito estatal o autonómico, previstos en el artículo 83, se deberán establecer procedimientos de aplicación general y directa para solventar de manera efectiva las discrepancias existentes tras el transcurso del procedimiento de negociación sin alcanzarse un acuerdo, incluido el compromiso previo de someter las discrepancias a un arbitraje, en cuyo caso el laudo arbitral tendrá la misma eficacia jurídica que los convenios colectivos y sólo será recurrible conforme al procedimiento y en base a los motivos establecidos en el artículo 91. Dichos acuerdos interprofesionales deberán especificar los criterios y procedimientos de desarrollo del arbitraje, expresando en particular para el caso de imposibilidad de acuerdo en el seno de la comisión negociadora el carácter obligatorio o voluntario del sometimiento al procedimiento arbitral por las partes; en defecto de pacto específico sobre el carácter obligatorio o voluntario del sometimiento al procedimiento arbitral, se entenderá que el arbitraje tiene carácter obligatorio.

Transcurridos dos años desde la denuncia del convenio colectivo sin que se haya acordado un nuevo convenio o dictado un laudo arbitral, aquél perderá, salvo pacto en contrario, vigencia y se aplicará, si lo hubiere, el convenio colectivo de ámbito superior que fuera de aplicación.»

 

 

 

 


Publicado por tuasesor @ 16:54  | Art?culos
Comentarios (0)  | Enviar