Viernes, 18 de febrero de 2005

LOS DEBIDOS A FUERZA MAYOR EXTRAÑA AL TRABAJO:
Que sean de tal naturaleza que no guarde ninguna relación con
el trabajo que se ejecutaba al suceder el accidente, no son
fuerza mayor el rayo, la insolación y otros fenómenos análogos
de la naturaleza

LOS DEBIDOS A DOLO O IMPRUDENCIA TEMERARIA DEL TRABAJADOR
ACCIDENTADO.


Dolo, producción consciente del accidentado con la finalidad de
obtener prestaciones.

LA IMPRUDENCIA TEMERARIA:
Debe ser grave y supone la asunción de un peligro previsible
por la mayoría de las personas.


Publicado por tuasesor @ 15:24
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios