S?bado, 03 de marzo de 2012

El artículo 115.2 e) de la Ley General de la Seguridad Social

Artículo 115. Concepto del accidente de trabajo.

1. Se entiende por accidente de trabajo toda lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta ajena.

2. Tendrán la consideración de accidentes de trabajo:

  1.        Los que sufra el trabajador al ir o al volver del lugar de trabajo.
  2.        Los que sufra el trabajador con ocasión o como consecuencia del desempeño de cargos electivos de carácter sindical, así como los ocurridos al ir o al     volver del lugar en que se ejerciten las funciones propias de dichos cargos.
  3.       Los ocurridos con ocasión o por consecuencia de las tareas que, aun siendo distintas a las de su categoría profesional, ejecute el trabajador en cumplimiento de las órdenes del empresario o espontáneamente en interés del buen funcionamiento de la empresa.
  4.       Los acaecidos en actos de salvamento y en otros de naturaleza análoga, cuando unos y otros tengan conexión con el trabajo.
  5.       Las enfermedades, no incluidas en el artículo siguiente, que contraiga el trabajador con motivo de la realización de su trabajo, siempre que se pruebe que la enfermedad tuvo por causa exclusiva la ejecución del mismo.
  6.         Las enfermedades o defectos, padecidos con anterioridad por el trabajador, que se agraven como consecuencia de la lesión constitutiva del accidente.
  7.        Las consecuencias del accidente que resulten modificadas en su naturaleza, duración, gravedad o terminación, por enfermedades intercurrentes, que constituyan complicaciones derivadas del proceso patológico determinado por el accidente mismo o tengan su origen en afecciones adquiridas en el nuevo medio en que se haya situado el paciente para su curación.

La jurisprudencia del Tribunal Supremo establece como factor determinante para la calificación del suicidio como accidente laboral la relación de causalidad entre el trabajo y la conducta de suicidio. El suicidio puede considerarse como accidente de trabajo, cuando queda probado que la situación emocional determinante de esta decisión se encuentra directamente relacionada con las condiciones laborales del trabajador fruto de la angustia y tensión que su vida laboral le produce.

Puede suceder que el suicidio no tenga lugar en el centro de Trabajo y ser considerado como tal si se cumplen los requisitos del Art.115.2 LGSS, esto es demostrar que por ejemplo la situación de estrés o trastorno desencadenante del suicidio tiene origen o fundamento  “laboral”.

Otro suicidio aparecido en prensa y reconocido como accidente de trabajo tuvo lugar en Japón www.elpais.com:

http://www.que.es/archivos/201103/3742471w-640x640x80.jpg

Un tribunal japonés ha condenado a Mazda a indemnizar con 63 millones de yenes (560.000 euros) a los padres de un empleado que se suicidó  tras entrar en una depresión por exceso de trabajo. El juez entiende que Mazda debería haber velado por la salud de su empleado, que no recibió apoyo de sus superiores cuando tuvo que ampliar la jornada laboral por problemas en los negocios con los clientes.  Según la sentencia, el empleado entró en depresión en noviembre de 2006 y acabó suicidándose en abril de 2007, a los 25 años de edad, tras acumular un sinfín de horas extra en su jornada laboral. Según el juez la empresa actuó con negligencia al no velar por la salud física y mental de su trabajador: ”El trabajo que estaba haciendo inmediatamente antes del suicidio era excesivo, tanto desde el punto de vista de la calidad como de la cantidad, por lo que el suicidio es atribuible al trabajo”.

Otras:

Sentencia del Juzgado de lo Social nº 11 de Madrid, de 14 de Noviembre de 2005: Suicidio reconocido como accidente de trabajo.

https://derecho-laboral.blogcindario.com/2005/04/00265-una-sentencia-reconoce-como-accidente-de-trabajo-el-suicidio-de-una-doctora.html

 


Publicado por tuasesor @ 20:54  | Art?culos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios