Martes, 03 de junio de 2014

En una reciente sentencia del TSJ de Cataluña se acaba de declarar la nulidad de un articulo que establecía una categoria o grupo salarial diferenciado a efectos de cobro para aquellos que tuvieran menos de 35 años, concretamente ganando 176 euros menos que la categoría inmediatamente superior. 

Este Convenio afecta al sector de las colectividades (en su mayor parte atención a comedores), sector ya de por sí bastante precarizado y cuya firma de convenio por parte de la patronal Acerca y UGT,  lejos de mejorar las condiciones de los trabajadores y trabajadoras, empeora las condiciones de todos ellos, pero de forma especialmente intensa con los jóvenes que, con la excusa de la crisis, establecía la edad como barrera precarizadora. 

La Federación de Comercio, Hostelería y Turismo (FECOHT) de CC.OO. de Cataluña no firmó este convenio -que afecta mayoritariamente a trabajadores de empresas de servicios a comedores- por considerarlo discriminatorio y presentó un recurso al TSJC.

Ser joven ni es delito ni motivo de discriminación, la propia Constitución y todo el entramado reglamentario que lo desarrolla impide que esto pueda ser recogido por Convenio y lo que verdaramente escandaliza es que un sindicato (UGT) se preste a la firma de un articulado que va en contra de la propia esencia democrática que impide discriminar a un colectivo por el mero hecho de la edad.

Menos mal que una vez más la Judicatura como parte institucional del Estado vela por los intereses que marcan las leyes y no por intereses particulares o deudores de corruptelas que hoy día afloran sin verguenza.


Publicado por tuasesor @ 18:52  | Jurisprudencia
Comentarios (0)  | Enviar