Mi?rcoles, 21 de mayo de 2014

La Dirección Provincial del INSS de Bizkaia ha considerado que la agresión sufrida por un trabajador (guarda de seguridad) por su jefe y que desencadenó una baja laboral con un cuadro de ansiedad debe tramitarse como si de un accidente laboral se tratara y hace responsable a la mutua de Trabajo del pago de las prestaciones económicas correspondientes.

El INSS consideró que el cuadro de estrés traumático y ansioso depresivo puede considerarse derivado del altercado sufrido y susceptible de ser tratado como  accidente de trabajo, instando a la mutua a realizar el abono correspondiente de las prestaciones económicas derivadas. Prestaciones que podemos considerar derivadas de riesgos Psicosociales que no podemos obviar y que se suceden más a menudo de lo que quisieramos.


Publicado por tuasesor @ 21:28  | Jurisprudencia
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios