S?bado, 23 de diciembre de 2017

El pasado mes de Noviembre recayó sentencia en el Tribunal Superior de Justicia de Galicia mediante la que se ha aceptado el informe de una jefa que conociendo perfectamente los riesgos a los que está expuesta la trabajadora determina que existen riesgos suficientes para la lactancia natural. La empresa no tiene realizada la evaluación de riesgos , lo cual supone vulneración de la legislación europea y española: (Directiva 92/85/CEE y en el artículo 26.1 de la LPRL) y expresa su rechazo a la suspensión de contrato que supone el riesgo.

El TSJ de galicia acepta el minucioso informe de la jefa de la trabajadora y acepta la suspensión por los riesgos que conllevan sus labores diarias, la empresa ni siquiera ha propuesto una adaptación del puesto o el cambio temporal a otras tareas...se ha limitado a presentar un escueto informe en el que se dice que no existe riesgo para la trabajadora.

El objeto de esta prestación por riesgo, trata de cubrir la pérdida de rentas que se produce, durante el período de suspensión del contrato por riesgo durante la lactancia natural, en los casos en que debiendo la trabajadora cambiar de puesto de trabajo o de actividad por otro compatible con su situación, dicho cambio no resulte técnica u objetivamente posible o no pueda razonablemente exigirse por motivos justificados. El contenido de la prestación sería un subsidio equivalente al 100% de la base reguladora  correspondiente, que será la establecida para la prestación de IT  derivada de contingencias profesionales.

Tendrán derecho a la prestación las trabajadoras por cuenta ajena o cuenta propia incluidas en cualquier Régimen de la Seguridad Social, en situación de suspensión del contrato de trabajo o de interrupción de su actividad profesional por riesgo durante la lactancia natural, que cumplan los requisitos exigidos:

  1. -Estar afiliadas y en alta.
  2. -Estar al corriente en el pago de las cuotas, en el caso de trabajadoras responsables de la cotización.

Se abonará durante el tiempo necesario para la protección de la salud de la trabajadora y/o del hijo y finalizará:

Trabajadoras por cuenta ajena:

  1. Por cumplimiento de los 9 meses del hijo.
  2. Por reincorporación al puesto de trabajo anterior o a otro compatible con su estado.
  3. Por extinción del contrato de trabajo por causas legales.
  4. Por interrupción de la lactancia natural.
  5. Por fallecimiento.

Trabajadoras por cuenta propia:

  1. Por cumplimiento de los 9 meses del hijo.
  2. Por incorporarse a su actividad profesional.
  3. Por causar baja en el Régimen Especial de la Seguridad Social.
  4. Por fallecimiento.

La gestión y el pago de la prestación corresponde a la Dirección provincial de la Entidad gestora (INSS o ISM ), en la que tenga su domicilio la interesada, o a la Mutua Colaboradora con la Seguridad Social , en función de la Entidad que cubra los riesgos profesionales.

La Entidad Gestora admitió y procedió totalmente a la estimación de la demanda y ni siquiera hizo averiguaciones sobre la empresa y ésta tampoco hizo nada para alterar la administración de su plantilla para adecuar sus labores para evitar riesgos en la lactancia natural de la trabajadora.

Para ver el texto integro de la sentencia: (STSJ de Galicia, Sala de lo Social, de 8 de noviembre de 2017, rec. núm. 1052/2014)



Publicado por tuasesor @ 11:57  | Jurisprudencia
Comentarios (0)  | Enviar
Lunes, 04 de diciembre de 2017

Ultimamamente es frecuente leer noticias y conocer de primera mano situaciones de trabajadores que han sido objeto de despido, como consecuencia de insultar o realizar duras críticas a su propia empresa.

Dichas declaraciones suelen ser realizadas en medios de difusión pública cuya repercusión conlleva perjuicios notables a la empresa con la que se mantiene una relación laboral.

Dicha difusión suele ser realizada principalmente , por medios de comunicación (periódicos-revistas...) y redes sociales (facebook-twitter-blogs..) conllevando un notable menoscabo a la imagen publica de una empresa, en ocasiones dicho menoscabo a la imagen podría suponer la propia quiebra de la empresa.

Lo habitual en estos casos es el DESPIDO DISCIPLINARIO de este trabajador que ha confundido su derecho a la libertad de expresión con los propios límites que este derecho lleva aparejado.

Libertad de expresión:

Consitución Española artículo 20.1a) :

1. Se reconocen y protegen los derechos:  

a) A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción.

CARTA DE DERECHOS FUNDAMENTALES DE LA UNION EUROPEA:

1.-Toda persona tiene derecho a la libertad de expresión. Este derecho comprende la libertad de opinión y la libertad de recibir o de comunicar informaciones o ideas sin que pueda haber injerencia de autoridades pœblicas y sin consideración de fronteras. 


Teniendo en cuenta el derecho a la libertad de expresión no son pocas las sentencias de despido disciplinario que son recurridas y que han hecho posicionarse al más alto tribunal en materia de interpretación constitucional; el TRIBUNAL CONSTITUCIONAL en un caso concreto: 

"...considera que las manifestaciones vertidas por el trabajador (calificativos ofensivos para con los directivos del ente definiéndolos como “sanguijuelas”) eran ofensivos e insultantes y, en consecuencia, estas manifestaciones estaban excluidas del ámbito de la protección del derecho a la libertad de expresión garantizado en el artículo 20 de la CE, ya que este no protege el insulto.

“....la celebración de un contrato de trabajo no implica en modo alguno la privación para el trabajador de los derechos que la CE reconoce entre los que se encuentran el derecho a difundir libremente pensamientos, ideas, opiniones, aunque eso no significara que el ejercicio del derecho a la libertad de expresión no estuviera sometido a los límites derivados de la propia relación laboral. Estos apelativos, que en otro contexto serían legítimos, no lo son necesariamente en el marco de dicha relación”. 

Cuando se injuria,ofende o menoscaba la imagen de una empresa o sus dirigentes de manera gratuita y con grave repercusión para ésta, independientemente del marco utilizado (facebook-blogs-twitter...) y al margen de la buena fe contractual que en otras ocasiones reclamamos al empresario, no podemos contraponer el derecho a la libertad de expresión, habrá que estar a cada caso concreto y sus especificidades pero por norma general el insulto no está amparado por la libertad de expresión.


Publicado por tuasesor @ 11:49  | Art?culos
Comentarios (0)  | Enviar