Mi?rcoles, 19 de febrero de 2014

Hoy en día sólo a través de alguna que otra, más bien pocas, sentencias judiciales podemos mantener un pequeño resquicio de confianza en el sistema. Ahora lo llaman desafección de los ciudadanos hacia las Instituciones, según la propia Real Academia de la Lengua la desafección significa MALA VOLUNTAD, es decir que los gobernantes, los políticos, los corruptos que realmente son los que tienen mala voluntad responsabilizan al ciudadano de no sentirse representados por su propia mala voluntad...

Pues bien una sentencia de 18 de diciembre de 2013 de la Audiencia Nacional acaba de publicarse ayudando a quienes aún creemos que el Sistema tiene unas bases sólidas que los políticos mediatizados por intereses bastardos están echando a perder.

Esta Sentencia establece que LOS INSPECTORES MÉDICOS NO PUEDEN COBRAR COMO INCENTIVO el que emitan un porcentaje determinado de altas en los procedimientos de gestión las Incapacidades Temporales (I.T).Una resolución de la Secretaría de Estado de la Seguridad Social establecía que el 4% de la productividad de los inspectores del INSS vendrían dados por alcanzar al menos un 15 por ciento de altas sobre el total de bajas por incapacidad temporal, dicha resolución fue recurrida mediante Contencioso Administrativo en el Juzgado Central Nº5 por el sindicato CIG gallego, la cual vino a dar la razón a los planteamientos sindicales. Dicha sentencia a su vez fue recurrida por EL MINISTERIO DE EMPLEO Y SS Y EL INSTITUTO DE LA SEGURIDAD SOCIAL, es decir por intereses políticos, viendo como la AUDIENCIA NACIONAL venía a ratificar la sentencia del Contencioso administrativo.

En palabras de la propia AN : "Una cosa es que se fije como objetivo para realizar la valoración de la productividad que [el inspector] revise un número de terminado de situaciones de incapacidad temporal y se haga la correspondiente propuesta [de alta, baja o lo que corresponda] y otra que el objetivo consista en que esas propuestas tengan un contenido concreto [de porcentaje altas] determinado previamente por la Administración". Dicho de otro modo, se puede premiar el volumen de actividad del inspector, pero no el resultado de su actividad, que está condicionada por el estado de salud.

El presidente de la Coordinadora Estatal de Médicos Evaluadores, José Luis San Martín, ha celebrado la sentencia porque desde su asociación llevan "años denunciando que no pueden aplicarse esta clase de objetivos que no van destinados a mejorar la eficiencia o el rendimiento, sino a condicionar nuestra labor. Y pese a las denuncias, de nuevo en 2014 se nos han vuelto a poner estos objetivos. Hace tan sólo unos días nos han comunicado que, probablemente a raíz de esta sentencia, se modificarían algunos objetivos pero aún no sabemos cuáles".

Para leer la sentencia que deroga la resolución de la Seguridad Social se puede ir al buscador de Jurisprudencia CENDOJ y buscar el recurso 118/2013.








Publicado por tuasesor @ 2:37  | Art?culos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios