Viernes, 16 de diciembre de 2016

Nº Recurso: 318/2015

ID Cendoj: 28079140012016100648

Según sentencia de Julio de 2016 de la Sala de lo Social del TS, se ratifica despido disciplinario de una trabajadora en base a cámaras de video-vigilancia instaladas por la empresa sin conocimiento de la trabajadora ni de sus representantes legales. La empresa en base a unas más que fundadas sospechas de la comisión de irregularidades por parte de la trabajadora decide poner dichas cámaras por un pequeño espacio de tiempo.

La trabajadora presenta como sentencia de contraste el de otra trabajadora que fue despedida en un supermercado en el que la empresa colocó cámaras para controlar posibles hurtos de los clientes no habiendo tampoco comunicado nada a trabajadores ni representantes, en este caso el TS no admitió el despido en base a la denegación de la prueba videográfica por ilegítima y vulneradora del art.18 CE , se instalaron para controlar los posibles hurtos de la clientela y se utilizó para el despido de una trabajadora que desconocía su existencia.

La Sala aprecia diferencias entre ambos casos habida cuenta que en el caso de autos la empresa tenía fundadas sospechas de la comisión de irregularidades por parte de la trabajadora y eso lo lleva a la instalación de cámaras durante un pequeño período de tiempo, se valoran por parte de la sala que justifican la adopción de la medida por calificarla como adecuada, proporcionada y necesaria y conforme a los parámetros exigidos por la doctrina constitucional.

En definitiva : “NO HAY UNA ÚNICA DOCTRINA SOBRE LA LICITUD DE LA GRABACIÓN POR LA EMPRESA DE COMPORTAMIENTOS IRREGULARES DE SUS TRABAJADORES A TRAVÉS DE CÁMARAS INSTALADAS SIN CONOCIMIENTO Y CONSENTIMIENTO DE LOS MISMOS, SINO QUE SU VALIDEZ DEPENDE DE LAS CIRCUNSTANCIAS DE CADA CONCRETO SUPUESTO”



Publicado por tuasesor @ 0:11  | Jurisprudencia
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios